Por: Manuel Avendaño Arce.   16 septiembre
La tarjeta de crédito de Grupo Monge es abierta e internacional bajo la marca Mastercard. Fotografía: Cortesía de Grupo Monge.
La tarjeta de crédito de Grupo Monge es abierta e internacional bajo la marca Mastercard. Fotografía: Cortesía de Grupo Monge.

Grupo Monge entró al negocio de las tarjetas de crédito con un nuevo producto que ofrece financiamiento en colones y dólares.

La tarjeta de crédito de Monge tiene tasas de interés que se ubican en el límite máximo fijado por el Banco Central de Costa Rica (BCCR), 37,69% en colones y 30,35% en dólares.

Cualquier tarjeta de crédito que supere estos niveles se considerará un producto en usura, de acuerdo con la reforma a la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor (7.472) que entró en vigor el pasado 11 de junio.

Eduardo Fallas, gerente general de Financiera Credilat −empresa del conglomerado Grupo Monge−, recordó que la entidad es regulada por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) por lo que cumple con la normativa establecida.

“En el caso de la tarjeta tiene una tasa competitiva, en las mismas líneas de mercado que ofrecen entidades como BAC Credomatic, Scotiabank, Davivienda, entre otros. Es una tasa anualizada de 37,69% en colones”, apuntó Fallas.

Sobre los montos de financiamiento disponibles para los clientes, el rango más bajo es de $500 y hasta el momento colocaron tarjetas con un límite de $2.500.

“Es importante mencionar que Monge siempre ha buscado ser el primer crédito de los clientes que tiene para empezar esa bancarización, entonces son créditos pequeños y esperamos que con esto pueda entrar al sistema bancario regulado y tenga un récord que le permita ir construyendo en el tiempo”, añadió el vocero.

Las razones para definir los niveles de las tasas de interés y los montos de financiamiento están sujetos a investigaciones de mercado que la empresa hizo previamente.

“Tenemos casi dos años de estar en un proceso de desarrollo de este producto, tanto a lo interno, principalmente en estudios de mercado con nuestros clientes para entender sus necesidades y cómo podemos agregarle mucho más valor a las personas a quienes ya les ofrecemos los artículos que tenemos en nuestras tiendas, como en la oferta financiera con los préstamos”, comentó Fallas.

La ley de tasas de usura tiene efectos adversos sobre algunos productos en el mercado y puede generar exclusión financiera en la coyuntura actual. Así lo señalaron durante la discusión legislativa la Sugef, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) y el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).

Las tarjetas de crédito en colones no podrán sobrepasar una tasa de interés del 37,69% mientras que en dólares el tope máximo será de 30,36%. Los porcentajes corresponden a la primera fijación de tasas de usura que publicó el Banco Central el viernes 3 de julio del 2020.

Pagos por WhatsApp

La tarjeta de Monge es abierta e internacional por medio de la marca Mastercard, esto le permite a los clientes utilizarla sin restricciones en cualquier comercio.

La compañía también trabaja en convenios con diferentes empresas para ofrecer una red de 3.000 puntos de venta en toda la región en los que se puede pagar con el plástico. En la lista se encuentran almacenes como El Colono, El Lagar, supermercados, estéticas y hospitales.

La nueva tarjeta tiene un programa de lealtad cashback en el que se acumulan puntos que luego se pueden redimir en pagos a comercios tradicionales, pero también en servicios de streaming como Netflix, HBO y Apple TV; o cancelar pedidos en plataformas de delivery como Glovo, UberEats y Rappi.

Una de las innovaciones que acompaña el lanzamiento de la tarjeta es la posibilidad de hacer pagos y otros trámites por medio de WhatsApp.

Monge trabaja desde hace varios meses en el desarrollo un servicio de atención digital por medio de un chatbot llamado Ana, que le permite a los clientes hacer consultas sobre productos, solicitar préstamos, hacer pagos de servicios y tramitar la tarjeta de crédito.

De acuerdo con Fallas, la plataforma automatizada de WhatsApp le facilita a las personas pedir extensiones de efectivo por medio de transferencias directas a sus cuentas Sinpe.

¿Tras los clientes de la banca?

Credilat espera que poco a poco un grupo de 14.000 clientes, que actualmente tienen crédito con Tienda Monge y utilizan los servicios de WhatsApp, se conviertan en los tarjetahabientes de la financiera mediante una integración de varios productos.

La entrada en vigor de la ley de tasas de usura supone un reto grande para la banca. Algunas entidades anunciaron el cierre de tarjetas de crédito a grupos de personas y medidas de reorganización que implican despidos y clausuras de locales.

BAC Credomatic anuncio el despido de 373 empleados, cierre 11 puntos de servicio y la
eliminación 87.526 tarjetas de crédito que pertenecen a 79.789 clientes.

Davivienda anunció que analiza la continuidad de 7.500 plásticos, y Scotiabank cerró cinco sucursales y despidió a 98 trabajadores por los ajustes que conlleva la nueva legislación sobre tasas de interés.

EF consultó a Fallas si Credilat buscará captar parte del mercado entre quienes perderán sus tarjetas de crédito con algunos de los bancos comerciales.

“Nuestro modelo de negocio es muy diferente al de las entidades financieras tradicionales, probablemente tengamos dentro de los clientes que se acerquen a buscar la tarjeta a algunas personas que sean más del segmento bancario, pero lo que buscamos es construir en nuestros clientes y darles un valor agregado”, puntualizó.

El enfoque de Monge es que los clientes de su cartera, que ya tienen préstamos o artículos financiados, puedan acceder a la tarjeta para completar toda la gama de productos con la compañía.