Finanzas

La endeudada inmobiliaria china Evergrande pide cautela ante atraso en auditoría

Evergrande urgió a los inversionistas a actuar con cautela “ante los desafíos operativos y financieros que enfrenta el grupo y especialmente la presión que enfrenta por la deuda”

El endeudado gigante inmobiliario chino Evergrande advirtió este martes 22 de marzo a los inversionistas que deben tener cautela, tras anunciar que retrasará la presentación de los resultados de su auditoría de 2021, un día después de suspender el comercio de acciones en la bolsa de Hong Kong.

La empresa dijo que no podría publicar los resultados de su auditoría de 2021 para finales de marzo como lo requieren las normas de listado de Hong Kong.

“Debido a los drásticos cambios en el entorno operativo de la empresa desde el segundo semestre del año pasado (...), junto a los efectos del brote de COVID-19, la empresa no podrá completar los procedimientos de auditoría a tiempo”, indicó Evergrande en un aviso en la bolsa de Hong Kong.

La política de China por contener el endeudamiento excesivo del sector inmobiliario ha afectado a Evergrande, uno de los mayores desarrolladores del país que arrastra una deuda de $300.000 millones.

La suspensión del comercio de sus acciones se mantendrá en vigor hasta que se publique la información financiera, según las reglas del mercado.

Fue la segunda suspensión este año y se da antes del vencimiento de un compromiso de pago de $2.000 millones el miércoles y otro en abril por $1.400 millones.

Evergrande urgió el martes a los inversionistas a actuar con cautela "ante los desafíos operativos y financieros que enfrenta el grupo y especialmente la presión que enfrenta por la deuda".

Una subsidiaria de la empresa, Evergrande Property Services, también suspendió el lunes sus operaciones de bolsa tras anunciar que los bancos tenían depósitos coercitivos por unos 13.400 millones de yuanes ($2.100 millones) como garantía de pago para terceros.

La empresa ha dicho que completará los proyectos en marcha y que los entregará a los compradores en un intento por salvar su deuda.

Esfuerzos previos por pagar a los proveedores y contratistas debido a la crisis condujo a protestas de los compradores de vivienda e inversionistas en la sede del grupo en Shenzhen, sur, en setiembre.

Los problemas de Evergrande han repercutido en todo el sector inmobiliario chino y llevó a algunas firmas pequeñas a incurrir en default.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.