Negocios

Exempleada de OMNi: “Pensamos que están haciendo tiempo para decir que están quebrados y que no nos van a pagar”

Más de 95 excolaboradores de la empresa OMNi denunciaron a la compañía por incumplimiento en el pago de la liquidación, desde hace varios meses

Omni no le cobrará a micro y mini empresas para que puedan seguir moviendo su negocio

Valeria Chaves, forma parte de un grupo de Whatsapp conformado por más de 95 excolaboradores de la empresa OMNi, que dieron a conocer en medios de comunicación —este 29 de octubre— a la compañía por incumplimiento en el pago de la liquidación, desde hace varios meses.

Chaves contó a El Financiero por medio de llamada telefónica que, su renuncia fue presentada el 20 de agosto; y que la supuesta fecha de pago de su liquidación (en un solo tracto) sería efectuada el 22 de octubre, cancelación que a la fecha no se ha realizado.

Asimismo, la única respuesta que le ha dado empresa —por correo electrónico porque ya no responden llamadas— es que están “trabajando en la gestión”.

“Nos mandaron muchas “propuestas” (arreglos de pago), pero la última es que me van a pagar hasta febrero del próximo año en tractos de ¢200.000, y se cancelaría totalmente en abril. Honestamente, es súper frustrante porque gracias a Dios en mi caso no estoy pasando ninguna necesidad, pero en ese grupo hay mamás solteras, cabezas de hogar que necesitan mantener toda una familia y es demasiada la inconsciencia, es injusto e inhumano que ellos estén haciendo esto hasta el próximo año solo porque está saliendo mucha gente (de la empresa) como si fuera mi responsabilidad y mi culpa”, expresó la excolaboradora que era parte del departamento de criptomonedas de OMNi.

Entre las justificaciones que dio la firma por “atrasos en el pago”, en una carta compartida a EF —por un excolaborador que solicitó reservar su identidad por razones de protección y seguridad— es que la empresa ha enfrentado imprevistos a raíz del retiro voluntario de múltiples colaboradores, que les ha implicado enfrentar un “doble esfuerzo y costo operativo de nuevas contrataciones”, por lo que no tienen el dinero suficiente para suplir el pago de las liquidaciones.

Asimismo, les proponen a los empleados una readecuación del pago propuesto del dinero en un inicio (a la gran mayoría de los afectados, el 22 de octubre) para un plazo que se le especificaría a cada persona, al final de la “carta” enviada por correo electrónico.

EF intentó obtener la versión de OMNi por medio de varias personas allegadas a la compañía. Sin embargo, al cierre de esta nota no se obtuvo respuesta. Daryl Araya fue la persona que se identificó como encargada de comunicación y a quien se le remitieron consultas por correo electrónico, pues de esa manera lo solicitó por medio de un mensaje en WhatsApp.

“Cuando uno empieza a investigar, comienzan a salir un montón de cosas. Estuvimos viendo que Moisés (dueño de OMNi) estuvo publicando unas fotos en Las Vegas, ahorita mágicamente comienzan a tener OMNi en Estados Unidos. Nosotros pensamos que ellos están haciendo tiempo para luego decir que están quebrados y que no nos van a pagar”, agregó Chaves.

El departamento de prensa del Ministerio de Trabajo, indicó que según su base de datos existen dos conciliaciones realizadas con OMNi (y los exempleados) en setiembre. En una de ellas se acuerda en pagar la liquidación en seis tractos y la otra en dos tractos.

Asimismo, están pendientes de celebrar dos audiencias de conciliación —con la misma empresa— en la Unidad RAC de Heredia.

“En mi caso, la relación laboral finalizó en junio. Un mes después, me mandaron dos documentos uno que estipulaba el monto de la liquidación que me correspondía, y el otro donde ellos hacían casi impuesto un arreglo de pago por la incapacidad que ellos tenían de cubrir el monto en su totalidad. El primer pago se tenía que hacer el 22 de octubre y no se hizo, el monto que ellos me adeudan se extendía por seis meses”, expresó el exempleado que prefirió no revelar su identidad.

Los afectados consultados por EF, expresaron que han tratado de contactar “desesperados” con todas las direcciones de correo electrónico que tienen de la empresa, han tratado de hablar con Moisés Chaves, dueño de la compañía; también con Tanny Patiño, encargada de recursos humanos y nadie les ha podido dar una respuesta concreta de lo sucedido.

Asimismo, manifestaron que esta problemática también sucedía con los pagos salariales, los cuales muchas veces se cancelaron casi que una semana y media después de la fecha de pago correspondiente.

“El pago ahora me lo diluyen en ocho meses y comienza en enero de 2022. Esto es una clara señal de que no hay una intención real de cumplir con la responsabilidad”, contó el excolaborador.

Silvia González, socia de Impuestos y Legal de Grant Thornton, explicó que lo mejor que se puede hacer en temas de liquidaciones es pagarlas el mismo día en que termina la relación laboral.

“Que la empresa les haya manifestado a ellos que quieran hacer el pago en tractos, por varios meses o por un periodo determinado, no es necesariamente lo que regula la ley. Una vez concluida la relación laboral, debería el patrono proceder con el pago de todas las obligaciones patronales que correspondan. Una costumbre es que dentro de 15 días o en un mes el patrono proceda con esa liquidación”, precisó González.

“Sí podría darse un acuerdo de pago, pero eso no significa que el empleado no pueda realizar un proceso laboral a efectos de poder exigirle al patrono, el pago de esa liquidación. Es un derecho”, agregó la socia de Grant Thornton.

Según información publicada por La Nación, el empresario Moisés Chaves había sido detenido en abril de 2019 en el aeropuerto de Liberia, Guanacaste por el supuesto delito de libramiento de cheques sin fondos. Así lo confirmaron las autoridades de la Policía de Migración.

Además que entre 2013 y 2016 enfrentó siete causas judiciales por el presunto delito de apropiación y retención indebida en perjuicio de la Caja Costarricense de Seguro Social. De acuerdo con consultas a la oficina de prensa del Poder Judicial, los expedientes contra el fundador de OMNi fueron desestimados, pero las autoridades no detallaron los motivos.

También se dio a conocer que en julio, Coopenae canceló relaciones con OMNi debido a que la empresa no logró completar el registro ante la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef). Por esa razón, canceló las cuentas bancarias de Omni en la cooperativa y suspendió de manera permanente la colaboración para el servicio de monedero electrónico.

La Sugef, por su parte, dijo a La Nación, que rechazó la inscripción porque la firma no demostró la fuente de sus fondos.

Por otra parte, el pasado 15 de julio, la empresa anunció la cancelación del servicio de taxis en el país por medio de su aplicación, con apenas diez meses de estar operando y con más de 6.500 taxistas afiliados.

La eliminación de OMNiTaxi fue dada a conocer por medio un comunicado de prensa y según explicó la empresa, la sobredemanda del servicio hizo la aplicación dejara de estar disponible.

“Escuchamos las necesidades de las personas usuarias, hicimos análisis exhaustivos y ahora preparamos OMNi Ride, nuestro siguiente paso por ofrecer servicios de movilidad personalizados y diferenciados en el país”, decía el comunicado.

No obstante, actualmente la empresa no mantienen ninguno de sus servicios activos, por lo que no se tiene información sobre la supuesta iniciativa propuesta de julio.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.