Por: María Luisa Madrigal, Andrea Hidalgo.   17 septiembre

Para la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) está claro que la propuesta del Gobierno de generar un nuevo impuesto que cobraría por cada transacción bancaria realizada por cualquier persona, física o jurídica, es contraproducente.

El nuevo tributo no solo daría marcha atrás a los esfuerzos que el país ha hecho en los últimos años por universalizar la bancarización de la población, sino que, en el afán de las personas por no pagar el impuesto, una vuelta masiva a usar efectivo podría contribuir con el aumento del trabajo informal que ya atrapa a más de 1 millón de personoas de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Por el contrario, la ABC señala que el Gobierno debería apuntar a tres alternativas para dejar de lado el nuevo impuesto que afecta directamente a la población: reducción del gasto público, impuestos generales como Renta o el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y particularmente que sectores que hoy están exentos, empiecen a pagar impuestos.

“Hay injusticias que no se justifican. No se justifica que haya sectores de la producción que no paguen impuestos. Voy a ser muy claro: el sector Cooperativo. En el sector cooperativo hay grandes empresas que reciben grandes utilidades, aunque las llamen de otra forma, que no pagan impuesto sobre la renta”, declaró Mario Gómez, asesor legal y vocero de la ABC.

A continuación, la entrevista con Gómez:

(Video) Entrevista con Mario Gómez de la ABC sobre impuesto a transacciones bancarias