Negocios

Falta de reglamentos de Ley de Marinas limita el aprovechamiento de nuevos beneficios para el turismo náutico

Empresas continúan con planes de inversión y expansión con la creación de áreas residenciales, la generación de empleo y un aumento de su capacidad para recibir más megayates

La Ley de Impulso a las Marinas Turísticas y Desarrollo Costero (9.977) acumula ocho meses desde que entró en vigencia y fue publicada en el diario oficial La Gaceta —23 de abril de 2021— sin sus reglamentos. Este “vacío” limita a las cinco marinas existentes en Costa Rica a aprovechar el máximo potencial del turismo náutico de lujo y los beneficios de la reforma hecha a la legislación.

Pese a esto, la Marina Flamingo, la de Pez Vela y Bahía Golfito continúan con sus planes de inversión y expansión con la creación de áreas residenciales, la generación de empleo y un aumento de su capacidad para recibir más mega yates.

Óscar Villalobos, director ejecutivo de la Comisión Interinstitucional de Marinas y Atracaderos Turísticos (CIMAT), explicó a EF desde que salió la reforma, se trabajó de manera “coordinada y participativa” con el sector privado a través de la Asociación de Concesionarios de las Marinas y con instituciones del Estado que tienen competencia en los temas que incorpora la ley, entre ellos la Dirección General de Migración y Extranjería, la Dirección General de Aduanas, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y el Ministerio de Salud.

Asimismo, destacó que cada vez que se aprueba una ley, el legislador le otorga al Poder Ejecutivo un plazo de seis meses para crear el reglamento. Sin embargo, Villalobos afirmó que la dirección de mejora regulatoria del Ministerio de Economía, Industria y Comercio ahora solicita que los textos sean “más participativos y que se consulte a los sectores involucrados, por lo que ese plazo es insuficiente para finiquitar el proceso”.

Actualmente, la ley requiere la promulgación o ajustes en tres reglamentos diferentes para finalmente dar inicio a la aplicación global de la legislación, pues algunas áreas de la reforma legal van a tener por separado sus reglas específicas y estarán firmadas por diversas instituciones involucradas.

Marinas que operan actualmente en Costa Rica: Marina Papagayo en Nicoya, Guanacaste; Marina Los Sueños en Herradura, Puntarenas; Marina Pez Vela en Quepos, Puntarenas; Banana Bay en Golfito, Puntarenas; Bahía Golfito en Golfito, Puntarenas. Y próximamente Marina Flamingo, en Flamingo, Guanacaste.

—  CIMAT.

Los dos primeros decretos son los que tratan el de charteo de mega yates de lujo —alquiler de la embarcación por un tiempo determinado—; y el denominado apreciación del régimen de condominios —segmentar el complejo de servicios de las marinas y ceder concesiones filiales para que se desarrollen y administren los diferentes componentes de las marinas—. Estos ya están en la plataforma donde se firman los textos aprobados por los ministros para que posteriormente pasen a firmas y decretos en Casa Presidencial, explicó el director ejecutivo del CIMAT.

El reglamento de apreciación del régimen de condominios debe recibir la firma del nuevo ministro de Turismo, Gustavo Alvarado y la ministra del Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (Mivah), Irene Campos.

Y el decreto de charteo también debe ser firmado por Alvarado del ICT, y el ministro de Gobernación y Polícia, Michael Soto.

Y el tercer reglamento se encuentra en consulta al sector privado y se está a la espera de las observaciones para el 7 de enero de 2022. Este abarca las demás reformas como la importación temporal, que se divide en cuatro categorías; el aumento en el plazo de la concesión; la atención dentro de las oficinas de Gobierno para hacer más rápido los trámites digitales del ingreso, permanencia y zarpe internacional de las embarcaciones.

Este último lo deberán firmar los jerarcas del Ministerio de Salud, MOPT, Ambiente y Energía y del ICT.

“Se espera que (los reglamento) estén listos y firmados antes del cambio de gobierno, para no tener ningún inconveniente. Creemos que sí lo podemos lograr”, expresó Villalobos.

