Por: Manuel Avendaño Arce.   30 marzo
El Gobierno pretende obtener información por medio de este registro para identificar quiénes son los accionistas y beneficiarios finales de las participaciones de una empresa en el país. Fotografía: Shutterstock.
El Gobierno pretende obtener información por medio de este registro para identificar quiénes son los accionistas y beneficiarios finales de las participaciones de una empresa en el país. Fotografía: Shutterstock.

Las 288.170 empresas que deben presentar la declaración anual del registro de accionistas tendrán más tiempo para cumplir con este trámite. El Ministerio de Hacienda anunció, este lunes, que el plazo se trasladó de abril a setiembre a partir de este año.

Las personas jurídicas empezaron a depositar la información de sus accionistas en el Registro de Transparencia y Beneficiarios Finales a partir de setiembre del 2019 y el periodo concluyó en enero de este año.

Hacienda determinó inicialmente que cada año las empresas debían presentar su declaración con los datos y sus respectivas actualizaciones a más tardar, el último día hábil de abril.

Sin embargo, una nueva resolución emitida por la Dirección General de Tributación (DGT) trasladó ese periodo hasta setiembre, quiere decir que a partir del 2020 las empresas obligadas tendrán más tiempo para cumplir con el requerimiento.

Priscilla Zamora, directora general de Tributación, explicó que la medida busca brindar seguridad jurídica a las empresas y facilitar el proceso de declaración mediante la carga automática en el sistema. Eso sí, el trámite solo se podrá efectuar entre el 1.° y el 30 de setiembre, el sistema en línea no permitirá adelantarlo.

La plataforma, que se gestiona en la página web www.centraldirecto.fi.cr, habilitó un mecanismo que carga los datos presentados en el periodo previo (entre setiembre del 2019 y enero del 2020) de manera automática, por lo que las personas jurídicas solo deben modificar la información nueva, firmarla digitalmente y enviarla.

De acuerdo con Zamora, a partir de este año se aplicará el sistema de carga automática para simplificar el proceso de trámite.

La extensión del plazo aplica también para todas las empresas que se inscriban y reciban su número de cédula jurídica entre el 1.° de enero y el 31 de agosto del 2020. En estos casos deberán completar su primera declaración del registro de accionistas en setiembre y no dentro de los 20 días hábiles posteriores a su inscripción en el Registro Nacional.

El ajuste se publicó este lunes en el diario oficial La Gaceta bajo la resolución DGT-ICD-R-06-2020.

Incumplimientos y multas

Hacienda reportó que 81.000 empresas todavía no depositaron sus datos en el registro de accionistas para el periodo 2019. El plazo para presentar la declaración sin multas vence este martes 31 de marzo.

Las personas jurídicas que se atrasen y cumplan con el requisito en abril de este año tendrán una sanción del 50% y, quienes lo hagan a partir de mayo, se exponen a recibir la multa completa que oscila entre ¢1,35 millones y ¢43,1 millones.

Los sancionados tampoco podrán pedirle al Registro Nacional que les emita certificaciones de personería jurídica y tendrán impedimento para inscribir documentos.

El registro de accionistas fue creado por la Ley para Mejorar la Lucha contra el Fraude Fiscal (9.416), que rige desde el 30 de diciembre del 2016.

Su objetivo es obtener información que le permita a las autoridades del Ministerio de Hacienda y el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) identificar quiénes son los accionistas y beneficiarios finales de las participaciones en una empresa.

Los resultados ayudarán a detectar posibles estructuras para evadir el pago de impuestos y eventuales casos de legitimación de dinero proveniente de actividades ilícitas como el narcotráfico.

El sistema elaborado por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) procesa la información suministrada por los representantes de las personería jurídicas de manera automática. El software combina las declaraciones y calcula los datos de las participaciones y beneficiarios finales de cada sociedad.