Por: María Esther Abissi.   19 septiembre

La Junta Directiva del Banco Central acordó ayer, 18 de setiembre, reducir la Tasa de Política Monetaria en 25 puntos base, para ubicarla en 3,75% anual y partir de hoy.

El ajuste de la tasa se basa en la evolución de los precios y la evolución en el entorno internacional.

En el contexto externo, el Central prevé una alta incertidumbre por las tensiones comerciales de Estados Unidos y China, la desaceleración de los flujos de comercio y las proyecciones de crecimiento de los socios comerciales.

La autoridad ha estado ajustando a la baja la tasa sobre la que tiene control desde el 27 de marzo de este año, cuando se ubicaba en 5,25%. Foto: Rafael Pacheco
La autoridad ha estado ajustando a la baja la tasa sobre la que tiene control desde el 27 de marzo de este año, cuando se ubicaba en 5,25%. Foto: Rafael Pacheco

“Los bancos centrales del mundo han relajado sus tasas de interés, lo que amplía el espacio para una política monetaria contracíclica en Costa Rica”, explicó el Central en un comunicado.

Hernán Varela, gerente de portafolios de Banco Lafise, explicó que el principal motivador de la decisión del Central son las menores presiones en el tipo de cambio y la estabilidad en los precios internos.

La tasa de política monetaria (TPM) como instrumento influye sobre el Mercado de Liquidez, donde las entidades financieras solicitan recursos o invierten sus excesos de liquidez. El objetivo es que los bancos determinen que su costo de fondeo es menor y por tanto, repliquen el comportamiento a las tasas que colocan a sus préstamos.

“Si las tasas de los préstamos bajan, las personas pueden sentirse más animadas a tomar un crédito y de igual forma varios proyectos se hacen rentables, lo que incentiva además el crédito”, explicó Varela.

De acuerdo con la autoridad monetaria, la inflación en los últimos dos meses se han comportado en concordancia con el Programa Macroeconómico.

En agosto la inflación internanual se ubicó en un 2,86%, un nivel similar al del mes previo. Al menos el 27% de la variación intrames se le atribuye al efecto de la entrada en vigor del Impuesto al Valor Agregado.

El Central prevé riesgos a la baja, especialmente por el lento crecimiento de la actividad económica y una brecha de producto negativa, una tasa de desempleo superior a la esperada y un crecimiento del crédito al sector privado más bajo que el crecimiento nominal de la economía.

Durante la misma sesión de Junta Directiva se acordó reducir la tasa de interés bruta de los depósitos a un día plazo.

Para Varela, la intensión del Central con la TPM ha funcionado, especialmente cuando realiza ajustes a la baja.

Sin embargo, la percepción de las personas juega un papel determinante.

“Es más probable que en este momento tome tiempo para que la herramienta comience a surtir el efecto. Es posible que deba ser acompañada de otras medidas para lograr el objetivo e impulsar la confianza de los agentes económicos”, explicó Varela.

La autoridad ha estado ajustando a la baja la tasa sobre la que tiene control desde el 27 de marzo de este año, cuando se ubicaba en 5,25%.

Desde entonces se han realizado cinco movimientos a la baja, incluyendo este.

Orlando Soto, director general del grupo Financiero Acobo, explicó que con al medida, lo que busca el Banco central es estimular la colocación de crédito e incentivar la inversión, para intentar reactivar la economía.

“El entorno económico actual se plantea más desafiante que en el pasado, pues la economía global enfrenta retos de desaceleración en el crecimiento y tensiones comerciales, además de la salida del reino Unido de la Unión Europea”, explicó Soto.

La baja no solo se dio en las tasas de interés de Costa Rica, sino también en la tasa de los fondos federales de la Reserva Federal de Estados Unidos.

La Fed (por sus siglas en inglés) decidió bajar de nuevo la tasa de referencia en un cuarto de punto, hasta un rango de 1,75% a 2%.

La reducción es un intento de la Fed por contrarrestar las presiones causadas por la guerra comercial de su propio presidente, Donald Trump, el menor crecimiento mundial y la caída de la industria manufacturera de Estados Unidos.

En su declaración, el ente monetario admitió que 'la inversión fija de las empresas y las exportaciones se han debilitado.

“La reducción en el rango de las tasas de los fondos federales llevó a que el rendimiento de los bonos del Tesoro mostrara volatilidad, provocando que el costo de endeudamiento para Costa Rica en los mercados internacionales también aumentara”, explicó Soto.

Silvia Jiménez, gerente de Inversiones de Mercado de Valores, explicó que la decisión de la Fed emite un importante mensaje sobre sus futuras decisiones.

Para Jiménez, hacia adelante la entidad deja su política monetaria condicionada a las tensiones políticas y al desempeño de los datos económicos, por lo que un ciclo agresivo de bajas en las tasas de interés no está en el panorama de la autoridad monetaria.