Por: María Esther Abissi.   3 junio

La inversión extranjera directa (IED) es uno de los motores de la economía local y de los principales empleadores de personal altamente calificado.

Al cierre del 2018, las empresas de servicios atraídas por Cinde que operan en el país empleaban, por sí solas, a 65.900 personas de diversos sectores profesionales, como ingenierías, mercadeo, recursos humanos y tareas de negocio (finanzas, análisis de datos) .

Según datos de Cinde, el sector servicios es el más dinámico de la economía del país.
Según datos de Cinde, el sector servicios es el más dinámico de la economía del país.

Estas empresas, que han elegido Costa Rica como destino para sus operaciones de servicios compartidos, mantienen públicos sus planes, perspectivas y resultados, puesto que cotizan en las diferentes bolsas de valores internacionales.

Aunque el país es costoso para las empresas, la especialización de sus profesionales ha hecho que sea un lugar de inversión atractivo. Por esto, seguirle la pista a la salud financiera de estas firmas es clave, y el comportamiento de sus acciones en los mercados internacionales es un buen termómetro.

Según datos de Cinde, el sector servicios es el más dinámico de la economía del país. Las exportaciones de este tipo, excluyendo turismo, alcanzaron los $5.250 millones el año pasado, una cantidad seis veces mayor que la del 2000.

Precisamente, estas ventas al exterior representan el 44% del total exportado por Costa Rica durante el año pasado; el doble del promedio global de exportaciones y superior a la constante de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que es del 27%.

Sykes, Citi, Millicom, 3M, General Electric e Intel figuran con bajas en el precio. Foto: Albert Marín.
Sykes, Citi, Millicom, 3M, General Electric e Intel figuran con bajas en el precio. Foto: Albert Marín.

El Financiero analizó los resultados de 27 empresas con operaciones de servicios en el país, entre ellas Amazon, Intel, IBM, HP, Citi, Mastercard, Pfizer, Accenture, 3M y Sykes, para conocer sus perspectivas de negocio y el eventual futuro que enfrentan como generadoras de miles de empleos en Costa Rica.

En los meses más recientes, las acciones de las empresas de servicios que cotizan en New York Stock Exchange (NYSE) y en Nasdaq, y que tienen operaciones en el país, han tendido a la baja. Sin embargo, las que están ligadas al consumo (4 empresas) y al sector financiero (5) han mostrado un mejor comportamiento.

Por su parte, las que sirven al sector manufacturero (3) han descendido. El resto están en el sector de la salud, desarrollo de dispositivos médicos y tecnología.

Los riesgos globales asociados a las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China han generado una desaceleración importante en los flujos de comercio mundial y han afectado la confianza en los mercados financieros.

Además, la reducción de las perspectivas de crecimiento mundial por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), para este y el próximo año, reafirma la tendencia del poco dinamismo en la producción y, a su vez, la incertidumbre por parte de los mercados.

A pesar de esto, hay ciertas tendencias a largo plazo en el comportamiento de las acciones de esas empresas que podrían decir mucho más sobre sus perspectivas.

¿Qué dice esto de las operaciones locales?

El comportamiento de las acciones de una empresa en el mercado está estrechamente relacionado con su estado financiero, sus expectativas de inversión y la evolución de sus inversiones nacionales e internacionales.

Si, por ejemplo, Amazon anuncia que sus flujos operativos aumentaron 89% en los últimos 12 meses, que adoptará una nueva tecnología contable con la que tendrá mejor control de sus gastos y que espera que sus ventas netas crezcan 20% en el segundo trimestre de este año (como lo hizo en el primer trimestre), es de esperar que las acciones tiendan al alza y esto aumente su capacidad de financiamiento para nuevas inversiones y mejoras operativas.

Además del comportamiento financiero de las empresas, las acciones de la bolsa se basan en las expectativas de los inversionistas; de esto depende que la acción se comporte al alza o a la baja.

Sin embargo, si una empresa, como Sykes reporta en su informe trimestral que sus ingresos del primer trimestre disminuyeron $11,5 millones por una decisión estratégica de descontinuar un programa de servicios financieros y que la compañía está modificando ligeramente su perspectiva de negocios para este año, es posible que el mercado perciba el riesgo y comience a vender acciones, lo que generaría una caída en el precio.

Según explicó el economista Juan Muñoz, una caída pronunciada en el valor de las acciones complica la eventual futura expansión de los activos de la empresa y sus operaciones, puesto que representaría menos capacidad de apalancamiento para su negocio.

Sin embargo, las estrategias que visualizan estos negocios son globales y consideran muchas variables que afectan sus negocios.

Mariela Alvarado González, gerenta de inversiones y depósitos de Scotiabank, explicó que el comportamiento de las acciones refleja, por lo general, la tendencia que sigue una compañía.

Para tener éxito, estas dependen de todos los eslabones de sus cadenas productivas y de su capacidad de buenos resultados en futuro.

