Por: Julio Castilla.   21 abril

En un artículo anterior “¡Nuevamente con el agua al cuello!", planteaba cinco tareas que este Gobierno debe llevar adelante antes de endeudarnos más con Eurobonos, y así, no terminar ahogados.

Hoy, quiero profundizar sobre la quinta tarea, gobierno digital. Esta prioridad que debe llevar adelante el Gobierno urge de hechos y no de intenciones. En los últimos 12 años, los logros son mínimos por una falta de compromiso por parte de los gobernantes de turno.

Primero el Banco de Costa Rica, luego el ICE y finalmente RACSA, han adoptado lo que se llamó la Secretaría Técnica del Gobierno Digital y que con el pasar del tiempo, se fue desvaneciendo hasta terminar en una unidad de ejecución de proyectos. Esta unidad, con el propósito de salvar a RACSA, ha sido reenfocada, para que mediante el uso abusivo de las excepciones contenidas en el artículo 2 de la Ley de Contratación Administrativa se haya adjudicado junto con otras dos instituciones, más de $410 millones sin ir a licitación pública.

Dice el punto d de dicho artículo: “La actividad de contratación que, por su naturaleza, las circunstancias concurrentes o su escasa cuantía, no se pueda o no convenga someterla a concurso público sea porque solo hay un único proveedor, por razones especiales de seguridad, urgencia apremiante u otras igualmente calificadas, de acuerdo con el reglamento de esta ley.” Los sobreprecios a los que se ha comprado, han sido recientemente denunciados por el diputado Pablo Heriberto Abarca. Este uso abusivo del artículo 2 de Contratación Administrativa, fue alertado desde hace años y en repetidas ocasiones por parte de la Cámara de Comercio, Camtic y la Cámara de Infocomunicación y Tecnología. El tiempo pasa y a pesar de la crisis fiscal, seguimos malgastando recursos públicos y afectando la empresa privada, al no permitirle competir en todos los negocios con el estado.

¿Por qué se perdió el rumbo?

El proyecto estrella del Gobierno Digital era en el 2011, el programa de compras públicas, Merlink. El Financiero en su edición del 28 de noviembre de ese año, destacaba los beneficios de registrarse en esa plataforma para vender al estado.

Por la resistencia de algunos ministerios e instituciones del sector público a adoptar el sistema en el 2012, Laura Chinchilla da el paso correcto, emite una directriz para establecer Merlink como el único sistema de compras públicas e inicia un lento proceso de adopción.

A pesar de la crisis fiscal, seguimos malgastando recursos públicos y afectando la empresa privada.

En el 2014, el Gobierno de Solís, inexplicablemente, echa para atrás para re-analizar la directriz y decide que se debe trabajar en un nuevo sistema.

El Sistema Integrado de Compras Públicas (Sicop), el cual tendría lo mejor de Merlink y del anterior sistema Comprared. Con esta medida, a la secretaría de Gobierno Digital se le asigna un presupuesto millonario para su desarrollo. Se establecen fechas para su producción, mientras el sector público carecía de una clara directriz. Obviamente no se cumplieron tiempos y lo que es más grave, Sicop sigue siendo el Merlink. Durante años y con nuestros impuestos, solo se cambió el nombre al sistema. Entonces, ¿para qué desvanecieron la iniciativa de Gobierno Digital? ¿Para salvar un elefante blanco?

La respuesta lamentablemente es sí. Se enfocó a Racsa en ser un proveedor del estado, abusando de la Ley de Contratación Administrativa. Se vende protegido y caro, así quién no salva a una Institución. La Contraloría General de la República, estimó los beneficios de contar con un único sistema de compras públicas, en un ahorro de un mínimo del 2% del Producto Interno Bruto al año y se perdieron cuatro.

Compra Red, que es el servcio que ofrece el Ministerio de Hacienda para que las empresas hagan compras electrónicas. en la foto: Roy Durán del departamento de asistencia técnica
Compra Red, que es el servcio que ofrece el Ministerio de Hacienda para que las empresas hagan compras electrónicas. en la foto: Roy Durán del departamento de asistencia técnica
Un nuevo Intento

El diputado Wagner Jiménez del Partido Liberación Nacional, quiere acertadamente revivir el Gobierno Digital mediante un proyecto de ley que crea la Agencia de Gobierno Digital. La misma ya fue convocada a extraordinarias. La Cámara de Comercio, Camtic e Infocom han analizado el proyecto y dado las recomendaciones de modificación al texto. Esta Agencia debe garantizar la libre competencia en los proyectos que promueva y estar adscrita al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt).

El jerarca del Micitt, Luis Adrián Salazar, presentó la estrategia de transformación digital para el país y de ahí la importancia que Gobierno Digital, un pilar importantísimo de esta estrategia, este bajo su rectoría.

Desde la Cámara de Comercio, instamos a este Gobierno, a que priorice igualmente la transformación digital por los beneficios de transparencia, reducción de costos y agilidad que conlleva en el estado.