Por: María Fernanda Cisneros.  13 marzo

El Ministerio de Hacienda comunicó, mediante un hecho relevante, que descartó el contrato de colocación de los $1.500 millones que había anunciado en noviembre del 2017.

El documento explicó que las condiciones financieras y plazo de entrega de la operación, estaban desligados a los intereses de Hacienda, no era viable concretar el contrato y por tanto se declaró "concluido sin asignación".

Además, indicó que en las próximas semanas comunicará cuáles son las condiciones mínimas requeridas para que Hacienda reciba ofertas de contratos de colocación, al menos para este periodo presupuestario.

29/11/2017 San José. Fachada del Ministerio de Hacienda. Foto: Rafael Pacheco
29/11/2017 San José. Fachada del Ministerio de Hacienda. Foto: Rafael Pacheco

Hacienda anunció esta colocación el 17 de noviembre del 2017 y en esa fecha explicó que se realizaría en un periodo de seis semanas.

Este lapso no se cumplió debido a "dudas legales" que tenía el Gobierno sobre la operación, según confirmó Mauricio Arroyo, subtesorero nacional, a EF en diciembre de ese año.

En enero del 2018, Hacienda afirmó que continuaba con la negociación de la emisión pero que no daría a conocer detalle sobre la misma.

Para ese momento, Hacienda había indicado que el proceso seguía en pie y que estaban finiquitando aún temas legales.

Entre febrero y diciembre de este año, se deberán pagar ¢2.160 millones en vencimientos, lo que representa 12,7% del total de vencimientos de deuda pública.

La situación se da a menos de un mes de la segunda ronda electoral, un hecho que genera dudas en torno a la decisión de Hacienda de no continuar con el contrato de colocación.

La calificación de riesgo de país también pesa en la decisión y en la duda que surge ante la decisión de si el Ministerio tendrá la capacidad de pagar o no sus obligaciones.

Las calificadoras de riesgo Fitch, Moody's y Standard & Poor's mantienen aún la calificación con perspectiva negativa para Costa Rica.

*Noticia en desarrollo.