Negocios

Disney vive dos caras de la pandemia: su servicio de ‘streaming’ crece y el resto reporta grandes pérdidas

Ingresos semestrales bajaron a casi la mitad de los registrados en el mismo periodo de 2019

The Walt Disney Company informó el 4 de agosto que sus ganancias trimestrales se vieron fuertemente afectadas por el cierre de parques temáticos y la cancelación de cruceros debido a la pandemia, pero celebró un nuevo hito en la cifra de suscriptores.

El gigante del entretenimiento dijo que sus ingresos ascendieron a $11.800 millones, cerca de la mitad de la cantidad que recibió durante el mismo periodo del año pasado.

"A pesar de los continuos desafíos de la pandemia, hemos seguido creciendo gracias al increíble éxito de Disney+ a medida que aumentamos nuestros negocios globales ofrecidos directamente al consumidor", dijo el presidente ejecutivo de Disney, Bob Chapek, en un comunicado que difundió los resultados para el trimestre que finalizó el 27 de junio.

La compañía tiene unos 100 millones de suscriptores de pago. Eso incluye unos 57,5 millones para Disney+, junto con unos 35 millones para Hulu y 8,5 millones para su servicio de deportes ESPN+.

Disney también reportó un aumento en sus costos debido al lanzamiento de sus servicios en línea, lo que provocó una pérdida operativa de $706 millones.

Golpe en cartelera

Otro efecto negativo de la pandemia será que la esperada nueva versión de Mulán se saltará por completo el paso por la gran pantalla, debido a que el coronavirus mantiene los cines cerrados. La decisión sin precedentes fue anunciada este 4 de agosto por el CEO de Disney Bob Chapek.

Mulán, la versión en acción real del clásico animado sobre la legendaria guerrera china, estará disponible a partir del 4 de setiembre solo para suscriptores de Disney+ y a un costo extra de $29,99.

"Vemos esto como una oportunidad para llevar esta increíble película a un amplio público que actualmente no puede ir al cine, y al mismo tiempo aumentar aún más el valor y el atractivo de una suscripción a Disney+", dijo Chapek al difundir los resultados trimestrales de la empresa.

La película se lanzará simultáneamente en cines de países donde reabrieron como China, donde además no hay Disney+.

La medida se produce cuando una segunda oleada de casos de coronavirus en Estados Unidos puso en entredicho los planes de reapertura de salas de cine en mercados clave como Nueva York y Los Ángeles.

Antes de la pandemia, los estudios solían esperar 90 días para estrenar digitalmente sus principales películas después del estreno en salas.

Ahora, varios estudios optaron por el estreno directo en streaming con tarifas especiales, como también hizo Universal con Trolls World Tour, que recaudó decenas de millones de dólares.

“Vemos Mulán como un estreno único, en lugar de tratar de decir que hay un nuevo modelo de negocios” en relación con los lanzamientos de películas, aclaró Chapek.

Pero añadió que este experimento proporcionaría información “muy interesante” sobre la disposición de los consumidores a desembolsar $29,99 por un nuevo título de streaming.

Si tiene éxito, el precio ayudaría a “recuperar parte de esa inversión” en una película “bastante cara”, dijo Chapek, sobre los $200 millones que se invirtieron en la producción.

El estreno de Mulán estaba previsto en marzo –Disney incluso realizó su lanzamiento mundial con alfombra roja en Hollywood–, pero con el cierre de los cines fue postergándose.

Era uno de los pocos estrenos importantes para atraer a consumidores de regreso a las salas.

Tenet, la esperada epopeya de ciencia ficción de Christopher Nolan, se estrenará internacionalmente el 26 de agosto antes de llegar a un número limitado de pantallas de Estados Unidos en setiembre, dijo Warner Bros la semana pasada.