Por: AFP .   20 junio
El presindente francés, Emmanuel Macron, participó en la reunión del Consejo Europeo por videoconferencia, el 19 de junio, para discutir un plan de rescate económico en la región. Foto: AFP
El presindente francés, Emmanuel Macron, participó en la reunión del Consejo Europeo por videoconferencia, el 19 de junio, para discutir un plan de rescate económico en la región. Foto: AFP

Los franceses volverán al cine y a practicar deporte de equipo a partir del lunes 22 de junio, gracias al avance en la lucha contra la epidemia de COVID-19, anunció el gobierno, que descartó la posibilidad de un reconfinamiento en caso de una segunda ola de contagios.

Tal y como fue anunciado el 28 de mayo, además de ir al cine, los franceses podrán practicar deporte de equipo a partir del lunes, aunque los estadios no abrirán hasta el 11 de julio.

Los centros de vacaciones, los casinos y las salas de juegos “respetando las reglas sanitarias estrictas”, también podrán operar desde el 22 de junio, señaló el gobierno en un comunicado la madrugada del sábado.

El primer ministro Edouard Philippe insistió en que hay que ser "prudentes" para intentar reanudar la actividad "en las mejores condiciones".

Los futbolistas, jugadores de baloncesto o de balonmano podrán volver a entrenar a los estadios, gimnasios, cubiertos o al aire libre, “con medidas de prevención apropiadas”, en cuanto sus gerentes o propietarios de equipamientos deportivos “estén listos”, precisó el ministerio de Deportes.

Los deportes de combate siguen en cambio prohibidos por el momento, salvo los de alto nivel.

Reapertura de estadios

Los estadios, por su parte, no volverán a abrir al público hasta 11 de julio, fecha en la que acaba el estado de urgencia sanitaria. Al igual que los hipódromos, lo harán con un “aforo máximo” de 5.000 espectadores, que permanecerá en vigor, en principio, hasta setiembre.

A mediados de julio se examinará de nuevo la situación epidemiológica “para decidir si es posible una flexibilización para mediados del mes de agosto”, lo que implica principalmente la vuelta del campeonato francés de fútbol 2019-2020.

La liga de balompié profesional aboga, por su parte, por un regreso de los espectadores “al 100%”.

El 11 de julio, además, se autorizarán de nuevo los cruceros fluviales.

"En coordinación con nuestros socios europeos, se podrá decidir si se reanudan los cruceros marítimos entre los puertos europeos, para los barcos cuya capacidad no supere un limite fijado por mandato ministerial", según un comunicado del gobierno.

Los escolares y estudiantes de secundaria también vuelven a las aulas el lunes, y se está estudiando la posibilidad de aliviar las condiciones del trabajo en empresas. El ministerio de Trabajo y el de Salud presentaría una decisión la semana próxima.

Las discotecas tendrán que esperar

La vuelta a la actividad en setiembre “podrá ir acompañada de nuevas flexibilizaciones”, como la apertura de ferias, exposiciones y salones y “llegado el caso” la de discotecas y cruceros marítimos internacionales.

En las últimas 24 horas, Francia registró 14 decesos en hospitales, lo que elevó el total a 29.617 fallecidos desde que estalló la epidemia, según un balance oficial publicado el viernes.

Paralelamente, el número de pacientes de COVID-19 en reanimación continúa descendiendo con 727 enfermos, 25 menos que el jueves.

El gobierno parece descartar un nuevo confinamiento en caso de una segunda ola.

“La estrategia de respuesta, especialmente para proteger a las personas más vulnerables sin recurrir a un reconfinamiento general, así como el dispositivo sanitario, serán presentados por el gobierno en los próximos días. Se tomarán disposiciones particulares para el verano”, indica el comunicado.