Por: Alan Saborío.   26 enero

Recientemente, en este mismo espacio, me referí a la labor de prevención de riesgos tecnológicos en manos del Chief Information Officers (CIO) e instaba, en la línea de responsabilidades de Gobierno Corporativo, a tomar decisiones más firmes sobre estos temas, partiendo de que el CIO aún no es una figura gerencial muy institucionalizada en Costa Rica.

Quisiera insistir en la importancia de la figura gerencial y de su rol en las organizaciones, en el contexto de retos y oportunidades de la era digital.

A nivel global, los gerentes generales, o Chief Executive Officers (CEO), manifiestan que los CIO deben tener como principal responsabilidad el impulso del valor comercial de las empresas y que deben enfocarse en mantener la innovación a largo plazo.

La revista CIO Magazine había indicado hace poco que, para estos ejecutivos, cumplir ese mandato no es una tarea fácil y que les resulta complicado el correcto equilibrio entre innovación y eficiencia operativa (y seguridad) en su trabajo.

"Debe haber una nueva forma de pensar y actuar respecto a la innovación en las empresas al más alto nivel".

La Agenda de Innovación de los CIO, un reciente estudio publicado por Deloitte, consultó a un grupo de 100 CIO y de ellos más de la mitad reconoce que “ayudar en la innovación empresarial” es la expectativa central de la organización para el área de Tecnología de Información (TI).

También mencionan la importancia de promover eficiencias operativas continuas y nuevos enfoques para la participación del cliente, productos y servicios, además de fomentar modelos comerciales innovadores. Claramente, esto también pasa por los colaboradores.

El CIO y el área de TI son motores para el uso de herramientas móviles y sociales para mejorar la productividad, en el uso de datos para la toma de decisiones, así como para implementar herramientas de aprendizaje para mejorar el conocimiento y desempeño de los empleados.

Para que el CIO y el área de TI impulsen todo esto, debe haber una nueva forma de pensar y actuar respecto a la innovación y al impacto de la tecnología en las empresas al más alto nivel.