Por: María Fernanda Cisneros.   7 noviembre
De los 315 bienes y servicios que integran la canasta de consumo, 51% aumentaron de precio, 36% disminuyeron de precio y 13% no presentaron variación. Fotos Melissa Fernández
De los 315 bienes y servicios que integran la canasta de consumo, 51% aumentaron de precio, 36% disminuyeron de precio y 13% no presentaron variación. Fotos Melissa Fernández

La inflación, medida por la variación interanual del Índice de Precios del Consumidor (IPC), llegó a 2,03% en octubre, menor cifra del último año, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

El indicador se mantiene en el límite inferior del rango meta del Banco Central de Costa Rica (BCCR) ubicado entre 2% y 4%.

La cifra mensual, por su parte, se ubicó en 0,37%, la más alta desde febrero del año en curso. Mientras, la variación acumulada fue de 1,38%, menor al dato registrado hace exactamente un año.

En octubre, los grupos con mayor aporte al dinamismo del IPC fueron transporte y entretenimiento y cultura. El efecto positivo provino de los precios de automóviles, paquetes turísticos y autobús urbano. Mientras, el efecto a la baja llegó en el servicio de electricidad, pizza y cebolla.

Desde que el jerarca de la autoridad monetaria, Rodrigo Cubero, asumió su cargo -en agosto pasado-, dijo que el Central tomaría las acciones que fueran necesarias para controlar las presiones en los precios. Es especial, si existe la amenaza de que el IPC se aleje de la meta.

En esa línea, recientemente, el BCCR anunció un incremento de 25 puntos básicos en la Tasa de Política Monetaria (TPM). Ahora el indicador se ubica en 5,25%.

A pesar de que la inflación es baja en la actualidad, la subida de la TPM llegó por las presiones futuras en los precios.

Según el Central, los modelos de pronóstico de inflación del Banco Central les sugieren que la inflación en el 2019 podría ubicarse por encima del límite superior del rango meta y por eso acudieron a un incremento de su tasa de referencia.