Por: Cristina Cubero.   9 enero

Imagínese realizando un acto de acrobacia. Usted está en el punto alto de una sólida plataforma, sujeta con seguridad el trapecio que ya conoce y domina, está estable. Ahora, sienta que lo empujan repentinamente y con fuerza. ¿Estaba preparado para saltar y tomar el próximo trapecio? Ese es un claro riesgo.

Quizás sienta menos peligro si visualiza el próximo trapecio y considera que podrá atraparlo de forma segura. Usted se ha preparado y entiende cómo maniobrar en el siguiente nivel, quiere dar el salto. Esa es una sólida estrategia de desarrollo y cambio.

Pero aún debe pensar en un último escenario, ¿Ha preparado su red de seguridad? Esa que le permitirá tener confianza, tomar un nuevo impulso para sujetar otros trapecios o cambiar de acrobacia en caso de un problema.

Estamos en un mundo laboral de acrobacias extremas. El salto al vacío es inevitable, porque nos empujan o porque quedarnos en la plataforma sin movernos, igualmente terminará acalambrándonos y sí, precipitándonos.

Nuevos trapecios laborales y su plan de contingencia

Ese vacío o espacio intermedio entre el trapecio seguro al que sujeta hoy con fuerza y el siguiente columpio que lo espera, debe llenarse de conexiones seguras que le muestren el futuro y mitiguen el riesgo en su carrera. Por esto, el plan de contingencia profesional, es una tarea pendiente para asegurar su futuro.

La delgada línea entre un nuevo puesto y el desempleo permanente puede depender de este plan, algunas ideas para construirlo:

Cada vez saltaremos más trapecios, entrene

Diversas estadísticas señalan que un colaborador promedio de entre 40 a 60 años lleva 10 a 15 años en su puesto, pero en una persona entre 25 a 34 años esa cifra baja a unos 3 años. Incluso los reclutadores, ven con alguna sospecha el currículum que refleja más seis años en una misma compañía ¿podría tener baja motivación al riesgo o al cambio? ¿Por qué no ha buscado moverse?

En el 2020 Coursera, la plataforma de aprendizaje en línea, experimentó un crecimiento interanual del 635% en las inscripciones de América Latina. ¿Existe un mejor indicador de que muchos están buscando nuevos trapecios y que usted tiene menos tiempo para prepararse?

Por otro lado, los ejercicios de centralización, optimización, digitalización, fusión, adquisición, rediseño y otras figuras llegan con mayor intensidad. Euromonitor Internacional, indica que en América Latina el crecimiento para 2021 será de cerca de 14%, siendo el mayor del mundo. El camino a la digitalización también se aceleró, en el reporte Tendencias globales en redes 2020 de Cisco, el 81% de líderes IT afirmó estar bajo presión por la pronta transformación digital del negocio.

Muchos planes de contingencia empresariales tienen un punto de mitigación común, se centran en el cambio o reducción de roles y talento. Efectivamente, en la acción estratégica de evitación o minimización de riesgo de su compañía puede estar mapeado su puesto.

El mundo está saltando y es clave prepararse para saltar con él. Muévase, una clara señal del riesgo, que se materializa en problema, es sentirse cómodo, seguro y estable.

Diseñe un portafolio de inversión para su carrera

No limite la posibilidad de incrementar el valor de su experiencia, pueden existir opciones de inversión más interesantes. Cuando usted diversifica quiere lograr el máximo por su inversión, genera estrategias partiendo de la moneda, el plazo, e incluso el emisor del título. De la misma forma, determine las variables para construir el portafolio con el que ganará los mejores réditos en el mercado laboral.

Además de dar su compromiso y tiempo a una organización ¿qué otro hábitat está construyendo?, ¿Qué tanto le conocen en su industria? ¿Participa activamente con la academia? ¿participa en foros o grupos que analizan y activan acciones en su especialización? ¿Está imaginando su próximo emprendimiento?

Paso 1: Diversifique. Su plan de contingencia y continuidad laboral debe impulsar rutas híbridas aún en la estabilidad aparentemente más sólida. Si hoy salta del trapecio ¿Tiene otro preparado?

Sin excusas para quedarse en carreras aburridas

Cada vez más personas están girando sus profesiones y han encontrado, más que trabajos, actividades que les apasionan y que en el pasado ni siquiera sabía que existían, adicionalmente muy pocas carreras laborales se bautizan bajo el nombre de sus profesiones, son amalgamas de las que nacen nuevos roles.

Según el Informe sobre el Futuro de los Empleos del Foro Económico Mundial, 1 de cada 2 empleados necesitarán volver a formarse para 2025 a medida que aumente la adopción de la tecnología. La probabilidad que llegue a su puesto es muy alta.

Secretarias y contadores según el informe del Foro Económico Mundial son dos profesiones donde ha decrecido la demanda de puestos, otras posiciones que pese a ser más recientes también se están desconfigurando del mapa de empleo de manera fuerte son roles relacionados con el ingreso de datos, trabajadores de atención o información a clientes y personal relacionado con data de planillas, la tasa de cambio de puestos se está acelerando dramáticamente, tanto que algunas universidades están empezando a diseñar programas abiertos o flexibles para no quedar desfasadas.

Paso 2: Reimagínese. Un plan de contingencia debe retarle a imaginarse en una carrera totalmente distinta, a investigar nuevos roles de ideas y saber qué capacidades actuales le darán forma a su futuro plan. ¿En el último año aprendió algo radicalmente diferente a su carrera o puesto actual? ¿Ha moldeado competencias para emprender?

Su perfil en LinkedIn en 2025, potenciando su rol

¿Ya revisó requisitos para entrar a su mismo puesto en otras empresas?,¿Cumple los requisitos en los puestos de le resultan de interés en LinkedIn? ¿determinó su plan de recapacitación?

Paso 3: Fortalézcase: Su plan de contingencia debe prepararle para el siguiente columpio, para saltar debe estar fortalecido, el nivel de exigencia al dar cada salto es mayor.

Tiene las capacidades, pero ¿qué tan rápido puede saltar?

Muchas personas están robustas de conocimiento y habilidades, pero no han ejercitado su agilidad de reconversión y por esto no saltan en el momento oportuno. No subestime las habilidades suaves, pueden hacer la diferencia entre saltar de nuevo o quedarse atrapado en la red.

Paso 4: Salte. No tema saltar, sin importar su edad o su carrera, la resiliencia tiene un profundo significado en la lengua madre.

El prefijo “re” indica intensidad, el verbo “salire” refiere saltar, el sufijo “ia” indica cualidad. Desarrolle la cualidad del que vuelve a saltar y queda mejor que antes.