Por: Manuel Avendaño Arce.   5 marzo, 2018

La Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), sabía que los bancos del Estado dieron préstamos a la Corporación Yanber sin pedir las garantías necesarias para asegurar los créditos.

Así lo reveló Javier Cascante, exsuperintendente general de Entidades Financieras, durante una comparecencia ante los diputados de la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios, la mañana de este lunes.

Tras una seguidilla de preguntas de Rafael Ortiz, diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Cascante aseguró que en la Sugef sabían que los tres bancos del Estado dieron los créditos sin pedir las garantías, por lo cual se les solicitó hacer estimaciones y provisiones para respaldar esos préstamos.

"Esos créditos cuando no tienen garantía, tienen que tener una estimación, precisamente para que el balance los refleje en caso de que el riesgo de no pago se materialice", aseguró el exjerarca de la Sugef.

La fábrica de plásticos Yanber tenía deudas por $65 millones con 50 acreedores. Del total de pasivos, $56 millones correspondían a créditos bancarios con entidades públicas y privadas.

La empresa obtuvo $37 millones en créditos bancarios (de los $56 millones adeudados al sistema financiero), tan solo siete meses antes de solicitar un convenio preventivo de acreedores para renegociar sus deudas y evitar la quiebra.

Patricia Mora, diputada del Frente Amplio, consultó a Cascante sobre las acciones que tomaron en la Sugef cuando trascendió que el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), Bancrédito y el Banco de Costa Rica (BCR) le habían prestado dinero a Yanber.

"En el momento en que se detectó la operación que usted puntualmente señala, se les obligó a las entidades financieras a hacer las respectivas estimaciones y provisiones, en los bancos del Estado, recuerdo que los tres tuvieron que hacer estimaciones y provisiones asociadas a esos créditos", agregó el exsuperintendente.

Javier Cascante, exsuperintendente general de Entidades Financieras, durante una comparecencia ante los diputados de la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios, la mañana de este lunes. Fotografía: Patricia Méndez, asesora legislativa.
Javier Cascante, exsuperintendente general de Entidades Financieras, durante una comparecencia ante los diputados de la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios, la mañana de este lunes. Fotografía: Patricia Méndez, asesora legislativa.

Yanber reportó un rápido crecimiento entre octubre del 2014 y mayo del 2015. El informe del curador de los pasivos de Yanber señaló que el 65,9% de las deudas fueron adquiridas en un periodo de siete meses antes de que se solicitara el convenio preventivo.

"Lo cual resulta no solo inusual, sino que además no es explicado por las empresas promoventes al momento de someterse al convenio", asevera el documento.

El lunes 26 de febrero, Francisco Luis Vargas, abogado de Yanber durante el proceso concursal, aseguró ante los legisladores de la comisión investigadora que los tres bancos del Estado dieron los créditos a la empresa sin tener garantías.

El jurista señaló que el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) no contaba con ningún tipo de garantía al momento de girar los recursos a la empresa cuando todavía estaba en manos de Samuel Yankelewitz.

El Banco Nacional tampoco tenía todo el monto de crédito garantizado. Solamente el BCR había obtenido garantías reales por el 100% del préstamo.

De acuerdo con Vargas, esa era la situación de los créditos bancarios en mayo del 2015, cuando la fábrica de plásticos se acogió al convenio preventivo ante el Juzgado Concursal del I Circuito Judicial de San José.

Cemento chino y Bancrédito

Durante la comparecencia de este lunes, los diputados también lanzaron preguntas a Cascante sobre los préstamos bancarios otorgados a Juan Carlos Bolaños, empresario del cemento chino.

El exjerarca de la Sugef evitó referirse sobre sus preocupaciones en torno a este tema y adujo “secreto bancario”.

Sin embargo, Cascante sí aceptó que es inusual que un miembro de junta directiva o un gerente bancario participen en los procesos de aprobación de un crédito.

"No es normal que ningún director de un banco participe en la aprobación de un crédito, eso no es correcto ni es técnicamente sano. Sí es correcto que la junta directiva le dé seguimiento a lo que está sucediendo con la cartera de créditos y si hay operaciones específicas que son sensibles a las finanzas del banco, que pida información a la administración de forma periódica para conocer la sanidad de esa cartera", indicó.

Sobre la situación de Bancrédito, Cascante recalcó que la entidad financiera enfrentaba problemas desde hace 20 años, debido a que asumió la administración de negocios o servicios y no fortaleció las actividades de intermediación.