Un golpe al desarrollo

La falta de reglamentos ha generado consecuencias que impactan el desarrollo y la reactivación económica de las marinas que existen en el país y limita una mayor visitación y confianza de clientes para atracar en muelles costarricenses.

Jeffrey Duchesneau, presidente de la Asociación de Marinas de Costa Rica y gerente general de Marina Pez Vela (Quepos), expresó que la industria se ha encargado de promover la ley en los mercados de Europa y Estados Unidos, que apuntan a este segmento de mega yates de lujo para atraer a los clientes por medio de publicidad y giras en medios de comunicación.

Esta promoción ha permitido una dinamización en la llegada de embarcaciones de más de 24 metros de largo al país. Según datos de la Asociación de Marinas de Costa Rica, se está experimentando un 32% de incremento en el ingreso de mega yates de lujo en diciembre de 2021, en comparación con diciembre de 2019.

Sin embargo, el empresario resaltó que si “la burocracia del país no se mueve y no crean las condiciones y los reglamentos para la ley”, no se podrá desarrollar el máximo potencial del turismo náutico de lujo. Además, agregó que aún no les han informado de un plazo donde ya se podrían pactar los reglamentos.

“Hay dos casos de capitanes de barcos que me han contactado y toman la decisión de esperar un año más para dejar la embarcación en el país, porque no están tan cómodos por no existir los procedimientos por escrito. Ellos entienden que existe la ley y que es legal traer su yate y realizar actividad comercial de charteo, pero por no tener el reglamento de los procedimientos, deciden esperar más”, dijo Duchesneau.

Por su parte, Pedro Abdalla, director general de Marina Bahía Golfito y vicepresidente de la Asociación de Marinas de Costa Rica afirmó que ya son más de cinco años de estar en la lucha por la licencia de los “charters”, que finalmente se logró con la ley.

Este permiso permitiría el ingreso del turista de alto nivel adquisito, más empleo, el incremento de la estadía en el país y un mayor ingreso de divisas.

“Con el departamento de Migración y Extranjería han existido algunas trabas y nos preocupa que, de no poderlas solventar pronto, esto impida la implementación del reglamento que es el que finalmente permitirá otorgar la licencia de charteo a dichas embarcaciones. Seguimos trabajando fuerte desde la Asociación y las instituciones involucradas, para poder lograr todas las aprobaciones lo antes posible”, dijo Abdalla.

¿Qué dicta la nueva legislación?
1. Plazo mayor en la concesión, lo cual permite que el plazo restante de la concesión pueda ser objeto de garantía ante un banco.
2. Permitir que Costa Rica reciba mega yates de lujo (embarcaciones de más de 24 metros) que se pueden rentar y que generen actividad económica. Antes, el país solo permitía el turismo y realizar actividades como la pesca deportiva, pero no se podía lucrar con la embarcación.
3. Las embarcaciones podrán permanecer bajo un régimen de importación temporal hasta por seis meses, prorrogables por períodos iguales de manera continua hasta por un máximo de dos años.
4. Atracaderos turísticos existentes, que a pesar de que fueron incluidos en un transitorio, se les otorga la oportunidad de legalizarse a través de un procedimiento simplificado.
Fuente: CIMAT.

Problemas al margen de la ley

El gerente de Marina Pez Vela, indicó que en diciembre llegaron ocho mega yates de lujo, con intención de optar por la licencia de charteo para quedarse por un año en el país. No obstante, actualmente el sistema TICA de la Dirección General de Aduanas, permite únicamente el plazo máximo de 90 días, luego de ese plazo la embarcación debe salir del país por un período igual.

“Esto hace que muchos propietarios de yates prefieran no venir al país pues a los tres meses deberán salir nuevamente, lo cual les genera un gasto muy alto en ese traslado. El aumento a 180 días prorrogable, hace mucho más atractivo el venir a Costa Rica”, explicó Abdalla, director de Bahía Golfito.

