Por: Agencia AFP.   30 enero, 2018

La Reserva Federal estadounidense (Fed) inició este martes 30 de enero una reunión monetaria de dos días, la última de la presidencia de Janet Yellen, en la que no debería modificar los tipos de interés.

Según los contratos a futuro en los mercados, la probabilidad de un statu quo en la tasas tras este encuentro de transición es de 95%.

La demócrata de 71 años, termina su mandato el 3 de febrero tras ser nombrada por el expresidente Barack Obama. El mandatario Donald Trump no renovó su cargo como es tradición.

Su sucesor será Jerome Powell, un exbanquero y abogado republicano de 64 años que desde hace cinco años es el gobernador de la Fed.

Powell ha respaldado hasta ahora el aumento progresivo de los tipos de interés impulsado por Yellen.

Esta estrategia tiene por objetivo evitar el recalentamiento económico y dar a la Fed un margen de maniobra para bajar las tasas en caso de recesión.

Un portavoz de la Fed confirmó que "el Comité de Política Monetaria (FOMC) comenzó su reunión a las 15 horas GMT" del martes.

La institución publicará el miércoles a las 19 horas GMT un comunicado.

Aunque los mercados financieros no esperan un alza de los tipos de interés, aguardan indicios sobre el ritmo de recuperación el próximo año.

Por eso examinarán minuciosamente el vocabulario empleado por la Fed en el comunicado sobre crecimiento, impacto del estímulo fiscal e inflación.

Los tipos de interés están actualmente en un rango de entre 1,25% y 1,50%.

Pero, en vista de la rotación anual de los miembros votantes y las nuevas nominaciones de gobernadores, el FOMC podría decantarse este año del lado de los “halcones”, los que podrían optar por hacer cambios en el sesgo monetario de forma más rápida.