Por: Pymes El Financiero.   27 junio, 2012
Enseñar y orientar, son parte de las tareas que el líder debe desempeñar en la empresa.
Enseñar y orientar, son parte de las tareas que el líder debe desempeñar en la empresa.

¿Ha tenido un jefe en el cual no creía? Conoce los resultados: por más que ese jefe se esforzara nadie le hacía caso, con lo cual los resultados operativos no eran satisfactorios para nadie y el ambiente no era sano.

Como cualquier organización, en las empresas el liderazgo es fundamental para mantener la credibilidad de clientes, colaboradores y proveedores, de manera que se puedan alcanzar los resultados que Usted espera.

¿Cómo se ejerce ese liderazgo? Hay muchas pautas sobre un liderazgo efectivo en las empresas. Algunas de ellas son:

-DEFINA Y COMUNIQUE LOS OBJETIVOS Y METAS

Uno de los problemas que afectan más el liderazgo en las empresas es que se implementan cambios o proyectos sin que el propietario o la gerencia comuniquen cuáles son los objetivos y las metas que se deben alcanzar.

Tenga claro cuál es el destino de las iniciativas y no demore las decisiones. No saber adónde se va desmotiva a los colaboradores, se transmite a los clientes y proveedores, y afecta su capacidad para dirigir la empresa. Además, se generan temores y rumores innecesarios e improductivos.

Defina los objetivos y metas a largo, mediano y corto plazo. ¡Y comuníquelas!

-ELIJA BIEN A SUS COLABORADORES

¿Se elije a los colaboradores por sus competencias (conocimientos, habilidades y destrezas) o por la afinidad que tenga con Usted como gerente o propietario?

Por ambas. Se debe contratar el personal que tenga las condiciones necesarias para desempeñar los diferentes cargos, pero al mismo tiempo tiene que ser alguien a quien Usted puede depositar su confianza y con el que tenga afinidad para trabajar.

También se requiere que los gerentes y propietarios tengan empatía con sus colaboradores, clientes y proveedores, lo que implica “ponerse en sus propios zapatos” para entender sus diferentes situaciones y problemas.

-CAPACITACIÓN

Tanto los colaboradores como Usted deben preocuparte por su propia formación a nivel operativo, técnico y gerencial. El autodesarrollo debe ser parte de la filosofía de los empresarios, un atributo que se debe transmitir y enseñar a los colaboradores.

La capacitación permite identificar y comprender los cambios –que siempre producen resistencias y temores- necesarios en la empresa de cara a la competencia y a las demandas de los clientes.

Además, conviértase en un mentor o asesor de sus colaboradores, así como de los clientes (mostrándoles cómo usar y aprovechar los productos y servicios) y de los mismos proveedores (mostrándoles como hacer mejor insumos).

-SEA UNA GARANTÍA

El concepto moderno de un líder no solo implica que es una persona que inspira, da confianza y señala el camino a seguir.

También es alguien que brinda lo necesario para que sus colaboradores sean productivos, para que los clientes obtengan lo que requieren y para que los proveedores también tengan éxito.

El líder se preocupa de que cada uno tenga lo que requiere.

-FLEXIBILIDAD EN LA DIRECCIÓN

El líder también es flexible para adecuar a la empresa a las diferentes situaciones que se enfrentan.

En algunas ocasiones implica que el líder permita y favorezca la creatividad y participación de los colaboradores, clientes y proveedores para adoptar mejoras en productos y servicios.

Asimismo, en otras ocasiones se deberá actuar de manera directa, efectiva e inmediata, para actuar en momentos críticos y que requieren acciones urgentes.