Por: María Luisa Madrigal, Manuel Avendaño Arce.   5 marzo, 2018

Fabricio Alvarado, candidato presidencial del Partido Restauración Nacional (PRN) está a favor de aumentar el tope de generación de energía eléctrica de las empresas privadas en el país que actualmente es del 15%, según la Ley, para pasar a un 20% o 30%.

Mientras que su contrincante rumbo al balotaje, Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana (PAC), cree que se deben reducir las tarifas eléctricas mediante una mayor eficiencia en la gestión del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) con incentivos para la generación distribuida de energías limpias como la fotovoltaica y la eólica.

5/3/2018. Curridabat. Auditorio CFIA. Debate sobre infraestructura organizado por el Colegio de Ingenioros y Arquitectos. Candidatos presidenciales, Carlos Alvarado (corbata roja) y Fabricio Alvarado (corbata amarilla). Foto Jeffrey Zamora
5/3/2018. Curridabat. Auditorio CFIA. Debate sobre infraestructura organizado por el Colegio de Ingenioros y Arquitectos. Candidatos presidenciales, Carlos Alvarado (corbata roja) y Fabricio Alvarado (corbata amarilla). Foto Jeffrey Zamora

Estas son las posiciones de los dos aspirantes presidenciales que van a la segunda ronda electoral el próximo domingo 1 de abril, en torno a la necesidad de abaratar las tarifas de energía eléctrica en el país para aumentar la competitividad.

Ambos candidatos hablaron sobre infraestructura vial, energía, vivienda y transporte público la noche de este lunes durante el debate organizado por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) y Noticias Columbia.

El candidato de Restauración Nacional considera que se "revisar y discutir" el tope de generación de las empresas privadas para aumentarlo y permitir que más compañías participen en el mercado, lo que finalmente podría reducir las tarifas.

Para el aspirante del oficialismo, es necesario impulsar la generación distribuida con el ICE como ente rector. Además, se deben revisar los proyectos e inversiones de esta institución pública para que sus costos no se trasladen a las tarifas eléctricas de los consumidores en los hogares y las empresas privadas.

Carlos Alvarado no habló de mayor apertura del mercado eléctrico ni de ampliar el tope de generación para darle mayor participación a las empresas privadas.

Óscar Jiménez, ingeniero hidraúlico invitado por el CFIA al debate de este lunes, aseguró que e ICE distribuye el 70% de la energía eléctrica del país en la actualidad y los costos dependen de la eficiencia de esa institución.

"El ICE vive de glorias del pasado, se requiere mayor eficiencia organizacional para reducir los costos", aseveró Jiménez.

Al final del segundo bloque los dos candidatos resumieron sus posiciones para bajar los costos de la electricidad en el país y generar un clima de mayor competitividad.

5/3/2018. Curridabat. Auditorio CFIA. Debate sobre infraestructura organizado por el Colegio de Ingenioros y Arquitectos. Candidatos presidenciales, Carlos Alvarado (corbata roja) y Fabricio Alvarado (corbata amarilla). Foto Jeffrey Zamora
5/3/2018. Curridabat. Auditorio CFIA. Debate sobre infraestructura organizado por el Colegio de Ingenioros y Arquitectos. Candidatos presidenciales, Carlos Alvarado (corbata roja) y Fabricio Alvarado (corbata amarilla). Foto Jeffrey Zamora
Fabricio Alvarado

- Analizar el tope de participación de las empresas privadas en la generación de electricidad.

- Estudiar la posibilidad que aumentar ese tope del 15% actual hasta un 30%.

- Fortalecer la gestión del ICE , nombrando a jerarcas con que tengan experiencia en el área.

- Implementar el mecanismo de Tarifa de Mediana Tensión B (TMTB).

Carlos Alvarado

- Potenciar los sistemas de generación distribuida.

- Incentivar la instalación de paneles solares y sistemas de energía eólica.

- Apoyar el plan de expansión del ICE para que pueda ampliar sus capacidades hacia nuevas fuentes de generación.

- Modernizar la infraestructura para permitir el almacenamiento de energía generada por paneles solares y molinos de viento.

- Reducir costos de la energía sin perder el modelo solidario del ICE.