Por: El Mercurio/GDA/Chile, AFP .   18 noviembre
La producción industrial de China aumentó un 4,7% en octubre en relación al mismo periodo del año anterior, frente al 5,8% de septiembre. Foto STR / AFP, China OUT
La producción industrial de China aumentó un 4,7% en octubre en relación al mismo periodo del año anterior, frente al 5,8% de septiembre. Foto STR / AFP, China OUT

El Banco Central de China dijo que “aumentará el ajuste anticíclico” para evitar la presión a la baja de la economía, mientras se mantiene alerta ante la posibilidad de que la inflación se extienda.

La economía enfrenta mayores dificultades a medida que el crecimiento de la inversión se desacelera y la producción industrial sigue siendo lenta, dijo el Banco Popular de China en su informe de política monetaria del tercer trimestre.

La institución destacó un aumento en los desafíos del informe anterior de agosto y renovó su preocupación por los riesgos de inflación.

“Cabe señalar que el entorno externo actual es complejo, la economía está bajo una creciente presión a la baja y algunas empresas enfrentan dificultades operativas”, aseguraron.

El informe señala que enfrentan un alcance limitado para las maniobras de política a pesar de los crecientes riesgos económicos.

La entidad seguirá comprometida con un enfoque dirigido y restringido hacia la flexibilización. Reiteró una promesa anterior de continuar reduciendo la cantidad de dinero que los bancos necesitan reservar como reservas para facilitar el crédito.

Economía en sufrimiento

China anunció el jueves 14 de noviembre el freno de su producción industrial y la caída de las inversiones, a su mínimo nivel en 21 años, unos datos peores de lo esperado en plena guerra comercial.

La producción industrial aumentó un 4,7% en octubre en relación al mismo periodo del año anterior, frente al 5,8% de septiembre.

Por su parte las ventas al pormenor, que reflejan el consumo, aumentaron un 7,2%, su ritmo más lento en seis meses.

El crecimiento de la inversión en capital fijo fue de 5,2% en octubre, según la oficina nacional de estadísticas (BNS), su nivel más bajo desde al menos 1998.

La publicación de estos datos llega con China inmersa desde hace un año en una dura guerra comercial con Estados Unidos.

El conflicto, que ha ha llevado a ambas economías a imponerse aranceles punitivos por miles de millones de dólares, afecta al crecimiento del gigante asiático y amenaza a la economía mundial.

“Hay que tener en cuenta que la economía mundial frena, con inestabilidad y numerosas incertidumbres a nivel internacional”, dijo un portavoz de la BNS, Liu Aihua.