Por: Manuel Avendaño Arce.   18 noviembre, 2020
Santa Cruz, Guanacaste. Personas afectadas por la crisis económica de la pandemia, que perdieron sus empleos, cerraron sus negocios y se empobrecieron. Fotografía: Rafael Pacheco.
Santa Cruz, Guanacaste. Personas afectadas por la crisis económica de la pandemia, que perdieron sus empleos, cerraron sus negocios y se empobrecieron. Fotografía: Rafael Pacheco.

El proyecto Reactivemos la Esperanza anunció este miércoles que busca recaudar $1 millón en donaciones de personas y empresas para entregar 400.000 platos de comida a guanacastecos que perdieron su empleo o se empobrecieron por el impacto de la pandemia.

La compañía Ad Astra Rocket liderada por Franklin Chang, Florida Ice & Farm Co. (Fifco) y la Cámara Costarricense-Norteamericana de Comercio de Costa Rica (AmCham) se sumaron a esta iniciativa para promover la participación de más empresas con el fin de aumentar las donaciones.

Reactivemos la Esperanza es un emprendimiento social que empezó a trabajar desde julio en las comunidades de Brasilito, El Llanito y Villarreal de Santa Cruz, en Guanacaste. A la fecha recibieron ¢37,1 millones que transformaron en 19.480 platos de comida para personas que pasaron a tener cero ingresos ante la crisis.

Este proyecto opera con una plataforma tecnológica mediante la cual empresas y personas pueden hacer donaciones de manera sencilla. A los beneficiarios se les entrega un voucher digital −con un código QR− que presentan en sodas de las comunidades para canjearlos por platos de comida.

Cada viernes, Reactivemos la Esperanza paga los platos entregados durante la semana a las sodas que participan en la iniciativa, para saldar estas cuentas utiliza los recursos que recoge con las donaciones.

José Aguilar, dirige el proyecto Reactivemos la Esperanza, que da comida a más de 145 personas cada día en tres comunidades turísticas afectadas por la pandemia. Fotografía: Rafael Pacheco.
José Aguilar, dirige el proyecto Reactivemos la Esperanza, que da comida a más de 145 personas cada día en tres comunidades turísticas afectadas por la pandemia. Fotografía: Rafael Pacheco.

José Aguilar, director de la campaña y presidente de la organización Desarrollo Humano Estratégico (DHE), recordó la importancia de utilizar la tecnología como aliada para impactar positivamente las vidas de personas que se empobrecieron por condiciones inusuales que se salen de su control.

“El 100% de las donaciones se convierten en vouchers de desayuno y almuerzo que son preparados y comprados en sodas locales, que pueden seguir operando gracias a la iniciativa, que tienen empleados que de otra manera no tendrían trabajo, y que a su vez compran sus insumos con proveedores locales, provocando así un efecto en cadena de dinamismo económico”, indicó Aguilar.

Para el astronauta costarricense Franklin Chang es fundamental apoyar un emprendimiento social de esta naturaleza para que pueda crecer e impactar positivamente la vida de más guanacastecos.

Con el objetivo de lograr la meta de $1 millón y ampliar las zonas de cobertura, otras organizaciones como Fifco, Reserva Conchal, BAC Credomatic, Coopeservidores, la Embajada de los Estados Unidos, Teletica y Audiovisuales Papagayo, se sumaron a la campaña.

Gisela Sánchez, gerente de relaciones corporativas de Fifco y presidenta de AmCham, anunció que la Cervecería de Costa Rica donará una parte de las ventas totales de Imperial correspondientes a los meses de noviembre y diciembre.

La vocera agregó que ella misma hará contacto con las compañías afiliadas a AmCham para pedirles que se unan con donaciones.

“Si 20 empresas grandes del país donan, cada una, $50.000, podemos llegar a la meta de $1 millón para diciembre. Sabemos que muchas compañías pasan momentos difíciles, pero esta es una gran oportunidad de colaborar”, puntualizó Sánchez.

Datos de Reactivemos la Esperanza proyectan que con $1 millón se podrían donar 400.000 platos de comida, encadenar a cerca de 700 trabajadores de sodas y restaurantes, e impactar positivamente a más de 1.400 proveedores locales.

El aumento de recursos permitiría llegar a más comunidades como Bolsón, Potrero, Huacas, Papagayo, Nosara y Sámara.

Esta campaña es temporal, pero la plataforma tecnológica desarrollada se podría replicar en otras regiones dentro y fuera del país para ayudar a quienes viven todos los días la afectación económica de la pandemia.

Información para donar

🢂 Sinpe Móvil: 8808-3444

🢂 Cuentas BAC Credomatic

Colones: 944756287

Dólares: 944756279

🢂 Cuentas IBAN

Colones: CR43010200009447562874

Dólares: CR53010200009447562791

🢂 Información para transferencias: Fundación Acción Joven – Reactivemos la Esperanza, cédula jurídica: 3-006-399354.

Turismo salvador

El golpe de la crisis causada por el coronavirus retrocedió a Guanacaste a sus niveles de pobreza del 2014. El apagón económico, pero sobre todo del turismo receptor, genera efectos adversos en los negocios y las vidas de miles de residentes en esta región del país.

EF publicó esta semana un especial de tres reportajes sobre la realidad que enfrentan los guanacastecos empobrecidos por la caída de la actividad económica.

Gustavo Segura, ministro de Turismo, señaló en conferencia de prensa la mañana de este miércoles, que de las 25 aerolíneas que volaban antes de la pandemia a Costa Rica, 19 ya reactivaron operaciones o informaron una fecha para hacerlo.

En el caso específico del Aeropuerto Internacional Daniel Oduber, en Liberia, la proyección es que ocho líneas aéreas retomen viajes a partir de noviembre.

“Las aerolíneas estiman mover entre el 35% y 40% de los pasajeros con respecto al flujo del 2019. Esto para los meses de diciembre, enero, febrero, marzo y abril, que son los de temporada alta”, aseguró el jerarca.

La llegada de más viajeros internacionales a Guanacaste permitiría revivir el turismo receptor, una actividad que antes del cierre por la crisis generaba 512.609 empleos director e indirectos −en todo el país− y representaba el 6,3% del Producto Interno Bruto (PIB) de Costa Rica, es decir, ¢2,3 billones anuales.

Así se desprende de las cifras de la cuenta satélite de este sector publicadas por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).