Por: Manuel Avendaño Arce.   17 enero
4/2/2018. Seguimiento al candidato Fabricio Alvarado durante el dia de eleccion presidencial. En las afueras de Teletica, canal 7. (Foto: Jeffrey Zamora).
4/2/2018. Seguimiento al candidato Fabricio Alvarado durante el dia de eleccion presidencial. En las afueras de Teletica, canal 7. (Foto: Jeffrey Zamora).

Si uno se pregunta: ¿cuántos partidos políticos de izquierda hay en Costa Rica? Quizás la primera respuesta que viene a la cabeza no dudaría en señalar al Frente Amplio (FA) y al Partido de los Trabajadores (PT) como las dos opciones en esta línea del espectro ideológico.

Sin embargo, el Informe Estado de la Nación (2018) develó que los 13 partidos políticos que participaron en las elecciones presidenciales del 2018 se movieron hacia la izquierda con propuestas dirigidas a grupos sociales específicos. Sin que eso signifique que se transformaron explícitamente en socialistas.

Quizás es fácil asimilar que partidos como Liberación Nacional (PLN), Acción Ciudadana (PAC) y la Unidad Social Cristiana (PUSC) se vuelquen con mayor facilidad hacia la izquierda ya que tienen un corte socialdemócrata o socialcristiano desde su origen.

Pero ¿qué pasó con el Movimiento Libertario (ML)?

Partidos cambiantes

En Costa Rica la mayoría de partidos políticos carecen de ideas y postulados políticos que se mantengan en el tiempo, por lo que es difícil clasificarlos en el espectro ideológico.

Las encuestas del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica confirman que la mayoría de las personas en el país se autodefinen como votantes de “centro”.

Los partidos políticos se mueven según la ubicación ideológica que agrupa a la mayoría de votantes. Entonces, lo primero que se podría pensar es que los planes de gobierno estarían cargados de ideas de centro.

No ocurrió así. Los 13 partidos elaboraron planes con propuestas de izquierda y derecha, aunque en todos los casos el mayor contenido apuntaba hacia la izquierda.

Restauración Nacional y Nueva Generación fueron los grupos que tuvieron más propuestas de derecha, pero la carga mayor de sus planes se recostaba hacia la izquierda con párrafos que coinciden con un enfoque socialista.

El único partido que se mantuvo cercano a su línea ideológica fue el Movimiento Libertario con más propuestas a la derecha, pero igualmente cargado de ideas de izquierda en su plan de gobierno.

Vladimir de la Cruz, analista político, considera que en Costa Rica no existen verdaderos partidos políticos de izquierda con corte marxista-leninista o socialistas.

“El giro de las propuestas de gobierno hacia la izquierda se debió a que los partidos estaban tratando de llegar y atraer a un grupo de votantes jóvenes progresistas que apoyan principalmente al PAC, como se confirmó en las elecciones del 2014 y, finalmente, en las del 2018”, concluyó el analista.

Lo hicieron también porque muchas de sus propuestas estaban dirigidas a grupos específicos como adultos mayores, mujeres, niños y jóvenes vulnerables, y requerían de intervención de instituciones del Estado para desarrollarse.

Este fue el caso con el contenido de las propuestas de Liberación Nacional, la Unidad Social Cristiana, Acción Ciudadana y Restauración Nacional. El partido oficialista complementó su oferta política con iniciativas a favor de la igualdad y la protección ambiental.

El PRN mantuvo la mayor parte de sus iniciativas en asuntos relacionados con la moral tradicional. Su plan contenía 46 referencias dirigidas a la defensa de los “valores cristianos más fundamentales” como la vida, el matrimonio entre hombre y mujer y la familia.

Liberación Nacional tuvo 168 referencias que se enfocaban en apoyar grupos sociales como adultos mayores y personas con discapacidad. Destaca la iniciativa para fortalecer el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu) con el objetivo de generar empoderamiento personal y desarrollo de capacidades y habilidades.

