Economía y Política

Marina Flamingo entra en operación con una inversión de $32 millones

La primera fase del complejo generará 25 empleos entre los servicios que ofrece la marina y 220 más en el área de construcción

La primera etapa de la Marina Flamingo entró en operación —de manera oficial— el domingo 19 de junio con una inversión de $32 millones.

El pasado 21 de mayo, el proyecto recibió luz verde de la comisión técnica de la Comisión Interinstitucional de Marinas y Atracaderos Turísticos (CIMAT) para el inicio de sus funciones.

Esta primera fase generará 25 empleos entre los servicios que ofrece la marina y 220 más en el área de construcción. Según confirmó Joaquín Gamboa, promotor del proyecto, se espera que la segunda etapa de Flamingo inicie operaciones en 2023 o a principios del 2024.

Asimismo, ya arribó el primer yate al complejo y esta semana se celebrará un torneo de pesca internacional.

Gamboa había dicho a EF en diciembre del año anterior, que la apertura de la marina estaría programada para mayo de 2022 y no para enero como se había previsto. Esto por ciertos atrasos en embarques que traían equipos de la parte marina. No obstante, el inicio de las operaciones se dio hasta este mes.

La primera etapa de Flamingo contará con un centro comercial, el cual ya se encuentra 100% alquilado; una gasolinera que ya está en uso; y 92 puestos de atraque (con 61 ya ocupados y de los catamaranes alquilados en su totalidad).

Para la segunda etapa, necesitarán más espacio para construir y actualmente se encuentran realizando esa planificación, en conjunto con las empresas involucradas y Grupo Shaheen, los dueños principales de la marina.

“En Marina Flamingo ya estamos preparados para recibir los mega yates. Se dio un buen retorno de inversión para Flamingo por el impulso del turismo y también por la llegada de capitales bastantes grandes a invertir a la zona, a nivel Papagayo y en Zapotal en casas de lujo. El negocio inmobiliario ha dinamizado las operaciones en las costas”, destacó el promotor a fines de 2021.

Marinas que operan actualmente en Costa Rica: Marina Papagayo en Nicoya, Guanacaste; Marina Los Sueños en Herradura, Puntarenas; Marina Pez Vela en Quepos, Puntarenas; Banana Bay en Golfito, Puntarenas; Bahía Golfito en Golfito, Puntarenas y Marina Flamingo, en Flamingo, Guanacaste.

—  CIMAT.

Datos del CIMAT estiman que existen entre 800 y 900 puestos de atraque para embarcaciones tanto nacionales como extranjeras, en todas las cinco marinas que existen en el país. Además, con una ocupación actual de un 65% al 70%, en general.

Cuello de botella

La ley de marinas se publicó hace más de un año en el diario oficial La Gaceta y aún falta la publicación de dos reglamentos esenciales para su aplicabilidad general. El transitorio primero de la legislación obligaba al Poder Ejecutivo a elaborar la normativa en un plazo máximo de seis meses posterior a su publicación.

El 23 de mayo se publicó el decreto ejecutivo N°43511 MIVAH-MEIC-TUR, que reforma el reglamento de la Ley Reguladora de la Propiedad en Condominio (7.933) para posibilitar su aplicación a las marinas y atracaderos turísticos. Este nuevo reglamento les permite a las marinas segmentar su complejo y ceder concesiones filiales a terceros.

El departamento de prensa del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) manifestó por correo electrónico que, la propuesta que abarca reformas como la importación temporal, el aumento en el plazo de la concesión, la permanencia y zarpe internacional de las embarcaciones, entre otras, se encuentra en el consejo director del CIMAT, ya que hay un “par de temas” que van a ser comentados entre jerarcas del ICT y del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU).

Asimismo, el reglamento para el alquiler de la embarcación por un tiempo determinado o charteo será impulsado por el ministro de Turismo, William Rodríguez en reunión con la Dirección Nacional de Migración y Extranjería.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.