Por: Joanna Nelson Ulloa.   12 julio
Actualmente, la empresa tiene cinco tipos de cerveza a la venta. (Foto: Santa Rasta Brewing Co. para EF).
Actualmente, la empresa tiene cinco tipos de cerveza a la venta. (Foto: Santa Rasta Brewing Co. para EF).

Adrián Valdelomar conoció a Luis Campbell en el 2011, cuando contrataron a Luis en la empresa multinacional de dispositivos médicos en la que trabajaba y en la que ambos aún laboran como ingenieros.

Se hicieron buenos amigos y, a raíz de su trabajo, tuvieron la oportunidad de viajar a Estados Unidos y probar las cervezas artesanales de allá.

Poco a poco, se adentraron a ese nuevo mundo de sabor y, curiosos por conocer más, surgió en ellos el deseo de elaborar su propia cerveza.

Si la hacían bien y se tomaban las cosas en serio, hasta podrían llegar a venderla, pensaron.

Después de darle vueltas al asunto, en el 2015 se atrevieron y compraron el equipo básico requerido.

Cada uno invirtió ¢250.000 para iniciar con la experimentación en sus casas e idear las bebidas.

Sus dos primeras cervezas salieron bien y se las daban a probar a sus amigos y familiares para que les brindaran su opinión.

Como vieron que tenían futuro, al año siguiente decidieron invertir más y establecieron su microcervecería Santa Rasta Brewing Co. en el distrito de Ulloa, en Heredia.

El ingeniero industrial de 34 años, Adrián Valdelomar Espinoza (izquierda), y el ingeniero electromecánico de 32 años, Luis Campbell Torres, fundaron la cervecería. Les acompaña Alejandra Rothe, encargada de mercadeo de la pyme y esposa de Adrián. (Foto: Santa Rasta Brewing Co. para EF).
El ingeniero industrial de 34 años, Adrián Valdelomar Espinoza (izquierda), y el ingeniero electromecánico de 32 años, Luis Campbell Torres, fundaron la cervecería. Les acompaña Alejandra Rothe, encargada de mercadeo de la pyme y esposa de Adrián. (Foto: Santa Rasta Brewing Co. para EF).
Enfoque ambiental

También reflexionaron que querían darle un valor agregado a su pyme para que no fuera “más de lo mismo”.

¿En qué podía consistir ese toque especial?

Luis tiene raíces limonenses y en la provincia caribeña su familia posee una finca cerca de la reserva Hitoy Cerere, por lo que siempre ha estado expuesto a los animales de la zona y a disfrutar de la naturaleza.

Adrián nació y se crió en Liberia, Guanacaste. Desde pequeño, iba a la finca familiar, la cual tenía caballos, cerdos y vacas, por lo que para él lo natural es parte esencial de su vida.

Como los dos comparten ese interés en el ambiente, era evidente que este debía ser parte del enfoque de su empresa.

Por ello, sus cervezas llevan los nombres de animales en riesgo o en peligro de extinción y utilizan diversas frutas.

Su propósito es que las personas reflexionen sobre la necesidad de proteger a estas especies.

Además, parte de sus ganancias se donan a causas ambientales que procuran justamente el resguardo de animales amenazados.

En las cervezas aprovechan para exponer elementos típicos de Costa Rica, como el chonete, así como la naturaleza. (Foto: Santa Rasta Brewing Co. para EF).
En las cervezas aprovechan para exponer elementos típicos de Costa Rica, como el chonete, así como la naturaleza. (Foto: Santa Rasta Brewing Co. para EF).

Los cinco tipos de cervezas que ofrecen hoy son:

-Congo, que es una cerveza Double IPA con cas.

-Danta, la cual es una Milk stout con café.

-Cúcula, en referencia al oso perezoso, es una Strong Ale con cacao.

-Lapa es una Pale Ale, con limón mandarina.

-Baula consiste en una Belgian Blonde, con naranja y jengibre.

Actualmente, sus cervezas se venden en restaurantes, bares y hoteles de Heredia, San José, Cartago y La Fortuna de San Carlos.

Recientemente, Adrián completó sus estudios como maestro cervecero en la Universidad UC Davis (en California) y el propósito de los emprendedores es fortalecer su negocio para aumentar las ventas y llegar algún día a ofrecer sus cervezas fuera del país.