Por: Agencia AFP.   30 julio

Washington. Donald Trump y Jean-Claude Juncker discutieron la semana pasada sobre agricultura en las negociaciones de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea, dijo el domingo el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin.

Las declaraciones de Mnuchin contradicen a Juncker, presidente de la Comisión Europea. “Estaba en la sala y tuvimos conversaciones específicas sobre la agricultura y la necesidad de derribar las barreras a la agricultura y dar más oportunidades a nuestros agricultores”, aseveró el secretario del Tesoro.

Para Trump, fue particularmente importante obtener garantías de la UE sobre la soja porque los agricultores estadounidenses, tradicionalmente republicanos, se vieron afectados por la disputa comercial con China. Foto: AFP
Para Trump, fue particularmente importante obtener garantías de la UE sobre la soja porque los agricultores estadounidenses, tradicionalmente republicanos, se vieron afectados por la disputa comercial con China. Foto: AFP

“Hablamos específicamente sobre la soja, pero acordamos mirar otros mercados”, agregó, en diálogo con Fox News. “Será una parte importante de cualquier acuerdo que alcancemos”.

El jueves, día posterior al anuncio de una tregua en la pelea comercial con Europa, el presidente estadounidense había dicho a agricultores: “Acabamos de abrir Europa para ustedes, agricultores”.

Pero el viernes, Juncker le contradijo: “La agricultura está fuera (del acuerdo), de lo contrario, el acuerdo casi habría fracasado”.

Una portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva, ratificó los dichos de Junker: “Fue muy claro (...), no negociamos sobre los productos agrícolas, eso está fuera de discusión”.

Pero cuando se le preguntó a Mnuchin quién tenía razón, el secretario del Tesoro reafirmó que la agricultura era una parte integral de las conversaciones comerciales con el bloque europeo.

“Tuvimos discusiones específicas sobre la soja, fue el paso número uno. Hablamos de otros sectores y, una vez más, todo esto es parte de la negociación”, dijo Mnuchin. “Queremos eliminar todas las tarifas, en eso nos estamos enfocando”.

El miércoles, Trump y Juncker habían llegado a una especie de armisticio comercial: mientras la UE y Estados Unidos lleven adelante las negociaciones, el presidente de los Estados Unidos retira sus amenazas de los aranceles sobre las importaciones de automóviles europeos. A cambio, Juncker prometió mayores importaciones de soja y gas licuado de origen estadounidense.

Para Trump, fue particularmente importante obtener garantías de la UE sobre la soja porque los agricultores estadounidenses, tradicionalmente republicanos, se vieron afectados por la disputa comercial con China.