Negocios

La inflación se sienta en la barra: precios en licores suben desde ¢2.000 hasta ¢17.000

Los costos de las bebidas alcohólicas van a la alza. Finalizando julio, una caja de cerveza de 24 unidades pasó de ¢16.000 a casi ¢19.000 para un comercio. En agosto entra un nuevo aumento del impuesto a estos líquidos.

Las reuniones o salidas casuales resultan cada vez más costosas. La inflación y ahora la actualización del impuesto para las bebidas alcohólicas hacen que se necesite desembolsar más dinero para las actividades de ocio.

Las cervezas, vinos y destilados son productos que resienten directamente los golpes inflacionarios debido a que las materias primas para fabricarlos están en el ojo del huracán por el conflicto entre Rusia y Ucrania, así como por los altos costos de transporte y presiones sobre el tipo de cambio.

Como una repercusión de los altos costos, el Ministerio de Hacienda decidió aumentar el impuesto que pagan estos productos. “Al igual que el impuesto a los combustibles, el de las bebidas alcohólicas también se actualiza”, señaló el jerarca de esta cartera cuando se indicó que se haría el ajuste.

La actualización del tributo comenzará a regir a partir del 1 de agosto.

Pero antes de que llegue el incremento por concepto tributario, los bares y restaurantes ya reportan fuertes aumentos en los licores que le compran a sus proveedores.

Según datos compartidos por la Asociación de Bares y Restaurantes (Asobarest), los incrementos en los costos van desde los ¢2.000 y hasta los ¢17.000 en las diferentes bebidas alcohólicas en el último mes.

ProductoPrecio en junio 2022Precio en julio 2022Diferencia
Caja cerveza nacional 24 unidades¢16.032¢18.936¢2.904
Whisky Old Parr¢24.700¢32.000¢7.300
Whisky Buchanan’s 18¢36.000¢53.000¢17.000
Tequila Don Julio 70 años¢32.000¢47.000¢15.000
Tequila José Cuervo¢10.000¢12.500¢2.500
Licor digestivo¢12.700¢14.700¢2.000
Ron Zacapa¢32.000¢39.000¢7.000
Cacique¢3.900¢5.400¢1.500

Como un reflejo de la inflación, el impuesto que pagan las bebidas alcohólicas tuvo que ser actualizado al alza.

El ajuste de este tributo se hace de forma trimestral, según se comporte el Índice de Precios al Consumidor (IPC) , que para junio alcanzó una variación interanual de 10,06%, una cifra no vista desde el año 2009 cuando se llegó al 11,75%.

Lo que se recauda de este impuesto se asigna para atender a la población adulta mayor, niños en riesgo social, personas discapacitadas abandonadas, rehabilitación de personas alcohólicas y farmacodependientes, así como para el apoyo de las labores que realiza la Cruz Roja.

El incremento en el tributo se aplica sobre las bebidas según la cantidad de alcohol que poseen. El impuesto por cada mililitro de alcohol absoluto se cobrará de esta manera:

  • Bebidas con hasta un 15% de alcohol pasan de ¢3,62 a ¢3,73 por mililitro de acohol absoluto.
  • Bebidas con más de 15% y hasta 30% de alcohol pasan de ¢4,36 a ¢4,49 por mililitro de acohol absoluto.
  • Bebidas con más de 30% de alcohol pasan de ¢5,08 a ¢5,23 por mililitro de acohol absoluto.

El especialista de Grant Thornton, Jaime Morales, hizo una serie de cálculos para determinar cómo impactará la actualización del impuesto.

ProductoCarga tributaria anteriorCarga tributaria nuevaDiferencia
Cerveza de 355 ml con 4% de alcohol¢51.40¢52.97¢1.57
Sake (vino de arroz japonés) de 750 ml con 18% de alcohol₡588.60₡606.15¢17.55
Ron de 750 ml con 40% de alcohol₡1.524₡1.569¢45

Según el especialista tributario, el impacto como tal en los precios de las bebidas por la actualización del impuesto es baja, pero de igual forma golpea a estos productos que ya tienen encima otras presiones de costos.

De este aumento del impuesto, ¿cuánto se le trasladará al consumidor final? Esa será decisión de cada vendedor.

Según el IPC, la cerveza es 11,5% más cara que hace un año, y en lo que respecta a los precios en general de las bebidas alcohólicas, la variación interanual para junio del 2022 es de 7,35%.

A nivel global, los precios mundiales de los insumos como la cebada, maíz y lúpulo se encarecieron a raíz del conflicto armado entre Rusia y Ucrania, el cual también generó escasez de fertilizantes. A la vez, para la distribución de esos productos hay un alza de los fletes marítimos en 200% respecto a años anteriores.

El presidente del Banco Central, Róger Madrigal, mencionó en la entrevista con EF, el pasado 24 de mayo, que la autoridad monetaria tiene la responsabilidad de que la inflación regrese al nivel que se considera “bajo y estable”.

Para controlar la inflación, la junta directiva del Central considera que es necesario continuar con el proceso de incrementos graduales de la Tasa de Política Monetaria (TPM), hasta ubicarla, al menos, en una posición neutral.

La Junta Directiva del Banco Central acordó, este 27 de julio, aumentar la tasa de política monetaria de 5,50% a 7,50%, un ajuste de dos puntos porcentuales que la ubica en el nivel más alto registrado desde octubre del 2010.

El incremento acordado es el sexto desde el 15 de diciembre del 2021, cuando el Banco comenzó un proceso de aumento en el indicador. En ese momento, esta tasa pasó de 0,75% a 1,25% y desde ahí comenzó una escalada que actualmente la ubica 6,75 puntos porcentuales por encima de ese nivel inicial.

La TPM es una tasa de referencia que se fija de acuerdo con lo que el Banco Central considera que es coherente con el costo de la liquidez en un momento dado y tiene un impacto en el resto de tasas del mercado.

“Las presiones inflacionarias observadas globalmente desde el 2021 se intensificaron en lo que transcurre del 2022, en buena medida, como consecuencia del choque sobre los precios de las materias primas causado por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania. Ambos países tienen una participación relevante en las exportaciones mundiales de combustibles, granos básicos y metales”, explicó el Banco Central mediante un comunicado de prensa.

El aceleramiento que se muestra en la inflación en nuestro país tiene su origen en el exterior. Primero, el rebote de la pandemia generó una demanda superior a la oferta de productos en el mundo y luego la guerra en Ucrania afectó el suministro de algunos productos, entre estos las materias primas que se usan para elaborar las bebidas alcohólicas.

Krisia Chacón

Krisia Chacón

Periodista de El Financiero especializada en temas económicos. Graduada de la carrera de periodismo de la Universidad San Judas Tadeo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.