Finanzas

Bolsas mundiales y precios de petróleo, gas y oro sufren otro día convulso por conflicto en Ucrania

Bolsas de Nueva York, Fráncfort, Londres, París y Milán registraron caídas

La posibilidad de un embargo occidental al sector energético ruso disparó el lunes 7 de marzo el precio del petróleo y el gas natural, provocando la caída de los mercados bursátiles, que temen una ralentización de la economía mundial.

La bolsa de Nueva York terminó en fuerte baja: el índice Dow Jones perdió 2,37%, a 32.817,51 unidades, el Nasdaq cayó por debajo de los 13.000 puntos como el día antes de la invasión rusa a Ucrania, el 23 de febrero, para caer 3,62%, a 12.830,96 unidades. Y el S&P 500 cedió 2,95%, a 4.201,04 puntos.

En tanto, Fráncfort cerró con una pérdida del 2%, Londres de 0,4%, París del 1,3%, Milán de 1,4% y Madrid del 0,9%.

El 7 de marzo las bolsas asiáticas también registraron fuertes pérdidas por el efecto del conflicto en Ucrania. Tokio perdió 2,94%, y cayó a su menor nivel desde noviembre de 2020, mientras Shanghái perdió 2,17%. La caída en Hong Kong fue aún peor: -3,87%.

El domingo, el secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, dijo que Washington y sus aliados debaten prohibir las importaciones energéticas desde Rusia, lo cual tuvo un fuerte impacto en la cotización del crudo.

El barril de Brent del mar del Norte rozó los $140 al inicio de la jornada en Asia, cerca de su récord absoluto de $147,50 alcanzado en julio de 2008.

Luego, el Brent para entrega en mayo se replegó para terminar igualmente al alza de 4,31%, a $123,21.

En tanto, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en abril subió un 3,21%, a $119,40, en Nueva York, luego de superar los $130 al comenzar el día.

Mientras la ofensiva rusa sobre Ucrania continuó el lunes con nuevos bombardeos sobre varias regiones del país, la posibilidad de sanciones que apunten directamente al sector energético ruso fue nuevamente evocada.

El presidente estadounidense, Joe Biden, "no tomó decisión aún" sobre un eventual embargo de gas y petróleo rusos en respuesta a la invasión de Ucrania, señaló el lunes su portavoz, Jen Psaki.

La vocera indicó que el tema fue abordado el lunes en una conversación entre Biden y los mandatarios de Alemania, Francia y Reino Unido, y destacó: "Tenemos capacidades y posibilidades diferentes".

Alemania en particular se opone a todo embargo sobre el gas ruso, del cual es muy dependiente, mientras que Estados Unidos importa poco crudo ruso.

Las importaciones de energía fósil procedentes de Rusia son "esenciales" para la "vida diaria de los ciudadanos" en Europa y el suministro al continente no puede garantizarse de otra manera en este momento, afirmó el lunes el canciller alemán, Olaf Scholz.

Rusia advirtió de su lado de las "consecuencias catastróficas" en caso de un embargo occidental sobre su petróleo.

Si la medida fuera unilateral por parte de Estados Unidos, "solo tendría un efecto limitado", destacó Louise Dickson, analista de Rystad.

Pero “si Estados Unidos llegara a convencer a la Unión Europea (UE) de participar en un embargo, eso bloquearía 3,8 millones de barriles diarios de importaciones”, añadió.

El precio del gas natural volvió a batir un récord en el mercado europeo, subiendo más de 60% a 345 euros el equivalente de megavatio-hora (MWh).

La UE importa de Rusia un 40% del gas que consume.

Por su parte, el oro —un valor refugio en tiempos de incertidumbre— superó brevemente la marca de los $2.000 la onza.

Aunque el petróleo y la energía rusas no están directamente sancionados, de momento, ya no encuentran casi compradores para esos productos, lo que perturba seriamente la oferta mundial.

"El alza de los precios del petróleo y de las materias primas va a obligar probablemente a las economías europeas a racionar el consumo y ello va a pesar en la recuperación económica y los beneficios de las empresas en 2022", estima Ipek Ozkardeskaya, analista del banco Swissquote.

Por su lado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) había advertido que una escalada del conflicto en Ucrania tendría consecuencias "devastadoras" a nivel mundial.

"Mientras las perspectivas de crecimiento económico son sombrías, la situación de la inflación es aún peor, ya que los precios de la energía y de las materias primas agrícolas se han disparado desde principios de año, y este cóctel tóxico plantea un enorme problema a los bancos centrales", estima Michael Hewson, analista de CMC Markets.

Los precios de los metales continuaron subiendo y el aluminio y el cobre registraron este lunes niveles históricos.

Hacia las 8:00 a. m. GMT (2:00 a. m., hora de Costa Rica), la tonelada de aluminio para entrega en tres meses llegó a $4.073,50 en el mercado londinense de metales (London Metal Exchange, LME) el 7 de marzo.

Horas antes, la tonelada de cobre alcanzaba el precio histórico de $10.845, antes de situarse en $10.777 hacia las 08:00 a. m. GMT (2:00 a. m., hora de Costa Rica).

El níquel subió a un ritmo frenético hasta alcanzar un máximo histórico de $55.000 por tonelada.

Durante la sesión, los precios casi se duplicaron y seguían en alza del 72,8% a las 5:55 p. m. GMT (11:55 a. m., hora de Costa Rica), a $49.975 la tonelada de níquel en la bolsa de metales de Londres (LME).

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.