Por: María Esther Abissi.   18 junio, 2018

Una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó el país entre el 12 y el 15 de este mes para revisar el avance de los desarrollos macroeconómicos más recientes y discutir la estrategia del nuevo gobierno en cuanto a la situación fiscal.

La asesora del Poder Ejecutivo, Edna Camacho, la ministra de Hacienda Rocío Aguilar, el presidente del Banco Central, Olivier Castro y varios diputados de la Asamblea Legislativa fueron parte de los representantes que se reunieron con el equipo técnico del FMI para la revisión de los resultados del informe de la visita.

En las conclusiones el FMI explicó que, aunque la actividad económica sigue siendo sólida, se ha desacelerado, producto en parte del comportamiento fiscal.

Para el organismo, la política monetaria es adecuada y acorde con el movimiento de la inflación.

Sin embargo, el organismo internacional urge medidas de política para frenar el crecimiento del déficit fiscal, que, según indican, de continuar como se ha comportado hasta ahora, alcanzará el 7,6% del PIB al final de este año, colocando la deuda del gobierno central en una trayectoria insostenible.

El FMI fue reiterativo en la necesidad de aprobar una reforma fiscal, admitiendo que “si bien las medidas anunciadas por las autoridades son un paso en la dirección correcta, se necesitaría una estrategia de reforma más integral para lograr la sostenibilidad fiscal a largo plazo”.

Además, urgió en comenzar a aplicar las medidas propuestas lo antes posible y exhortó al gobierno a analizar los ahorros esperados con cada medida de la reforma y asegurar la credibilidad de su compromiso a implementar otras reformas para poder ser sostenibles en el largo plazo.

También afirmó que, de ser necesario, el FMI estaría dispuesto a ayudar al país en la forma que considere necesaria.

Entre otras cosas, el organismo suele brindar financiamiento a los países suscritos cuando estos atraviesan por situaciones de impago, problemas de liquidez y otros problemas financieros.