Economía y Política

Municipalidad de San José actualizará el plan regulador del cantón, conozca los cambios clave

Las reformas que propone la Municipalidad incluyen nuevas reglas para los comercios del municipio, especialmente en el centro histórico

La Municipalidad de San José introducirá una serie de cambios y actualizaciones en el plan regulador urbano del cantón.

Los modificaciones responden a un mandato de ley que exige a los municipios actualizar sus planes reguladores cada cinco años.

La presentación oficial del renovado plan se hará el próximo 17 de abril, en una audiencia pública con participación ciudadana tanto presencial como virtual. Las reformas al plan pueden ser consultadas en el documento en este enlace.

El plan regulador urbano de San José se compone de cuatro reglamentos: disposiciones generales, uso del suelo, espacio público y movilidad, y publicidad exterior.

La actualización que propone el municipio modifica al menos la mitad de los artículos de los cuatro reglamentos en conjunto, por lo que representa un cambio significativo, explicó Mauricio Vega, director de Desarrollo Urbano del cantón.

Las siguientes son algunas de las reformas más relevantes del nuevo plan.

Espacio público

En este reglamento la propuesta más llamativa es la posibilidad que tendrán los comercios de ampliar su actividad al espacio público, como aceras o bulevares.

Para ello, se fijan una serie de requisitos como un máximo de ocupación de 2,5 metros de ancho, dejar libre al menos 1,2 metros de acera y otras regulaciones.

Vega reconoció que son algunos los sectores que podrían aplicar para este permiso, pues no todas las aceras de la ciudad poseen un espacio suficiente para habilitar mesas sin afectar el paso peatonal.

El único espacio en el que estará prohibida esta facultad será en el bulevar de la avenida Central, debido al alto tránsito de peatones.

El permiso de extensión será temporal, fijado para cada caso en particular, y la Municipalidad cobrará un canon por el aprovechamiento del espacio público, con base en una fórmula que se incluye en el documento.

Dicha fórmula multiplica el área concesionada en metros cuadrados por el valor del metro cuadrado en el área a utilizar y por el índice de precios al consumidor en su variación interanual. El total se divide en 12 y da como resultado la renta mensual por ese espacio.

También se introduce el concepto de “zonas 30”, que serán calles en las que se aplicará un límite de circulación de 30 kilómetros por hora, con el fin de reducir la velocidad del tráfico vehicular para potenciar el uso de otros métodos de transporte.

La creación de una zona 30 será potestad de la Municipalidad y del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

En el caso de actividades que ocupen el espacio público temporalmente, como conciertos o carreras, se establece un cobro del 5% sobre el total de la taquilla o del monto de las inscripciones.

Control de la publicidad

En el reglamento de publicidad se adiciona un capítulo exclusivo sobre regulaciones a la publicidad en el cantón.

Los cambios hacen especial énfasis en las pantallas digitales, lo cual es una novedad en el plan regulador.

Se introducen regulaciones sobre el tamaño y la ubicación de las pantallas en las fachadas, pues la Municipalidad prevé que se popularizarán en los próximos años como forma de publicidad.

Además, se establecen regulaciones sobre el tamaño y la cantidad de publicidad y de rótulos exteriores, especialmente en aquellos edificios de valor patrimonial y arquitectónico.

Para colocar, sustituir, construir, reconstruir, remodelar, o exhibir rótulos fijos, móviles o digitales o vallas, así como la publicidad exterior, será obligatorio obtener una licencia de la municipalidad, la cual será de hasta por cinco años, pero no será necesaria para rótulos de hasta 30 cm² inclusive.

La actualización incluye también disposiciones específicas para la publicidad en el centro histórico (ubicado entre avenidas 7 y 10 y calles 9 y 12) y en los cuatro distritos centrales: Merced, Hospital, Catedral y Carmen.

También se prohíbe la instalación de cualquier tipo de rótulo fijo, móvil o digital y vallas, así como la publicidad exterior, en zonas específicas como edificios públicos o en los techos de los inmuebles.

Tres centralidades

Dentro del reglamento de disposiciones generales, el cambio más llamativo es el establecimiento de tres centralidades o zonas de intervención dentro del cantón.

Estas tres áreas son el centro histórico, el distrito de innovación T24 –donde estará el proyecto de Ciudad TEC–, y la zona de plaza González Víquez, en donde desde hace algunos años se proyecta el complejo de Ciudad Gobierno.

El objetivo es impulsar la inversión de infraestructura en estas tres ubicaciones, especialmente de desarrollos sustentables con características y propósitos específicos para cada zona. Por ejemplo, en el centro histórico se busca incentivar su repoblamiento y mejorar las fachadas, mientras que el distrito T24 se proyecta como un complejo corporativo, con desarrollo de torres ejecutivas multinacionales y tecnológicas.

“Estamos solicitando a los inversionistas que desarrollen edificios con sistemas de ahorro de agua y de energía, manejo integral de residuos sólidos y agua llovida, y dejar un 10% de la propiedad al espacio público”, explicó Vega.

Para lograrlo, la municipalidad dará incentivos a los desarrollos que deseen invertir en esas tres zonas, tales como un porcentaje adicional de metros cuadrados edificables o la reducción del impuesto de construcción a un 0.01% del valor de la obra, además de los que otros que ya existen para incentivar el repoblamiento.

Otro cambio dentro de este reglamento es que se aclara la fórmula que ya existe para calcular el área máxima de construcción permitida y la altura de las edificaciones.

Uso de suelo

El reglamento de uso de suelo trae cambios en la zonificación de uso del suelo.

La municipalidad empezará a utilizar la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU) de todas las actividades económicas, que amplía la lista que tenía en uso el municipio.

La clasificación del código CIIU para el cantón de San José recoge unas 2.800 actividades como alquiler de vehículos, hotelería o academia de deportes, las cuales se permiten de acuerdo a la zonificación. Por ejemplo, un taller automotriz no está permitido para una zona catalogada de uso residencial.

“Para cada zona de uso están asociadas un conjunto de actividades que indican si se permite o no desarrollarla en esa zona”, explicó Vega.

Si la actividad que se desarrolla no aparece en la lista, se requerirá de una homologación.

Actualmente, el municipio tiene disponibles en su sitio web mapas con la zonificación de uso de suelo por distritos.

Reacciones

Desde la fracción de regidores del Partido Acción Ciudadana (PAC) consideran que la reforma incluye temas importantes, pero también hay otros que deberían tomarse en cuenta.

“Debemos relacionar el diseño de la ciudad con los objetivos de desarrollo sostenible, mitigación y adaptación al cambio climático, temas de inclusión y accesibilidad, debería haber también todo un planteamiento de inversión pública desde lo local”, comentaron.

Por su parte, el regidor Diego Miranda, del partido Juntos, considera positiva la regulación de la publicidad, pero cree que se debería apostar a cero rotulación, como afirma es la tendencia en otras ciudades.

Además, asegura que el plan es limitado pues, en su criterio, omite conceptos clave como el de caminabilidad.

“Creo que hacen falta conceptos generales que definan cuál es la ciudad que queremos de aquí a cinco o diez años”, manifestó.

La Municipalidad colgó el nuevo texto en su página web para la consulta pública, pero será hasta el próximo 17 de abril cuando se presente oficialmente.

El gobierno local espera recibir sugerencias y recomendaciones, las cuales serán revisadas para su posible inclusión.

El proceso para la construcción del plan incluye la revisión por parte de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) y del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), por lo que quedan todavía algunos meses de trámite antes de la aprobación final por parte del Consejo Municipal.

Francisco Ruiz León

Francisco Ruiz León

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo por la Universidad de Costa Rica.