Negocios

Pandemia generó la pérdida de 950 comercios en el segundo trimestre y el sector lucha contra la informalidad para el 2021

En los primeros tres meses del 2020 habían 18.144 empresas formales registradas en el sector comercial; frente a la caída de 17.194 durante el segundo período del 2020

La Cámara de Comercio informó que dentro de las empresas formales registradas en el parque empresarial se produjo una pérdida de 950 comercios entre el primer y el segundo trimestre del 2020 como consecuencia directa de la pandemia.

Asimismo, la crisis también provocó la pérdida de 3.541 empresas formales de todos los sectores en Costa Rica en el tercer trimestre de este año, cuando se compara con el mismo período del 2019.

Por otra parte, la Cámara expresó que el comercio tendrá el reto de luchar frontalmente contra la informalidad en el 2021, ya que la situación económica y fiscal que enfrenta el país ha detonado un crecimiento importante de los empleos informales.

“Desde la Cámara de Comercio de Costa Rica hemos identificado que si no se implementan las correctas políticas públicas, el sector enfrentará una dura competencia contra la informalidad. Las empresas experimentarán una recuperación lenta, inclusive después de la apertura total. Los pronósticos de recuperación no se materializarán de forma inmediata en el 2021. Por el contrario, las condiciones podrían seguir fortalecimiento del comercio ilícito y el contrabando”, indicó la Cámara por medio de un comunicado posterior a la conferencia de prensa.

A octubre del 2020 la actividad comercial muestra una contracción interanual de 13,9%. Todos los subsectores comerciales reflejan números negativos.

Materiales de construcción, vehículos y aparatos electrónicos son los más afectados, mientras que alimentos y bebidas evidencian una disminución cercana a cero, pero siempre negativa. Este escenario pone en evidencia que el sector no tuvo ganadores en este período sino sectores que sufrieron menos.

Comercio afectado por la pandemia

El comportamiento de empresas formales registradas en el parque empresarial comercial desde el 2017 hasta principios del 2020, inclusive, se mantuvo relativamente constante.

“Esto se debe a que en el comercio tenemos una demanda definida que corresponde directamente a una relación con la población, entonces esto implica que hay un óptimo de comercios en el mercado, pero que en definitiva tuvo un cambio bastante abismal en el segundo trimestre correspondiente a la pandemia”, dijo Jairo Mena, director ejecutivo del Observatorio de Comercio Ilícito de la Cámara de Comercio.

Consecuente a esto, el primer período del 2020 comprendía 18.144 empresas formales registradas en el sector; frente a la caída de 17.194 durante el segundo período del 2020, una pérdida de 950 comercios.

Mena también asegura que la recuperación está complicada, y que será muy lenta, ya que no se puede comparar la pendiente de la pérdida con la pendiente de recuperación.

Asimismo, es importante destacar que el comercio casi en su totalidad está compuesto por las micro, pequeñas y medianas empresas —un 99% del parque empresarial— mientras que solo el 1% equivale a grandes empresas.

Reto contra la informalidad

El impacto que generó la crisis sanitaria en el empleo se reflejó fuertemente en el II semestre del 2020, donde se perdieron 463.000 empleos, de los cuales 25% fueron puestos formales y 75% informales, evidenciando que el mayor impacto lo recibió la informalidad.

El III semestre mostró señales de recuperación del empleo; sin embargo, esta mejora se concentró en el empleo informal, de hecho, el formal continuó decreciendo, perdiendo 27.500 plazas.

El empleo informal recibió el mayor impacto, sin embargo, es más resiliente y tiene mayor capacidad de recuperación que el empleo formal, pues no debe afrontar la tramitología y el pago de las cargas sociales.

“Los datos anteriores evidencian como la situación económica actual presenta un escenario donde la informalidad es la gran ganadora, y continuará fortaleciéndose durante el 2021 si las condiciones y barreras para la formalidad no cambian”, agregó la Cámara.

El sector comercio representa el 16% de la fuerza laboral de Costa Rica con 288.000 trabajadores. Asimismo, el 25% del parque empresarial del país son comercios, lo que equivale a más de 17.422 empresas.

Entre los principales aspectos que inciden en la contracción del sector comercio están: la pérdida de confianza del consumidor, la contracción del consumo y la caída en las ventas, producto de los cierres por la crisis sanitaria.

Todas estas condiciones afectaron de manera directa el desempleo que alcanzó el 21,9%, para octubre de este año según el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

“Tenemos que ver cómo hacemos para que las empresas que cayeron a la informalidad vuelvan a la formalidad porque, al final se genera una competencia desleal y el Gobierno tiene menos ingresos”, destacó Julio Castilla, presidente de la Cámara de Comercio.

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.