La licencia de charteo deberá ser cancelada por dichas embarcaciones extranjeras y su tarifa será del 2,5% sobre los ingresos brutos del servicio brindado. Actualmente, de forma semanal, el uso de una embarcación sale en $300.000.

—  Jeffrey Duchesneau, presidente de la Asociación de Marinas de Costa Rica y gerente general de Marina Pez Vela.

Villalobos afirmó que por el momento, la solución para los mega yates se limita a la parte legal, eso significa que aún no se pueden otorgar licencias de charteo, pero la embarcación puede ingresar al país y acogerse a los beneficios que le da la ley de marinas.

Asimismo, en noviembre, la Dirección General de Aduanas emitió una directriz donde estableció una extensión mayor de tiempo para la permanencia de la embarcación en el país y para aclarar las categorías de importación temporal.

“Puede optar por dos años y puede optar por el año de charteo. Además, ya están las resoluciones de Aduanas por un año prorrogable”, manifestó el representante del CIMAT.

Datos del CIMAT estiman que existen entre 800 y 900 puestos de atraque para embarcaciones tanto nacionales como extranjeras, en todas las cinco marinas que existen en el país. Pronto se sumaría, Marina Flamingo en mayo de 2022.

Además, con una ocupación actual de un 65% al 70%, en general. Se espera aumentar la cifra para la temporada de 2021, que va desde diciembre hasta abril de 2022.

Por ejemplo, Pez Vela está comenzando la temporada con 22 megayates y ya tienen reservaciones para los próximos meses. Y por su parte, Bahía Golfito tiene una ocupación actual del 70% y la capacidad para recibir siete megayates, que esperan incrementar a 14 en el corto plazo.

Nuevas inversiones

Joaquín Gamboa, promotor del proyecto Marina Flamingo dijo a EF que la apertura de la marina estará programada para mayo de 2022, y no para enero como se había previsto. Esto por ciertos atrasos en embarques que traían equipos de la parte marina.

La primera etapa de Flamingo implicará una inversión de $20 millones y generará un total de 200 empleos entre un centro comercial, del cual un 80% de los locales ya están alquilados; una gasolinera; y 92 puestos de atraque (70 ya están alquilados, más los cinco que habían para catamaranes).

Para la segunda etapa, van necesitarán más espacio para construir y actualmente se encuentran realizando esa planificación, en conjunto con las empresas involucradas y Grupo Shaheen, los dueños principales de la marina.

“En Marina Flamingo ya estamos preparados para recibir los mega yates. Se dio un buen retorno de inversión para Flamingo por el impulso del turismo y también por la llegada de capitales bastantes grandes a invertir a la zona, a nivel Papagayo y en Zapotal, en casas de lujo. El negocio inmobiliario ha dinamizado las operaciones en las costas”, expresó Gamboa.

Por otra parte, con las reformas de extensión de los plazos de las concesiones a 40 años y también la condominización de las marinas, la Junta Directiva de Pez Vela tomó la decisión de invertir $70 millones en la expansión de la marina, durante los próximos cinco años.

Los proyectos son: la construcción de un edificio de ocho pisos que albergará 35 villas turísticas (el anteproyecto ya se encuentra aprobado por el Gobierno y actualmente, están en los planes constructivos que darán inicio en 2022); un hotel y la expansión de la plaza comercial.

Entre los tres proyectos se van a generar 400 empleos permanentes, que complementan los 500 trabajos directos que existen hoy en día en la marina.

Y en Bahía Golfito, se está planificando la ampliación de los muelles para recibir más mega yates e impulsar el desarrollo del comercio, así como más facilidades para el disfrute de los turistas y la posibilidad de desarrollar áreas residenciales.

“También, a nivel de la zona sur, en conjunto con el gobierno y la municipalidad, trabajamos fuerte en la creación del Polo Turístico Golfo Dulce. Creemos en el desarrollo integral de la zona, para beneficio de sus pobladores, atracción de más inversionistas y todo ligado al cuido del medio ambiente y a la sostenibilidad. De ahí la importancia de la aprobación final del reglamento a la ley”, agregó Abdalla.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.