Por: María Fernanda Cisneros.   26 octubre, 2018
Al 4 de octubre, Hacienda acumulaba ¢205.661 millones en canjes, muy por debajo de los más de ¢652.000 millones intercambiados en 2017 y todavía más abajo de lo visto en 2016. Foto: Rafael Pacheco
Al 4 de octubre, Hacienda acumulaba ¢205.661 millones en canjes, muy por debajo de los más de ¢652.000 millones intercambiados en 2017 y todavía más abajo de lo visto en 2016. Foto: Rafael Pacheco

El Ministerio de Hacienda canjeó ¢196.502 millones en series que vencían en 2018, 2019 y 2020, con lo cual podrá alargar el plazo de parte de la deuda que debía atender en esos años.

Esta operación forma parte del voluminoso intercambio de títulos que el Gobierno anunció el lunes 22 de octubre (por ¢2 billones) y que programó para el jueves 25 y viernes 26 del mismo mes.

Las negociaciones del denominado “megacanje”, anunciado el lunes, concluyeron con un monto total canjeado de ¢318.593 millones, entre jueves y viernes. Esta cifra es más alta que todos los vencimientos que Hacienda había logrado canjear en todo el 2018.

Además, duplica el monto máximo histórico que había alcanzado el Gobierno en una operación, según se informó a la prensa mediante un comunicado de prensa.

En la jornada del jueves, Hacienda alargó el vencimiento de ¢120.800 millones, monto que calificó como positivo y que ahora se suma al transado este viernes.

“La importancia de esta operación, que se convocó por medio de la Bolsa Nacional de Valores para el mercado financiero, es que permite ordenar de mejor manera los vencimientos de los próximos dos años y con ello disminuir las presiones”, explicó Mauricio Arroyo, subtesorero nacional.

Además, Tesorería Nacional anunció que durante la próxima semana agregará operaciones que permitirán alcanzar -en conjunto- un total superior a los ¢400.000 millones en canjes.

Se trata de ¢100.000 millones que negociarán con instituciones del sector público que emiten en forma directa con el Ministerio de Hacienda. Estas operaciones se realizarán el 29 y 30 de octubre.

Al 4 de octubre, el Gobierno acumulaba ¢205.661 millones en canjes, muy por debajo de los más de ¢652.000 millones intercambiados en 2017 y todavía más abajo de lo visto en 2016.

“Si se evalúa por el monto canjeado se puede decir que fue exitoso (...) La series canjeadas el día de hoy alargan el plazo de vencimiento de la deuda, por la cual la urgencia de corto plazo disminuye significativamente”, explicó Johnny Mora, director de Fondos de Inversión de Grupo Financiero Acobo.

Los canjes del viernes 26 de octubre correspondían en parte a títulos con vencimiento al 2020, una serie que nunca antes se habían ofrecido, por lo que Tesorería tenía altas expectativas del interés que podían generar en los inversionistas, principalmente operadoras de pensiones.

Estas series fueron canjeadas por otras que vencen en 2023, 2025, 2028 y 2030.

Además, el cierre de la recepción de ofertas para el contrato de colocación estaba agendado para el viernes 26 de octubre.

La oferta mínima por contrato se fijó en $200 millones y un plazo mínimo de tres años. En cuanto a la moneda, puede ser en colones o en dólares.

Por ahora, los resultados de las negociaciones y ofertas recibidas no han sido revelados.

El detalle se dará a conocer mediante un hecho relevante hasta que se firme el contrato, según asesoró la Superintendencia de Valores (Sugeval) a Hacienda.

El proceso consiste en tres días para comunicar al mercado y tres días más para que eventualmente se realice una consulta. Por tanto, en aproximadamente una semana se publicarían las adjudicaciones, cuando estas ya estén en firme.