Finanzas

Conozca los fraudes y estafas más comunes que se asocian con criptomonedas

El anonimato que ofrecen las carteras o wallets privados podrían facilitar -como cualquier otro activo o moneda- transacciones ilegales

El aumento en el uso de las criptomonedas a nivel mundial pone sobre la mesa la trazabilidad que ofrece el sistema en el que este tipo de activos se mueven. Por eso son un blanco frecuente de críticas e interrogantes debido a sus características de anonimato y el esquema que utiliza, sobretodo por las ventanas que abre para fines delictivos.

Además, existen diversos tipos de estafas de persona a persona que pueden darse a través de la utilización de la figura de las criptomonedas como un enganche. EF, a través del especial Cripto+, recopiló algunas formas de estafas que podrían darse.

Para iniciar, los fraudes podrían darse a través de sitios web, aplicaciones falsas o correos electrónicos engañosos que le mueven a invertir o brindar información personal a los usuarios, también podría suceder con cuentas de redes sociales fraudulentas o con identidades robadas, como la de Elon Musk, por ejemplo.

Este tipo de estafas no se diferencian de otras realizadas para acceder a cuentas bancarias, solicitar depósitos de dinero u otros, métodos advertidos por las autoridades costarricenses; únicamente que utilizan las criptomonedas como objeto de atracción.

Lavado de dinero

Por otro lado, el anonimato que ofrecen las carteras o wallets privados podría facilitar —como cualquier otro activo o moneda— transacciones ilegales, la compra de artículos prohibidos o con regulaciones específicas o bien, el lavado de dinero.

A finales de junio de este año, las autoridades londinenses anunciaron la mayor “incautación” de criptomonedas, que alcanzaban un valor de $160 millones, tras una investigación de blanqueo de capitales. Este es uno de los ejemplos más recientes que captó la atención internacional.

Douglas Montero, economista con especialidad en mercados internacionales, reconoció que existe un debate sobre cómo pueden prestarse las criptomonedas para los fraudes, pero no precisamente por su naturaleza y anonimato, sino por el uso inadecuado que se les da.

“No podemos decir que las criptomonedas por la encriptación que tienen sean un medio especialmente único para hacer fraudes, desde el punto de vista de blockchain se le puede dar seguimiento a la transacción y por ello algunas son interceptadas. Uno no puede satanizar la criptomoneda por su anonimato, de igual forma con otro tipo de activos se cometen fraudes”, señaló Montero.

Pirámides

Otra arista que surge en cuanto al entorno de los criptoactivos son las estafas piramidales o esquemas Ponzi, que se utilizan también con otros activos o monedas. Este tipo de estafa consiste en reunir inversores que inyectan dinero a un proyecto o una aplicación, con la finalidad de obtener utilidades. No obstante, la fuente de esas ganancias son otros inversionistas que inyectan recursos esperando retornos.

La superintendente de entidades financieras, Rocío Aguilar, señaló que en Costa Rica no existe prohibición en el país para la negociación de criptomonedas, sin embargo, las personas que realicen operaciones con éstas lo hacen bajo su propio riesgo y deben cumplir con los requerimientos de información o de cualquier otro tipo que su entidad financiera les solicite en materia de prevención de legitimación de activos o financiamiento al terrorismo.

Por su parte, el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, comentó que la entidad mantiene una posición de “tolerancia vigilante” y que analiza la evolución del uso de las criptomonedas en el país para determinar, eventualmente, si se requeriría algún tipo de regulación.

‘Memecoins’ o ‘Shitcoins’

Al mercado de las criptomonedas también lo acechan las iniciativas de nuevas criptomonedas basadas en la búsqueda de riqueza a raíz de la especulación existente. Se trata de las “memecoins”, que han ganado popularidad a través de influencers.

Un ejemplo de esto es el “dogecoin”, una criptomoneda creada bajo el objetivo de ironizar la especulación que rodea al mercado de los activos digitales. Aunque se creó en el 2013, su valor creció entre el 2020 y el 2021 tras varias movidas de usuarios en redes sociales y de lo sucedido con GameStop.

Vernán Mesén, corredor de bolsa de Grupo Financiero Acobo, señaló que este tipo de iniciativas desvalorizan a otras criptomonedas de alta gama como el bitcóin.

Usualmente son buscadas por entusiastas de los activos que buscan invertir en nuevas monedas atraídos por la subida en los precios del bitcóin o el ethereum y con el pensamiento de que las nuevas criptomonedas crecerán de igual forma.

Por esto, comentó Mesén, la inversión en criptoactivos no puede ser un juego y, en cambio, el usuario debe analizar todos los riesgos que conlleva inyectar recursos en cualquier moneda digital; para evitar en la medida de lo posible -y según lo permita el mercado- una pérdida de dinero.

Los ‘shitcoins’ son comúnmente utilizados para estafar a personas con poco conocimiento técnico de criptomonedas. Una persona puede crear alguna criptomoneda con poco valor, pero la utiliza en el mercado para intercambiar monedas que tienen un mayor valor monetario. De esta manera una parte se queda en su billetera con un ‘shitcoin’ valor y la otra persona con una moneda de mayor costo.

“Las criptomonedas te dan un pseudoanonimato, yo puedo tirar una moneda y recibir otra, es decir, yo puedo tirar ‘danielcoin’ y recibir Ethereum que ya es una criptomoneda más establecida que tiene un mercado y puedo cambiarlo en dólares y la persona queda con ‘danielcoin’ que es solo una idea especulativa que podría o no tener valor”, agregó Daniel Rojas, consultor de criptomonedas.

Las personas siempre deben cuestionarse qué tipo de moneda quieren en su billetera y qué propósito tiene, pues lo que le da valor no es la moneda por sí sola sino el propósito o uso que se le otorgue en el mercado.

Si quiere conocer más sobre el mundo de las criptomonedas, le invitamos a leer los reportajes del especial Cripto+:

Inversionistas de criptomonedas deben tener alta tolerancia a la volatilidad

Guía de criptomonedas: el activo que penetra las economías rodeado de desconocimiento y pocas regulaciones

Autoridades de Costa Rica mantienen una “tolerancia vigilante” frente a las criptomonedas

Diez respuestas para entender el mundo de las criptomonedas y entender sus usos en Costa Rica

Desarrollo de criptomonedas avanza en Costa Rica con poca regulación y muchas áreas grises

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Finanzas. Graduada de Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.