Por: AFP .   26 febrero

Washington. A pesar del sólido crecimiento y la sostenida generación de empleo, la inflación de Estados Unidos seguirá cayendo debajo de la meta de 2% al menos por un tiempo, dijo el martes 26 de febrero el presidente de la Fed Jerome Powell.

Ese pronóstico apuntala aún más la actitud de "paciencia" que prometió tomar la Reserva Federal (Fed) antes de volver a disponer un nuevo aumento de las tasas de interés.

"La reciente caída de los precios de la energía probablemente lastrará por un tiempo a la inflación global por debajo ... de la meta de largo plazo de 2%", dijo Powell en su testimonio semestral ante un comité del Senado.

La Fed subió cuatro veces las tasas en 2018 pero las preocupaciones por las confrontaciones comerciales sino-estadounidenses ahondaron temores acerca de un menor crecimiento de la economía mundial acompañado de movimientos demasiado agresivos de la entidad estadounidense.

Eso llevó a que en las últimas semanas la Fed dijera claramente que procederá con cautela. Muchos economistas dicen que no esperan ningún alza de este año y unos pocos creen que el próximo paso podría ser una rebaja si es que el crecimiento económico se enlentece.

Al señal que la medida de inflación preferida por la Fed esta actualmente en 1,7%, Powell dijo que "la extensión y el momento de nuevos

aumentos dependerá de los futuros datos económicos y la evolución de las perspectivas".

Powell se mantuvo optimista sobre la economía. Dijo que los miembros de la Fed "en general creen que crecerá a un ritmo sólido, tal vez algo menor que en 2018, y que el mercado laboral sigue siendo sólido".

Advirtió empero que en los últimos meses se han empezado a ver señales "conflictivas" que incluyen el menor crecimiento de grandes economías, especialmente China y Europa.

“Y la incertidumbre es elevada debido a varios problemas de política gubernamental no resueltos; incluyendo el Brexit y las actuales negociaciones comerciales”, advirtió. “Vigilaremos cuidadosamente cómo evolucionan esos asuntos” dijo.

La Fed subió cuatro veces las tasas en 2018 pero las preocupaciones por las confrontaciones comerciales sino-estadounidenses ahondaron temores acerca de un menor crecimiento de la economía mundial acompañado de movimientos demasiado agresivos de la entidad estadounidense. Foto: AFP
La Fed subió cuatro veces las tasas en 2018 pero las preocupaciones por las confrontaciones comerciales sino-estadounidenses ahondaron temores acerca de un menor crecimiento de la economía mundial acompañado de movimientos demasiado agresivos de la entidad estadounidense. Foto: AFP