Por: Agencia AFP.   20 abril

Nueva York. El gigante General Electric (GE) reportó el viernes una pérdida de $1.200 millones en el primer trimestre del año tras enfrentar acusaciones judiciales, pero sus acciones subieron luego de que las ganancias operacionales superaran las expectativas de los analistas.

La empresa, que ha sido golpeada por la debilidad en sus negocios de petróleo y gas, reservó $1.500 millones para cargos por demandas legales a su descontinuado negocio de hipotecas en Estados Unidos, WMC.

Sus ingresos aumentaron 6,7% a $28.700 millones. GE reportó ganancias en todas las divisiones, excepto petróleo y gas. La compañía también reafirmó su pronóstico para 2018.

La empresa ha sido golpeada por la debilidad en sus negocios de petróleo y gas.
La empresa ha sido golpeada por la debilidad en sus negocios de petróleo y gas.

"El primer trimestre es un paso adelante en la ejecución de nuestro plan 2018 y estamos viendo signos de progreso", explicó el director ejecutivo, John Flannery.

Desde que Flannery asumió el cargo el año pasado, GE cortó costos, racionalizó su directorio, redujo sus dividendos y modificó la compensación a los empleados.

El negocio de la energía se ha visto afectado por la desaceleración en la solicitud de turbinas de gas, debida en parte a la creciente demanda de energía renovable.

La división de petróleo y gas podría estar lista para un cambio en el futuro, como consecuencia del fortalecimiento de los precios del crudo.

GE obtuvo mayores ganancias en comparación con el mismo período del año anterior en cuatro divisiones, que incluyen salud y aviación, que han sido los negocios más sólidos.