Por: María Fernanda Cisneros.   31 octubre, 2018
19/10/2019 Banco Nacional, Banco Nacional, Rotulos con el tipo de cambio y oficinas de credito. Fotos de Diana Méndez
19/10/2019 Banco Nacional, Banco Nacional, Rotulos con el tipo de cambio y oficinas de credito. Fotos de Diana Méndez

El tipo de cambio de referencia del Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) llegó a ¢620,64 el miércoles 31 de octubre, tras una subida de ¢10,74 respecto al día anterior.

Se trata de uno de los brincos históricos más altos de un día a otro en el mercado de divisas costarricense.

El movimiento más importante que ha percibido el dólar de un día a otro, en los últimos nueve años, ocurrió entre el 12 y el 13 de marzo del 2014 (cuando Rodrigo Bolaños presidía el Banco Central). En esa fecha, el tipo de cambio en el Monex registró una baja de ¢24,73.

Un cambio similar al visto este 31 de octubre, al alza, ocurrió en 2010. Del 17 al 18 de octubre el precio del dólar subió ¢11,78. También, del 6 al 7 de mayo del mismo año, subió ¢11,49. En estas fechas, el presidente del BCCR era Francisco de Paula Gutiérrez.

Tanto en el 2010 como en el 2014, en Costa Rica regía la banda cambiaria, régimen que abandonó el Central a inicios del 2015 para pasar a al flotación administrada del dólar.

Entre tanto, las ventanillas de las entidades financieras llegaron a un máximo de ¢632 este 31 de octubre, mientras el mínimo se sitúo en ¢613 a manos de una cooperativa.

La mayor compra de dólares por parte del Ministerio de Hacienda en el mercado cambiario y las presiones externas por un dólar que se fortalece conforme lo hace la economía estadounidense explican este comportamiento., explicó Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR) a EF.

Si se toma como referencia el tipo de cambio promedio del Monex, el precio mensual de un plan estándar de Netflix pasó de costar ¢6.262,1 en el arranque del año a ¢6.820,8 al 31 de octubre. Un aumento de ¢558,7.

Conforme más alta sea la cuota a pagar, más es el golpe que siente el consumidor en su presupuesto. Otro ejemplo es el pago de un alquiler.

Si el monto mensual a pagar por un apartamento o vivienda es de $550, esto le significaba presupuestar ¢313.390 a inicio de año, pero al cierre de octubre el monto es de ¢341.352. Es decir, el alquiler subió en ¢27.962.

Cubero, presidente del BCCR, comentó que existen presiones externas provenientes de los incrementos de las tasas de interés en dólares estadounidenses, pero también elementos en el mercado doméstico debido, principalmente, a la incertidumbre sobre el rumbo de las finanzas públicas.

Cubero explicó que la devaluación del colón sí puede presionar al alza la inflación, razón por lo que monitorean la situación de cerca y en el momento en el que lo consideren prudente, acudirán a la Tasa de Política Monetaria (TPM) para mitigar el impacto.

El BCCR levantó la voz el 12 de octubre para afirmar que carece de compromiso con un precio particular del precio del dólar. El comportamiento del tipo de cambio obedecerá, según explicó en el comunicado de prensa emitido en esa fecha, únicamente a la oferta y demanda de divisas del mercado cambiario, propio de un régimen de flotación administrada.

Hacienda compra más divisas al Central

Si aumenta el precio del dólar, esto se significa que la demanda del dólar aumentó o disminuyó la oferta.

Lo que sucede en el mercado actualmente es que existe una fuerte demanda de divisas.

El mercado negoció un total de $12 millones. El 26% de ese monto ($2,9 millones) correspondieron a la venta de dólares que realizó el Banco Central en operaciones de estabilización.

El 30 de octubre el Central también participó directamente en el mercado con operaciones de venta con un equivalente al 31,4%.

Entre enero y octubre, el BCCR utilizó $252 millones de sus reservas en intervenciones en Monex. La cifra es 65% menor a los $726 millones vistos en igual periodo del 2017.

Sin embargo, la mayor demanda de dólares nace del Sector Público No Bancario (SPNB), incluido el Ministerio de Hacienda y las instituciones públicas que no son bancos. Estas entidades son las que más absorben recursos del Central.

Entonces, ¿qué ocurre este año? “El Ministerio de Hacienda pasó de ser un oferente de divisas a un demandante neto de divisas”, afirmó Cubero, presidente del Banco Central.

Lo que ocurre es que Hacienda tiene vencimientos de deuda en dólares, pero menos ingresos en esta moneda. Por ende, acude al BCCR en busca de divisas para atender sus obligaciones.

Recope también, en segundo lugar, demanda más divisas para atender el aumento del precio del petróleo.

Solo el 31 de octubre, la autoridad monetaria le vendió $10 millones a este sector, pero acumula una cifra mucho mayor en lo que va del año.

En lo que va del 2018, el Central ha vendido $2.637 millones al SPNB, un 85% más que lo acumulado en 2017 para esta época del año.

Esto explica en gran medida la baja en las reservas internacionales netas de la autoridad monetaria.

Luego de que ingresaron los recursos del crédito obtenido por el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) entraran a las arcas del Central, este acumuló unos $8.000 millones en reservas. Esta cifra se veía en el balance de marzo, sin embargo para inicio de octubre estos recursos ya eran inexistentes.

Al 31 de octubre, el Central registra reservas por $6.881 millones. Solo en octubre han vendido $541 millones.