Por: Andrea Hidalgo.   15 julio

Hay actividades que es casi imposible ponerlas en pausa pese a las circunstancias de la pandemia. Ante la crisis, estas labores deben tomar medidas extremas para mantener a salvo a sus colaboradores y a la vez continuar con su producción.

En Boston Scientific actualmente las líneas de producción tienen protocolos de seguridad y limpieza más estrictos. Foto de Jorge Castillo
En Boston Scientific actualmente las líneas de producción tienen protocolos de seguridad y limpieza más estrictos. Foto de Jorge Castillo

El sector de equipo de precisión y médico es el principal sector exportador de bienes, al 2019 su participación fue de 32% y exportó $3.699 millones, un 12% más que en el 2018, según datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer). Sin embargo, su actividad requiere procedimientos extremos de sanitización y limpieza, por lo que fue uno de los primeros en actualizar sus protocolos de cara a lo que se ha denominado como nueva normalidad.

“Al estar en uno de los sectores más regulados del mercado debido al impacto que tienen nuestros productos y soluciones en la vida de las personas, tenemos rigurosas políticas de seguridad y limpieza, no solo para nuestros colaboradores sino en todos los procesos que integran nuestra cadena de valor y que se despliegan en cuartos limpios, bodegas, laboratorios, salas de reunión y áreas de oficinas” comenta Luis Javier Serrano, vicepresidente de Operaciones de Boston Scientific.

En Boston Scientific, aseguran que se prepararon con recomendaciones del Ministerio de Salud y de su casa matriz meses antes del primer caso de coronavirus en el país.

Estas son los lineamientos claves de la empresa para prevenir el contagio:

- Reforzaron medidas de distanciamiento: Solo ocupan el 50% de las estaciones de trabajo en sus oficinas.

-Demarcación adicional, se especifica la distancia que se debe tomar y dónde es recomendable colocarse para prevenir el posible contagio, principalmente en las zonas comunes.

-Implementaron del uso obligatorio de de mascarillas e indumentaria de seguridad completa, como gabachas, mallas para cabello, cubrezapatos, calzado de seguridad y gafas de protección cuando se requieran.

-Toma de temperatura para todas las personas antes de ingresar a las instalaciones.

-Las unidades de transporte de empleados son sanitizadas antes y después de cada uso y solo pueden llevar pasajeros sentados de asiento por medio.

- Se llevan a cabo campañas de educación.

-Zonas comunes: Reducción de aforo al 50%, uso obligatorio de mascarillas y un ingreso escalonado de los turnos para reducir el aforo.

-Líneas de producción: Mayores medidas de limpieza y los protocolos de distanciamiento social. En las líneas donde el rango de distancia de los colaboradores es menor debido a los equipos y procesos de manufactura, todos cuentan con la indumentaria de protección exigida al más alto nivel por la industria y deben cumplir estrictos procesos de sanitización.

La Zona Franca Coyol concentra una alta cantidad de empresas de dispositivos médicos en el país, por lo que también han tomado medidas preventivas principalmente para los medios de transporte y las zonas comunes.

Carlos Wong, director de Zona Franca Coyol explica algunas de las prácticas que han tomado ante las nuevas necesidades:

  1. Desinfectar al menos dos veces al día las áreas de las paradas de autobús y la zona de ejercicios al aire libre.
  2. Demarcar la distancia que se debe mantener entre cada persona en las filas para abordar los autobuses.
  3. Evitar el contacto con los tubos y estructuras de las paradas de buses.
  4. Desinfectar tres veces al día los cajeros automáticos
  5. Instalar estaciones de lavado para que las personas se puedan lavar las manos antes de ingresar a las aulas de capacitación, restaurantes, autobuses y clínicas médicas.
  6. Regulación de horas y espacios de almuerzo
  7. Habilitó una zona para proceso de desinfección de los autobuses y zonas adicionales para el parqueo de las unidades. Se limpian internamente antes y al final de cada viaje realizado, dando especial énfasis a las superficies de apoyo de los buses con líquidos desinfectantes.
  8. Los colaboradores deben lavarse las manos antes de ingresar al bus y al final de cada viaje, ya sea que procedan de la empresa o sus hogares.
FrutaSana trabajan constantemente en campañas de educación para sus colaboradores. Foto: Cortesía Fruta Sana
FrutaSana trabajan constantemente en campañas de educación para sus colaboradores. Foto: Cortesía Fruta Sana

En el caso de las plantas procesadoras de alimentos el Ministerio de Salud emitió una serie de lineamientos para la prevención de COVID-19, los cuales han sido adaptados de acuerdo a las necesidades de cada industria.

Estas medidas son obligatorias y cada empresa debe asignar un responsable de velar por el cumplimiento de estos lineamientos.

FrutaSana es una planta de manufactura de piña que compra a productores nacionales la fruta para posteriormente deshidratarla y exportarla a mercados internacionales. Ellos aseguran que desde el momento que en Italia empezaron a ver la expansión del coronavirus encendieron su luces de alerta y empezaron a preparar a su personal y sus instalaciones ubicadas en La Alegría de Siquirres.

Como pilar principal en este proceso, decidieron hacer una fuerte y extensa campaña de educación que abarcara más allá de los procedimientos dentro de la planta.

“Sabíamos que teníamos que educar a nuestro personal sobre qué era coronavirus, qué estaba pasando en Europa y qué debíamos esperar en Costa Rica. Necesitábamos que nuestra gente entendiera que las medidas que estábamos apunto de ejecutar no solo eran para la planta, sino que debían transmitir ese mensaje de prevención a sus familiares”, explicó Damaris Fallas, gerente general de Fruta Sana.

Posteriormente procedieron a equipar a su personal, con tapabocas, caretas y los guantes que ya utilizaban. Pronto empezaron a llegar los lineamientos del Ministerio de Salud los cuales aseguran que cumplen estrictamente.

Adicional a los protocolos oficiales, Fruta Sana instauró como medidas la desinfección de camiones que ingresan con la fruta fresca, dividir los turnos de alimentación, demarcación en zonas comunes y desde febrero prohibieron el ingreso de visitantes salvo que sea una situación especial.