Por: Manuel Avendaño Arce.   26 julio, 2018

Instalada en medio de la jungla y la playa en Cabuya de Cóbano, Puntarenas, La Selva envió este mes su primer contenedor de cervezas artesanales a Canadá y con eso se convirtió en la primera productora costarricense de este tipo de bebidas que exporta a ese mercado norteamericano.

La Selva Cerveza Artesanal produce seis tipos de bebidas llamadas: rubia, morena, oscura, naranja, dorada y castaña. El contenedor enviado a Ontario, Canadá, llevaba botellas de todas estas variedades.

Re'em Jacob, fundador y propietario de La Selva Cerveza Artesanal, inició con la fábrica en 2014 y decidió emplazarla a la par de la Reserva Natural Absoluta Cabo Blanco, en el extremo sur de la Península de Nicoya.

“La Selva, mediante el uso de técnicas cerveceras tradicionales y los cuatro ingredientes básicos, malta, lúpulo, agua y levadura, produce más de 30.000 litros de cerveza artesanal fresca y sin filtrar al año”, aseguró Jacob.

Pero más allá del crecimiento que tuvo su negocio y del logro de llevar sus productos hasta Canadá, este fabricante de cerveza artesanal decidió ir contra la corriente y poner en el centro de su empresa la filosofía de vida de Cabuya de Cóbano donde la playa, la selva y la naturaleza ofrecen el equilibrio necesario.

“Estamos elaborando las cervezas en las junglas de la playa, brindamos un concepto muy fuerte de sostenibilidad junto con el estilo de vida que tenemos, la comunidad que nos rodea y que es parte de nosotros. Todo esto se transmite por el producto al consumidor final”, relató el empresario.

La ruta a Canadá

La Selva ya vende cervezas artesanales en Guatemala, pero la ruta para llegar a Canadá fue un nuevo reto para estos productores independientes.

Las oficinas de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer) en Puntarenas y en Canadá, jugaron un papel clave para generar acercamientos con posibles compradores y socios que ayudaron a exportar el primer contenedor.

“Procomer nos ha ayudado de muchas maneras, desde la investigación del mercado, búsqueda de clientes interesados para comprar el producto, establecer reuniones de primer contacto y otras negociaciones”, apuntó Jacob.

La Selva Cerveza Artesanal produce seis tipos de bebidas llamadas: rubia, morena, oscura, naranja, dorada y castaña. El contenedor enviado a Ontario, Canadá, llevaba botellas de todas estas variedades. Fotografía: cortesía de Procomer.
La Selva Cerveza Artesanal produce seis tipos de bebidas llamadas: rubia, morena, oscura, naranja, dorada y castaña. El contenedor enviado a Ontario, Canadá, llevaba botellas de todas estas variedades. Fotografía: cortesía de Procomer.

Fue así como tras varios meses de trabajo, La Selva logró colocar sus bebidas en Ontario. El 30% de las cervezas artesanales que se venden en Canadá son artesanales, según datos de Procomer.

Entonces, ¿cuál será el valor agregado de La Selva para competir en ese mercado norteamericano?

De acuerdo con Jacob, sus productos reflejan la identidad y el estilo de vida entre la playa y la selva de Costa Rica, con ingredientes frescos del país. Esa es la apuesta de valor de la empresa en un mercado donde los productos autóctonos llaman la atención de los compradores.

Cerveceros listos para exportar

La Selva Cerveza Artesanal es una empresa independiente que no forma parte de la Asociación de Cerveceros Artesanales de Costa Rica (Acacr). El trabajo para exportar a Canadá fue por cuenta propia con el apoyo de Procomer.

En las filas de la Acacr también se encuentran historias de productores de cerveza artesanal que ya exportan a otros países, o bien, se preparan para hacerlo en los próximos meses.

Treintaycinco Fábrica de Cervezas exporta desde el 2016 a Panamá y ya inició la exploración para llevar sus productos a Guatemala y El Salvador.

José Acosta, gerente de ventas de Treintaycinco, comentó que primero empezaron con sus cinco cervezas de línea fija en Panamá, un mercado que veían con recelo al inicio por la alta competencia.

“La verdad es que nos fue muy bien, las cervecerías y puntos de venta en Panamá empezaron a pedirnos más producto, no solo las cervezas de línea fija, sino también las ediciones especiales. Incluso en enero de este año lanzamos una bebida nueva que se llama Paso Canoas en conjunto con una cervecería panameña llamada Casa Bruja Brewing”, indicó Acosta.

Desde enero de este año la Acacr y Procomer trabajan en la creación de un clúster (conglomerado) para exportar a nuevos mercados. La idea es que varios productores de cerveza artesanal puedan organizarse para llevar sus productos en contenedores a otros países de Europa y Centroamérica con el fin de abaratar costos en la cadena de frío y la logística de transporte.

En la actualidad hay cuatro cervecerías costarricenses que forman parte del clúster, se trata de Treintaycinco, Costa Rica's Craft Brewing Company, Costa Rica Meadery y Cervecería Gracia. Este grupo de fabricantes se encuentran en la fase de análisis de mercados y se preparan para viajar a París a finales de año para participar en una de las ferias de alimentos más importantes del mundo.

Fernando Mora, director del capítulo de cervecerías de la Acacr, aseguró que el crecimiento experimentado por este sector en los últimos ocho años permitirá que en los próximos meses más productores lleven sus bebidas a nuevos mercados.

El pasado jueves 19 de julio, la ACACR lanzó el “sello de independencia” con el fin de diferenciar 200 cervezas artesanales producidas por 42 fabricantes, de las que comercializa Florida Ice & Farm (Fifco) bajo la marca “Domingo 7” de la casa La Micro Brewing Co.