Por: Manuel Avendaño Arce.   10 mayo
Cientos de personas hicieron fila para ingresar a la feria de empleo Cinde Job Fair el viernes 22 de febrero del 2019. Fotografía: Rafael Pacheco.
Cientos de personas hicieron fila para ingresar a la feria de empleo Cinde Job Fair el viernes 22 de febrero del 2019. Fotografía: Rafael Pacheco.

276.279 personas estaban desempleadas en el primer trimestre del 2019, son 47.197 más que hace un año. El presidente de la República, Carlos Alvarado, entiende que esta cifra se convirtió en el problema más urgente que debe atender su Gobierno, justo cuando trata de encender la reactivación económica sin los eurobonos que se atrasan en el Congreso.

El jueves 2 de mayo, el gobernante presentó ante el plenario de la Asamblea Legislativa un plan para reducir el desempleo. La propuesta es una especie de reciclaje entre acciones que ya se habían incluido en el Plan Nacional de Desarrollo y de Inversión Pública (PNDIP 2019-2022) y otras medidas nuevas como la creación del Sistema Nacional de Empleo.

La propuesta dejó un sabor agridulce entre diputados y economistas quienes, en entrevistas con EF, coincidieron en que se trata de una iniciativa que no atiende la necesidad inmediata de crear más empleos y se enfoca en resolver problemas como el bajo nivel educativo y la preparación en un segundo idioma para que generen réditos en el mediano plazo.

Formación para trabajar

En el papel, el plan del Presidente resulta novedoso. Crea un Sistema Nacional de Empleo que operará bajo el mando del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Steven Núñez, ministro de Trabajo, explicó que en los próximos días se firmará un decreto para dar forma a esta fase del plan. En ese documento se constituirá una nueva institución llamada Agencia Nacional de Empleo, que trabajará con recursos del presupuesto del INA y del MTSS y que tendrá un secretario ejecutivo como jerarca.

El Sistema de Nacional de Empleo pondrá a disposición de las personas desempleadas una página web donde podrán inscribirse y ofrecer detalles de su nivel educativo, sus habilidades y el manejo de un segundo idioma. La idea es que la plataforma digital identifique quiénes están bien calificados para optar por un puesto de trabajo y quiénes requieren de capacitación para mejorar su perfil.

Una vez que se aplique este filtro, el Gobierno conectará a las personas preparadas con las compañías que tienen plazas vacantes mediante la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), el Ministerio de Trabajo y las empresas privadas. En el caso de los desempleados que deben recibir capacitación, se enlazarán con el INA, el Ministerio de Educación Pública (MEP) y otros programas educativos.

Alvarado puso un énfasis especial en la preparación y el nivel educativo de la fuerza laboral del país, conformada por 2,4 millones de personas de las cuales, según el mandatario, el 60% no terminó la secundaria. Una revisión de datos de EF concluyó que la cifra global que incluye primaria completa, primaria incompleta y secundaria incompleta ronda el 70%.

El Presidente anunció acciones para reducir la exclusión de estudiantes del sistema educativo, para conectar a las 4.659 escuelas y colegios del país a una red de banda ancha, para enseñar inglés a más 60.000 personas por año y para capacitar a la fuerza laboral con el objetivo de cerrar la brecha entre las necesidades de las empresas y las capacidades de los desempleados.

Si bien estas acciones atacan los problemas estructurales del país, sus frutos tardarán en reflejarse en la fuerza laboral. Hay menos claridad en las medidas para solucionar el problema inmediato de la gente que hoy no encuentra trabajo.

“El problema real es que no se están generando más empleos, así que por más que se dé capacitación y formación, esas personas no tendrán acceso a opciones de trabajo. Terminaremos con personas doblemente frustradas porque ya se prepararon, pero igual no encuentran un empleo”, comentó el economista Eliécer Feinzaig.

En el Ministro de Trabajo sostienen que la generación de empleo se relaciona directamente con el ciclo económico y la posibilidad de generar una reactivación que está ligada a la estabilidad financiera con los eurobonos. El Ejecutivo también pondrá en marcha otras acciones como la simplificación de trámites y la facilitación de acceso a crédito para el sector productivo.

La mano del Estado

Otro punto que señaló el presidente Alvarado en su discurso es que el sector ligado al mercado externo, que incluye servicios financieros, telecomunicaciones e Inversión Extranjera Directa (IED) registra mayor crecimiento y requiere mano de obra más calificada, pero genera menos empleos.

Alvarado explicó que este sector cuenta con un respaldo institucional más fuerte, mientras que el resto de la oferta productiva del mercado interno como el agro, la manufactura y el comercio crean más empleos, pero exigen mano de obra menos calificada, paga salarios más bajos y tiene un débil apoyo del Estado.

Sin embargo atar el éxito de estos sectores solo la institucionalidad ignora la existencia de otros factores como simplificación de trámites, exoneraciones fiscales y apertura de mercados en competencia que permiten que el ritmo de dinamismo sea mayor al de la economía doméstica tradicional.

El Régimen de Zonas Francas, por ejemplo, cuenta con el apoyo del Ministerio de Comercio Exterior (Comex) que para este año tiene un presupuesto aprobado de ¢7.387 millones, mientras que en el sector del agro el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) tiene asignados ¢43.951 millones para 2019, según datos del Presupuesto Nacional.

“En el sector tradicional de agro, manufactura y comercio existe una institucionalidad que destina más recursos en sus presupuestos anuales, pero que está más dispersa y desactualizada. En el caso del comercio exterior el gasto es más bajo y se destina a agencias como la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) con presupuestos más pequeños, pero que trabaja de forma más flexible y actualizada”, evaluó Feinzag.

Otras campos de acción que algunos consideran podrían ayudar a atender el desempleo actual estuvieron ausentes del discurso del Presidente, como la atracción de nueva IEC, incentivos al emprendimiento, una mayor flexibilidad laboral e incluso la implementación de la educación dual.

“Al Ejecutivo le falta anunciar una agenda consensuada con el sector productivo de cómo se va a dinamizar el empleo, de cómo hacer que las empresas privadas contraten más gente, cómo fortalecer el emprendimiento, cómo se va a reducir la informalidad”, indicó Silvia Hernández, jefa de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) y economista.

El presidente Alvarado, quien evitó comprometerse con una cifra de creación de puestos de trabajo desde la campaña electoral, ahora enfrenta el reto de reducir el desempleo, un problema inmediato que afecta a 276.279 personas, en medio de una ralentización económica y del impacto que generará el cobro de los nuevos impuestos a partir de julio.

Vea el análisis del primer informe de labores del presidente Carlos Alvarado con los diputados Silvia Hernández, del Partido Liberación Nacional (PLN); María Inés Solís, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); y Enrique Sánchez, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

En vivo: analizamos el primer año de Gobierno de Carlos Alvarado con los diputados Silvia Hernández, María Inés Solís y Enrique Sánchez.

Posted by El Financiero on Friday, May 3, 2019

Lea el primer informe de labores del presidente Carlos Alvarado, el capítulo de acciones contra el desempleo se encuentra de la página 15 a la 22.