Por: Manuel Avendaño Arce.   27 noviembre, 2020
Edificio del Banco Central de Costa Rica (BCCR). Fotografía: Rafael Pacheco.
Edificio del Banco Central de Costa Rica (BCCR). Fotografía: Rafael Pacheco.

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) aprobó, el jueves 26 de noviembre, los primeros tres créditos especiales para que las entidades financieras puedan apoyar a personas y empresas afectadas por la crisis económica ocasionada por la pandemia de la COVID-19.

Las tres instituciones que recibirán los recursos avalados por la Junta Directiva del Central son BAC Credomatic, Coopealianza y Coopavegra, que en conjunto tendrán acceso a ¢102.275 millones.

El pasado 3 de setiembre, el BCCR autorizó una inyección especial y temporal de ¢697.108 millones, de los cuales el 76,37% (¢532.413 millones) quedaría en manos de los bancos, y el 23,63% restante (¢164.695 millones) se destinaría a mutuales, cooperativas, financieras y el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi).

El acuerdo del Central definía que BAC Credomatic podría pedir ¢91.387 millones, Coopealianza tendría acceso a ¢12.803 millones y Coopravega obtendría hasta ¢553 millones. Estas estimaciones de la posibilidad de tope de recursos se calcularon con base en la participación en el crédito al sector privado a junio del 2020.

Así se detalla en el acuerdo de Junta Directiva del pasado 3 de setiembre (JD-5955/05).

Por lo tanto, las tres entidades tenían posibilidad de pedirle al BCCR un monto global de hasta ¢104.743 millones, de los cuales finalmente accedieron a ¢102.275.

El comunicado de prensa enviado por el Banco Central no detalla el monto que se le asignó a cada una de las tres instituciones financieras que se convierten en las primeras beneficiarias de esta inyección especial de liquidez.

A cambio de obtener el préstamo, tanto BAC Credomatic como las dos cooperativas se comprometieron a realizar reducciones en las tasas de interés de entre 230 y 600 puntos base, además de ejecutar ampliaciones en los plazos originales de los créditos de sus clientes de hasta 1.825 días.

“Con esta facilidad, el BCCR busca mitigar el impacto económico de la pandemia sobre el consumo, la producción y el empleo; y contribuir a reducir, de esa forma, las secuelas permanentes de la crisis actual en la sociedad y el sector productivo, permitiendo la supervivencia y recuperación de las empresas solventes a mediano plazo. En ese sentido, este instrumento contribuiría también a preservar la estabilidad de nuestro sistema financiero”, señala el Central.

La Junta Directiva del Central informó que durante los próximos días continuará con la aprobación de más planes presentados por el resto de las entidades financieras para girar los recursos de los créditos especiales.

Según las reglas fijadas por el BCCR, las entidades interesadas en obtener estos recursos deben presentar un plan con el detalle del tipo de cliente que pretenden financiar (personas, pymes, empresas, etc.), además de las condiciones de los créditos u operaciones.

Esta facilidad de recursos le permitirá a los intermediarios obtener el dinero a un plazo de cuatro años con un interés de Tasa de Política Monetaria (TPM), que se ubica en 0,75% desde el 18 de junio, más cinco puntos base (0,05%), que se aplicará durante todo el crédito.