Por: María Fernanda Cisneros.   10 mayo
Mediante la declaración de quiebra, la compañía intenta continuar con las operaciones. Foto: Albert Marín.
Mediante la declaración de quiebra, la compañía intenta continuar con las operaciones. Foto: Albert Marín.

Avianca Holdings, la segunda aerolínea más grande América Latina, se declaró en quiebra tras el “impacto imprevisible de la pandemia covid-19”, según informó mediante un comunicado.

Desde mediados de marzo la compañía de origen colombiano se vio obligada a suspender el transporte de pasajeros debido a las restricciones de tránsito que aplicaron los países alrededor del mundo para reducir los casos de contagio del nuevo coronavirus. Esto golpeó directamente los ingresos de la aerolínea y de toda la industria.

Las fuertes presiones de liquidez son la razón por la que se acogió al capítulo 11 de Estados Unidos en el Tribunal de Bancarrota del Distrito Sur de Nueva York.

La compañía de origen colombiano sufre una caída de más del 80% en sus ingresos consolidados, por la pandemia.

Además, estima pasivos de entre $1.000 millones y $10.000 millones en la información presentada ante el tribunal, citó un reportaje de Reuters.

El proceso de reorganización voluntaria busca preservar y reacomodar los negocios de Avianca. Es decir, dar continuidad al negocio.

Mediante la declaración de quiebra, la compañía intenta continuar con las operaciones.

Avianca, cita el comunicado, genera más de 21.000 empleos directos e indirectos en América Latina, cifra que incluye más de 14.000 solo en Colombia.

“Los efectos de la pandemia covid-19 nos han llevado a enfrentar la crisis más desafiante de nuestros 100 años de historia como compañía”, afirmó Anko van der Werff, CEO y presidente de Avianca Holdings.

“Ante la suspensión total de nuestra operación de pasajeros y una recuperación que será gradual, entrar en este proceso es un paso necesario para hacer frente a nuestros retos financieros”, añadió.

La realidad que experimenta esta compañía, golpea al resto de aerolíneas del mundo, que al igual que Avianca, ven caer sus ingresos ante la pausa de los vuelos por la pandemia.

El coronavirus está provocando una disminución del 90% en el tráficos de pasajeros a nivel mundial, con una afectación en los ingresos de la industria estimada en $314.000 millones, según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).