Por: Paula Umaña.   8 junio
La reapertura comercial y la flexibilización de medidas sanitarias han impulsado la recuperación económica en Costa Rica en los últimos meses. Foto: Alonso Tenorio.
La reapertura comercial y la flexibilización de medidas sanitarias han impulsado la recuperación económica en Costa Rica en los últimos meses. Foto: Alonso Tenorio.

Este 8 de junio el Banco Mundial publicó sus proyecciones de crecimiento global. En su informe, la organización señaló que se prevé que la economía costarricense crezca en un 2,7% en el PIB; esta cifra se encuentra 0,2 puntos porcentuales por debajo de lo proyectado por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Asimismo, la proyección del 2,7% es inferior a las cifras de crecimiento proyectadas para otros países centroamericanos: el Banco Mundial prevé un 4,1% para El Salvador y un 3,6% para Guatemala, por ejemplo. En la región latinoamericana, la organización mantiene la expectativa de un crecimiento de 6,4% para Argentina, un 5,9% para Colombia y un 4,5% para Brasil.

Se espera que la actividad económica regional (América Latina y el Caribe) crezca un 5,2% en 2021 y un 2,9 % en 2022.

El informe señala que la recuperación económica de Estados Unidos podría influir alza en el crecimiento económico de países como México, Costa Rica y Honduras, pues significaría un aumento en la demanda de exportación.

Proyecciones inferiores

Las proyecciones del Banco Mundial tanto para el 2021 como para el 2022 para Costa Rica son inferiores en 0,2% a las expectativas de crecimiento del Banco Central para cada año.

Las proyecciones del BCCR mejoraron de enero (donde se proyectó un crecimiento del 2,6% para el 2021) a abril (proyección del 2,9%) debido a una mejor perspectiva en el crecimiento económico mundial y una mayor demanda externa para los bienes costarricenses, mejoraron las proyecciones; así lo explicó el presidente de la entidad, Rodrigo Cubero.

La proyección del Banco Central para el 2022 se mantiene en 3,6%, mientras que la del Banco Mundial en 3,4%.

Expectativas mundiales

Por otro lado, se prevé que en 2021 la economía mundial se expandirá un 5,6%, el ritmo posterior a una recesión más acelerado en 80 años, y ese efecto se deberá, en gran medida, al fuerte repunte de algunas de las principales economías.

Entre estas, se proyecta que este año el crecimiento de los Estados Unidos alcanzará un 6,8% como resultado del apoyo fiscal a gran escala y de la reducción en las restricciones establecidas debido a la pandemia.

En otras economías avanzadas, el crecimiento también es firme aunque menor. Entre los mercados emergentes y las economías en desarrollo, se prevé que China tendrá un repunte del 8,5% este año a causa de la demanda reprimida.

Sin embargo, según lo que indica el Banco Mundial en su informe, muchos mercados emergentes y economías en desarrollo continúan luchando contra la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias.

“Si bien existen signos de recuperación mundial que se reciben con agrado, la pandemia sigue generando pobreza e inequidad en la población de países en desarrollo de todo el mundo”, señaló el presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass.

A pesar de la reactivación, para fin de este año, la producción mundial será alrededor de un 2% inferior a lo que se proyectaba antes de la pandemia.

Para 2022 las pérdidas de ingresos per cápita no se habrán revertido para aproximadamente dos tercios de los mercados emergentes y economías en desarrollo. Entre las economías de ingreso bajo, en donde la vacunación se ha retrasado, los efectos de la pandemia han anulado los logros obtenidos en materia de reducción de la pobreza y han agravado la inseguridad y otros problemas de larga data.