Por: Jéssica I. Montero Soto.   22 abril
Adriana Arroyo Hidalgo, gerente de mercadeo Gessa, comentó que la cadena ha entrado con ofertas agresivas en Peri, en productos de canasta básica. Foto: Cortesía de Gessa
Adriana Arroyo Hidalgo, gerente de mercadeo Gessa, comentó que la cadena ha entrado con ofertas agresivas en Peri, en productos de canasta básica. Foto: Cortesía de Gessa

La nueva administración de la cadena Grupo Empresarial de Supermercados S.A. (Gessa), tras su venta por parte de Grupo Comeca, ya tiene cerca de un año, y aunque la gestión está mediada por el impacto de la crisis, comienza a dar señales del rumbo que tomarán sus puntos de venta.

Sus tres formatos, Súper Compro, Peri y Saretto, están segmentados por ubicación y público meta, y esta semana inauguraron un nuevo Peri: el primero en seis años. Ahora, esta marca competirá por la mezcla surtido y precios, Super Compro mejorará su propuesta estética interna y de imagen, mientras Saretto podría tener más puntos de venta.

Adriana Arroyo asumió la gerencia de mercadeo de Gessa hace un año y conversó con EF sobre la nueva propuesta, los planes y el lugar que tomará Gessa en el mercado.

“Fue un reto bastante fuerte, y al haber una crisis sanitaria y económica tomamos decisiones, las implementamos en buen tiempo y creo que vamos por muy buen camino”, aseguró Arroyo.

-¿La cadena está planeando más aperturas de Peri a corto plazo?

Este año planeamos aperturar (sic) cuatro puntos de venta más.

-¿Cuáles son los principales cambios que ha experimentado Peri en este año, luego de que la cadena fue adquirida por los nuevos dueños?

La cadena ha ido mejorando en su propuesta, volvimos un poco más a nuestra raíz de ser un supermercado de precios competitivos, con una profundidad de catálogo adecuada y convertirnos en una opción de tienda de cercanía para las familias y consumidores que diariamente nos visitan. Cumplimos 50 años y eso para nosotros es muy relevante.

“Estamos escuchando el mercado. Aplicamos estudios constantemente. Nos basamos en el tema de las necesidades para cada punto de venta.”

-¿Cuáles han sido los ajustes de cara al cliente?

Estamos trabajando un plan de mejora de la línea estética en nuestros puntos de venta, hemos impactado las partes más fuertes nuestras, que requieren de apoyo inmediato, como lo es Supercompro en Guanacaste, porque en algunos sectores estamos muy cerca de la competencia. Saretto en Escazú también se encuentra en un proceso de refrescamiento estético, con puntos específicos donde estamos reforzando la parte de conveniencia. Tenemos planes para Saretto también y queremos terminar de afinarlo para comenzar a migrar este modelo a otras localidades.

-¿Cuáles ajustes debieron aplicar debido a la pandemia?

Donde recibimos el cambio más fuerte fue en el comercio electrónico. Para nadie es un secreto que a muchos nos agarró con las manos en alto. Pero logamos soportar la plataforma que ya teníamos, que se llama peridomicilio.com, que no era la mejor infraestructura a nivel digital pero logramos acuerpar con logística y operaciones, ya que las ventas con envío a domicilio se dispararon. Esto nos llevó a trabajar inmediatamente en la propuesta nueva de e-commerce, que ya está por salir.

“Vienen muchos planes en el corto y mediano plazo. Hemos trabajado muy fuerte en nuestra estrategia de generar una buena experiencia de compra.”

-¿Cómo ha avanzado la cadena en este campo?

Estamos avanzando en la propuesta. Ya tenemos una parte de nuestro negocio ligada a plataformas de comercio digital y saldremos en las próximas semanas con una nueva propuesta que se llama “carrito en línea” que nos parece bastante completa y está muy bien integrada, para las tres cadenas.

Sin duda es un reto importante que está cambiando la estructura de nuestro negocio a nivel global y pensamos que GESSA será un actor importante en estos nuevos canales de venta.

-¿Cómo se comporta la demanda en línea ahora, después de los picos en la primera etapa de la pandemia?

Sí varió bastante, pero se ha mantenido. Mucha de la cultura del tico, que incluía un temor a la compra en línea, se convirtió en una oportunidad.

Nos pasó mucho con Saretto, donde tenemos un público que también es adulto mayor, logramos establecer un servicio al cliente en el cual con un desarrollo guiado y de compra por medio de teléfono, logramos apoyar esa parte de esta población.

Y también nos favoreció que logramos alianzas importantes en aplicaciones como Rappi y Cornershop, que ya forman parte de nuestro catálogo digital. Ahora tenemos un departamento dedicado a canales digitales.

-¿Cuáles son los planes de la cadena a mediano y largo plazo?

Vienen nuevas aperturas que consolidarán nuestra intención de continuar creciendo y brindándole a nuestros clientes algo más que promociones. Nuestro deseo es acercarnos más a la gente que nos necesita y continuar siendo la opción de su preferencia. Estamos hablando de planes de expansión para Saretto y Super compro también.