“De una empresa cuya acción suba sólidamente de precio en los mercados, debería esperarse que tenga planes concretos de expansión y consolidación en sus operaciones en los países donde está basada, aunque también depende de su plan estratégico”, dijo Alvarado.

Según comentó, siempre hay regiones operativas que son más sensibles que otras para las empresas.

Si el país donde la empresa tiene sus operaciones no ofrece las condiciones ideales para desarrollar sus servicios y, además, su capacidad de financiamiento en los mercados se ve socavada, el destino será poco estratégico y el más afectado respecto a las decisiones de la empresa.

Un hecho que también incide en el comportamiento futuro de las empresas son las proyecciones de crecimiento del comercio internacional.

Para Silvia Jiménez, gerenta de inversiones del puesto de Bolsa Mercado de Valores, si se estima menos crecimiento y dificultades en el comercio internacional, las empresas se deben preparar para una disminución en las ganancias, lo cual genera que los inversionistas trasladen sus activos más riesgosos (como las acciones) a otros que consideren con menos riesgo (como los bonos), lo que podría hacer que, en general, el mercado de acciones muestre una tendencia a la baja.

Sectores con mejores rendimientos

Las compañías que prestan servicios al sector del consumo han tenido mejores rendimientos este año respecto al pasado. También crecieron más en comparación con el promedio de los índices de las bolsas en las que cotizan.

Coca-Cola, Amazon, Unilever, Procter&Gamble y Walmart destacan con repuntes positivos entre los precios de sus acciones respecto al año pasado.

Amazon anunció, en su informe financiero más reciente, que espera que el ingreso operativo del segundo trimestre de este año esté entre $2.600 millones y $3.600 mil millones, en comparación con los $3.000 millones del mismo período del 2018.

La empresa mantiene la expectativa de que en el segundo trimestre del 2019 se den ventas netas de hasta $63.500 millones, cifra que le daría un incremento del 20% respecto del período anterior.

Sobre las empresas de consumo, Procter reportó que las ventas netas para el tercer trimestre de su año fiscal incrementaron 1% en comparación con el año anterior.

La compañía estima que el crecimiento de las ventas totales del año fiscal 2019 se mantenga en el rango de 0% a 1%, lo que involucra un impacto negativo de tres a cuatro puntos porcentuales respecto a los resultados anteriores, como consecuencia de nuevas adquisiciones y desinversiones.

Las empresas de servicios financieros, como Mastercard, Visa, Accenture, WNS e Infosys, también subieron por encima de los indicadores promedio de los precios de NYSE y Nasdaq.

Mastercard, la empresa con la mejor rentabilidad, tuvo ingresos que aumentaron un 9%, impulsados por un incremento en las transacciones conmutadas, que es una de las operaciones de su giro de negocio, un aumento en los volúmenes transfronterizos y un incremento en el volumen bruto de dólares transados.

Sin embargo, los aumentos fueron parcialmente compensados por más descuentos e incentivos. A pesar de esto, los gastos operativos totales disminuyeron un 5%, principalmente relacionados con inversiones de la compañía en estrategias de reducciones de egresos.

Otros ingresos fueron favorables, en comparación con el período del año anterior, sobre todo por una serie de inversiones que se vieron impulsadas por tasas de interés.

Sykes, que tiene el más bajo desempeño de las empresas de servicios financieros, explicó a sus inversionistas que los ingresos del primer trimestre (2019) se redujeron en $11,5 millones: 2,8% menos que el año anterior.

El resultado se le atribuye a una decisión estratégica para descontinuar un programa de servicios financieros por falta de viabilidad a largo plazo.

Sykes está modificando su perspectiva de negocios para este año, mientras que se mantiene el extremo inferior de su rango de ingresos reportados en el primer trimestre.

A pesar de los resultados, la empresa anticipa la estabilización de la demanda de su cliente más grande, lo que podría ayudar a sus ingresos.

La reducción de entradas será, en parte, compensada con nuevos negocios. Sin embargo, se espera que el costo de estos afecte los márgenes y las ganancias de las acciones.

Precisamente la operación de esta firma en Costa Rica confirmó la reubicación de una parte de su fuerza laboral debido a la salida de uno de sus principales clientes.

Otras que destacan son Abbott y Pfizer, aunque el comportamiento del sector de servicios de salud ha sido más volátil con tendencia a la baja.

Abbott, que ha tenido el incremento más sostenido en el precio de sus acciones durante los últimos años, espera que proyectos como la aprobación de un nuevo desarrollo de dispositivos de insuficiencia mitral (cardiopatía) y de un dispositivo para tratar la fibrilación auricular, así como la autorización para desarrollar un sistema de análisis de enfermedades infecciosas para laboratorios ayuden a que las ganancias se sostengan durante este año.

En el caso de la manufactura, con Emerson, Nationals Instruments y 3M, tuvieron una caída en el precio de sus acciones, comportándose por debajo del indicador de los mercados a los que pertenecen.