Por: Jéssica I. Montero Soto.   8 enero
De obtener la concesión, la empresa calcula que la terminal de cruceros y marina se construiría en cuatro fases en un periodo de ocho años.
De obtener la concesión, la empresa calcula que la terminal de cruceros y marina se construiría en cuatro fases en un periodo de ocho años.

Un proyecto privado, con financiamiento de capital asiático, está en busca de la aprobación gubernamental para remodelar y operar las 27,2 hectáreas del muelle Hernán Garrón, en la provincia de Limón.

Se trata de la iniciativa Green Gate, de la empresa Green Gate Legacy, cuyo socio fundador y presidente es el arquitecto Marco Vinicio Ramírez.

El terreno que quiere explotar este plan propiedad de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económica de la Vertiente Atlántica (Japdeva). De hecho, el muelle Alemán, como se le conoce popularmente, es el espacio en el que ya la Junta está trabajando un proyecto de transformación, con características similares a las de la iniciativa privada, como la construcción de un muelle de cruceros y una marina.

Con el fin de desarrollar este proyecto, en 2019 Japdeva recibió ¢650 millones del Ministerio de Planificación, que se dedican a los estudios de prefactibilidad.

Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de Japdeva, reconoció a Green Gate como una de tantas iniciativas presentadas por grupos interesados en invertir en Limón.

“En Japdeva atendimos a la empresa (como se hizo igualmente con otros interesados en su momento) y nos presentó meses atrás las ideas e iniciativa general. Fui informada recientemente que se presentó ante el Consejo Nacional de Concesiones la propuesta de una iniciativa privada. Ésta no ha sido presentada o trasladada a Japdeva como entidad y por ende tampoco ha sido evaluada. Asimismo, continuamos a la fecha con el concurso de oferentes para los estudios de pre y factibilidad de la terminal. Celebramos que haya tanto interés en el proyecto y procuraremos se traduzca en la mejor decisión para el desarrollo de Limón”, afirmó la jerarca.

Presión

Aunque el proceso interno para cambios en Japdeva está en marcha, el objetivo de Green Gate es el desarrollo de un plan ya definido, con estudios de factibilidad propios e inversión de un grupo de inversionistas asiáticos que reúne capitales costarricenses y extranjeros. El grupo gestor también está definido y lo forman actores del sector privado.

Green Gate Legacy S.A convocó a una conferencia de prensa para presentar el proyecto a los medios de comunicación y solicitar “apoyo” con el fin de que el Consejo Nacional de Concesiones de trámite su propuesta de concesión por iniciativa privada.

Durante la conferencia de prensa, Ramírez incluso afirmó que les gustaría comenzar “la próxima semana” y señaló al gobierno como responsable de que esto no sea posible. Sin embargo, posteriormente aceptó que no existe un cartel de licitación, por lo tanto, el CNC debe seguir el proceso de análisis de la propuesta de iniciativa privada.

Los interesados han afirmado que la inversión total sería de $300 millones, en cuatro etapas, a lo largo de ocho años. La primera parte, que sería el muelle de cruceros, requeriría $45 millones para su desarrollo.

EF consultó al Consejo Nacional de Concesiones, pero al momento de publicación de esta nota no se tenía respuesta.