Por: Jéssica I. Montero Soto.   29 noviembre
El INS proyecta una recaudación superior a los ¢239.000 millones en pagos del marchamo 2020. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal
El INS proyecta una recaudación superior a los ¢239.000 millones en pagos del marchamo 2020. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal

La oportunidad de pagar el marchamo mediante diferentes intermediarios es considerado un servicio para los propietarios de automóviles. Para el Instituto Nacional de Seguros (INS) esta generación de opciones implica un costo, y para los intermediarios, un beneficio: el cobro de la comisión por intermediación o recaudación.

Y a pesar de la cantidad de propietarios que cada año se quedan sin pagar, y que los autos de algunos modelos más viejos deben cancelar cada vez menos, el volumen de las transacciones es tan elevado, que el porcentaje de premio es atractivo para todo tipo de entidades: desde diferentes oficinas de cobro hasta bancos.

Además, el incremento en la cantidad de vehículos del país hace que este negocio mantenga su atractivo. Para este año la entidad aseguradora emitió 1.560.343 recibos, este monto es mayor en un 17,6% con respecto a la cantidad del 2015.

William Venegas, gerente de Gobierno Digital del Banco de Costa Rica, explicó que para el mercado en general, el servicio de recaudación de marchamos es de los que reúnen mayor demanda en el periodo de fin y principio de año. Por eso, el BCR toma previsiones para ofrecer diferentes canales de atención.

“Adicionalmente, este servicio resulta una oportunidad de negocio interesante, en cuanto a generación de ingresos por servicios adicionales para impulsar un buen cierre de año. En el anterior periodo de recaudación masiva, gestionamos cerca de 135.000 pagos, nuestra proyección para este año es lograr un crecimiento cercano al 10% en ingresos; con la mayor calidad de servicio de cara a nuestros clientes”, puntualizó Venegas.

“Este servicio resulta una oportunidad de negocio interesante, en cuanto a generación de ingresos por servicios adicionales, para impulsar un buen cierre de año”. William Venegas, gerente de Gobierno Digital, Banco de Costa Rica

El Instituto Nacional de Seguros explicó mediante su departamento de Comunicaciones que la comisión para los intermediarios se fija mediante un esquema mixto que incorpora un porcentaje sobre el total del monto recaudado, con un tope. Es decir, depende de la cantidad de transacciones y el monto de cada una.

El monto del marchamo se distribuye así: Impuesto a la propiedad de vehículos (63,9%), el SOA (21,9%), Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) (5,7%), timbres impuestos y similares (4,7%) y otros (3,8%). Este último rubro incluye el dinero que se reparte entre el Consejo de Transporte Público (CTP), la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), los parquímetros y las multas de tránsito.

Los valores de referencia de las comisiones son considerados por la institución como “confidenciales”, pues forman parte de las variables que se consideran para el establecimiento de las tarifas de las primas, un tema que se considera estratégico para el INS en un contexto de competencia (aunque en el SOA el INS no tiene competidores).

EF conversó con recaudadores independientes que acuerparon la información del INS: el pago de la comisión depende de cada marchamo. Por ejemplo, montos superiores a los ¢270.000 podrían representarle ¢3.880 a un intermediario.

“Para este 2020 nuestro objetivo es incrementar en un 8% la recaudación versus el año 2019, sabemos que hemos puesto a disposición de nuestros clientes una oferta robusta”. Carlos Parada, director regional de Tarjetas de Crédito, Scotiabank

En retribuciones individuales tan pequeñas, el atractivo está en el volumen. Como referencia, en 2015, las entidades se habrían repartido más de ¢2.000 millones en comisiones. Ese año hubo 29 recaudadores y el tope de las comisiones por cada pago oscilaba entre los ¢5.000 y los ¢6.000.

Las instituciones se fijan metas de atracción para obtener máximo provecho de la coyuntura. El Banco Nacional, por ejemplo, tiene la meta de atraer el pago de 315.000 marchamos del 2020.

Según datos del INS en el periodo de pago de 2018, el intermediario con la menor cantidad de marchamos recolectados fue una entidad financiera privada que recibió 129 transacciones, mientras el máximo captador fue una entidad bancaria estatal que acumuló los montos correspondientes a 283.504 vehículos. El total ese año superó los 1,4 millones de pagos: el resto de intermediarios se repartieron más de 1,1 millones de comisiones.

Ingreso

El marchamo 2020 se puso al cobro para 1.560.343 unidades, se habilitaron 66 recaudadores y el INS proyecta que entre todos reúnan ¢239.449 millones.

“Se cuenta con contratos de servicio de recaudación con diferentes entidades financieras, comercializadoras de seguros, agentes de seguros, cooperativas, comercios, entre otros. En dicho contrato se tiene fijada una comisión por recibo para todos los recaudadores o intermediarios por igual. Dicha comisión es revisada año a año por nuestro Departamento Actuarial para actualizarla en caso de ser necesario”, señaló la dirección de Seguros Obligatorios y Saludo del INS.

Carlos Parada, director regional de Tarjetas de Crédito de Scotiabank, enfatizó en que la captación de estos pagos, aunque sea beneficiosa para el banco en términos generales, también impacta la liquidez de los clientes. Las entidades financieras entonces buscan mecanismos para aminorar la carga, mediante opciones de pago diferido.

Esto les genera beneficio integral, pues los clientes perciben un beneficio, y al elegir una entidad para su pago por comodidad o condiciones convenientes, también aporta a las metas y los indicadores.

“Para este 2020 nuestro objetivo es incrementar en un 8% la recaudación versus el año 2019. Sabemos que hemos puesto a disposición de nuestros clientes una oferta robusta y atractiva la cual nos permitirá alcanzar los objetivos planteados”, aseguró Parada.

¿Quién puede recaudar?

Cualquier persona física o jurídica puede ser recaudador del marchamo, siempre que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Suscribir y tener vigente el contrato de intermediación de seguros con el INS.
  • Aceptar el addendum de servicios de recaudación de Seguro Obligatorio Automotor, para lo cual deben cumplir con la Licencia vigente otorgada por SUGESE para la operación de seguros autoexpedibles y demás requisitos establecidos por el Departamento de Comercialización del INS.

Fuente: INS