04/02/2018 Así se vivió en las afueras de de la escuela Yanuario Quesada. (Foto: Nina Cordero).
04/02/2018 Así se vivió en las afueras de de la escuela Yanuario Quesada. (Foto: Nina Cordero).

Las propuestas de los partidos son similares porque los problemas del país ya fueron ampliamente identificados y analizados por institutos de investigación, universidades y centros de pensamiento.

La lucha contra la pobreza, la reducción del desempleo, el mejoramiento de la infraestructura pública y el déficit fiscal son temas que necesariamente deben estar presentes en el plan de gobierno de cualquier partido.

Steffan Gómez, politólogo e investigador del Estado de la Nación, señaló que el parecido entre las propuestas de los planes de gobierno se debe a que las agrupaciones políticas mantienen una agenda dirigida a atender las principales demandas de las personas, por lo que estos documentos, más allá de ofrecer diagnósticos, deberían explicar soluciones para estos problemas.

Tras el análisis de los contenidos de los planes de gobierno, el Estado de la Nación concluyó que solo el 13% de las propuestas estaban asociadas directamente a una política concreta para conseguir un resultado. En 2014 la cifra fue del 20%, y en 2010, de apenas un 7%.

El espectro ideológico

El Programa Estado de la Nación (PEN) analizó los planes de gobierno de los 13 partidos políticos que presentaron candidatos presidenciales y que lucharon por las curules de la Asamblea Legislativa en la primera ronda del pasado 1.° de febrero.

La afirmación de que todas las agrupaciones políticas se movieron hacia la izquierda ideológica tiene su asidero en el contenido de las propuestas que estaban dentro de los planes de gobierno de cada partido.

“En buena medida ello se debe a que, en las encuestas de opinión, la mayor parte de la ciudadanía se autodefine en “el centro”, tal como lo confirman las encuestas del CIEP-UCR, y los partidos, conocedores de esa realidad, se mueven hacia el espectro ideológico donde está la mayoría de los electores”, Informe Estado de la Nación 2018.

El espectro ideológico se representa en los ejes de izquierda y derecha, dentro de ese rango se ubican los diferentes partidos políticos según sus ideas y postulados.

04/02/2018 San Rafael de Oreamuno, Cartago. Buen ambiente con mucho movimiento de votantes, tanto dentro como fuera de la Escuela Monseñor Sanabria, se percibió el día de las votaciones a mediodía, en el marco de las elecciones presidenciales 2018. (Foto: Rafael Pacheco).
04/02/2018 San Rafael de Oreamuno, Cartago. Buen ambiente con mucho movimiento de votantes, tanto dentro como fuera de la Escuela Monseñor Sanabria, se percibió el día de las votaciones a mediodía, en el marco de las elecciones presidenciales 2018. (Foto: Rafael Pacheco).

Los investigadores del PEN utilizaron diez variables tomadas de la base de datos del Manifesto Project, iniciativa del Social Science Research Center, de Berlín. El objetivo era determinar la polaridad ideológica de cada agrupación.

Para definir cuáles propuestas eran de derecha se consideraron todas aquellas a favor del libre mercado o en contra del proteccionismo comercial, las que impulsan la reducción del gasto, el apoyo al sistema financiero y el establecimiento de límites al tamaño del Estado de bienestar.

En contraposición, las propuestas de izquierda son las que promueven la planificación económica y el intervencionismo, la protección de los mercados con tarifas y subsidios, el aumento del gasto público para dinamizar la economía y la expansión del Estado de bienestar.

En este análisis se incluyeron los 13 programas de gobierno que en conjunto tuvieron una extensión de 1.678 páginas de PDF y 13.790 párrafos. Se programó una estandarización mediante técnicas de minería de texto en el programa R –lenguaje de programación para análisis estadístico– y se separaron en párrafos, que eran la unidad de análisis.

Los hallazgos sobre el contenido de los planes de gobierno suponen un verdadero reto para los electores, quienes no solo deben sobrevivir a una campaña electoral plagada de noticias falsas e infinidad de información en las redes sociales, sino que también se enfrentan a propuestas muy similares en la oferta política.