Por: Nicole Pérez.   26 marzo
La empresa destacó que uno de sus principales objetivos es cubrir la mayor cantidad de geografía urbana, descentralizando la experiencia del delivery. Fotografía: Cortesía PedidosYa.
La empresa destacó que uno de sus principales objetivos es cubrir la mayor cantidad de geografía urbana, descentralizando la experiencia del delivery. Fotografía: Cortesía PedidosYa.

La aplicación de entregas a domicilio (delivery) PedidosYa ingresó al país y tomó el control de las operaciones de Glovo en Costa Rica y el resto de América Latina, así lo informó la compañía el 24 de marzo por medio de un comunicado.

EF conversó con Alex Villacé, director de Mercado de PedidosYa para Costa Rica, para conocer en detalle el cambio en el negocio de la nueva app, así como algunos aspectos relacionados a la alianza con los restaurantes, por ejemplo el cobro de las comisiones.

¿Qué significa este cambio en el modelo de negocio de la empresa y qué involucra?

Dentro de los cambios que entran en la empresa, son que los repartidores van a comenzar a usar el material y las mochilas de PedidosYa. En el equipo, las personas que trabajaban para Glovo siguen trabajando para PedidosYa.

La razón social, por la que estamos constituidos aquí en el país sigue siendo la misma. Realmente, cambia la plataforma, la marca y la tecnología; pero todo lo demás es igual.

¿Hacia dónde apuntan y cuál es su meta como compañía en el país?

Vamos a ser el #1 en Costa Rica, queremos ser líderes. PedidosYa quiere ser una app accesible para todos y desde cualquier parte de Costa Rica, este es uno de los puntos más importantes, ya que pretendemos llegar y expandirnos por todo el país, llegar a pequeñas, medianas y grandes ciudades.

Queremos ofrecer toda la tecnología para ser más eficientes y hacer entregas más rápidas a nuestros usuarios y que todos los negocios sean grandes, pequeños o medianos entren en la aplicación y puedan beneficiarse de un crecimiento y abarcar más personas.

Damos servicio de restaurantes, supermercados, tiendas de licores, farmacias, tiendas electrónicas, floristerías, tiendas de postres, snacks. Además, seguimos con nuestros “dark stores” o supermercados ocultos. (supermercados virtuales que no atienden al público, sino que solo entregan por medio de la app).

Tenemos el PedidosYa Market, en el que vamos a abrir en breve otra sucursal para lograr hacer ya tres puntos de venta, en los que se ofrezca al usuario la compra en el supermercado más rápida y que llegue en menos de 20 minutos.

Con respecto a la flota de repartidores, aquí en Costa Rica tenemos 1.700 activos semanalmente. A nivel de todo Latinoamérica, PedidosYa tiene 35.000 riders.

En el caso de los trabajadores en las oficinas, en todo Latinoamérica estamos hablando de 3.300 trabajadores y aquí en Costa Rica estamos formando al mejor equipo, que en estos momentos son casi 30 personas. Queremos doblar este número al finalizar el año.

Por la parte de socios colaboradores, tenemos unos 1.900 puntos de venta disponibles en el país.

¿Tienen alianza también con las “dark kitchens” o restaurantes ocultos en el país, con cuántos? ¿Es rentable trabajar de esa forma?

Tenemos asociación con restaurantes que por su cuenta tienen cocinas ocultas o los “dark kitchens”.

Nosotros aún no tenemos nuestra propia dark kitchen, estaría llegando en un futuro. Pero sí colaboramos con restaurantes que por un tema de la logística, cuentan ya con cocinas ocultas que son mucho más eficientes y dan un crecimiento económico más potente a nuestros colaboradores.

Siempre buscamos ese “ganar - ganar”. Es un negocio que es rentable para los socios colaboradores (restaurantes), y pues nosotros también estamos en un camino hacia la rentabilidad.

Los socios repartidores y nuestros colaboradores también tienen que ganar, así que la economía crece en conjunto.

Con respecto a la colaboración entre los restaurantes y las plataformas de delivery, varios propietarios de estos establecimientos han externado un descontento por la comisión que se cobra por cada entrega —alrededor de un 30% y un 35%—. ¿Es posible que se pueda mejorar esta alianza? ¿La comisión podría bajar?

En este sentido, queremos una relación en la que todo el mundo gane. Estas plataformas a veces confunden que muchas órdenes son iguales a la rentabilidad de la empresa.

Nosotros tenemos a un socio colaborador que es el repartidor, este también tiene que llevarse su parte, así como los restaurantes.

Al final la comisión es la que mantiene el negocio a flote, sin ser una rentabilidad tan alta para nosotros.

Las comisiones van en un rango distinto, no a todos los restaurantes se les cobra lo mismo, porque obviamente se tienen en cuenta una serie de variables como el tamaño, el volumen, cuántas sucursales tienen. No a todo el mundo se le cobra el 35%, hay comisiones mucho menores.

Aquí nosotros queremos un “ganar - ganar” para todos, pero sí hay que entender que sin esas comisiones nosotros tampoco podemos pagarle a nuestros socios repartidores, además de pagar toda la estructura y los gastos que tiene la empresa.

Siempre hablamos a los restaurantes, que es como abrir su propio delivery, tener sus propias motos y tener su propio servicio, eso cuesta alrededor de un 30% o 35% de cada una de las órdenes.

Al final, lo que aportamos a los socios colaboradores, es que no necesitan usar su parte de la estructura o superficie del restaurante, sino que la orden se la llevan y tienen ese beneficio.