10 febrero

Muchas empresas realizan procesos de planeación estratégica en donde se define cuáles van a ser sus prioridades en determinado período. En este proceso invierten tiempo, recursos y usualmente se generan muchas ideas en las cuales es muy fácil perderse si no se tienen claros los retos estratégicos claves.

Sin embargo, pese a este esfuerzo que se hace por planear, el principal reto viene con la ejecución, la cual muchas veces después de la euforia del momento, pasa a un segundo plano y nuevamente se vuelve a la prioridad de lo urgente sobre lo importante.

14/11/2017. EF. Silvia Brenes, socia directora de Pura Estrategia. Columnista de El Financiero.
14/11/2017. EF. Silvia Brenes, socia directora de Pura Estrategia. Columnista de El Financiero.

Para no perder de vista lo que se quiere lograr es vital la gestión que el líder haga con su equipo . A continuación algunos aspectos a tomar en cuenta:

  • Defina un responsable. Puede haber varias personas a cargo de un proyecto, pero siempre es importante que haya un líder que lleve el ritmo y marque la pauta. 
  • Defina roles. No todos los que planean, ejecutan y no todos los que ejecutan controlan los resultados. 
  • Establezca revisiones periódicas y respete lo agendado. Si hay sesiones de revisión y estas no se llevan a cabo, entonces lo planeado tal vez no era tan importante. 
  • Establezca indicadores de medición. Los objetivos son muy abiertos y pueden ser muy ambiciosos, pero ¿cómo saber si se están logrando? 
  • Recuerde que en una empresa los objetivos financieros no son los únicos que cuentan. La cultura, los procesos y los servicios son lo que nos lleva a resultados económicos. 
  • Tomar una pausa para reunirse no es perder el tiempo. A mayor nivel en la organización, el rol del líder es planear y dar seguimiento, y otros niveles supervisarán y ejecutarán. No caiga en la trampa de querer hacer todo porque la ejecución se entraba. 
  • Fije plazos realistas. Si el tiempo es poco para hacer mucho, habrá frustración y desmotivación. Si el tiempo es mucho para hacer poco, habrá relajación y por ende pocos resultados. 
  • Asigne los recursos necesarios. No pida magia. Estamos de acuerdo en que los recursos son escasos, pero dele a su gente lo que necesita para obtener los resultados. 

No hay fórmulas mágicas, sin embargo el rol y la gestión del líder siempre será clave para la ejecución, de lo contrario será un mero ejercicio de diseño sin pasar a la acción.