Por: Joanna Nelson Ulloa.   17 mayo
Los taxis que no tienen un taxímetro audible y que imprima recibos no podrían pasar la revisión técnica vehicular, pues se trata de una falta grave. (Foto: Imagen con fines ilustrativos/ Archivo GN).
Los taxis que no tienen un taxímetro audible y que imprima recibos no podrían pasar la revisión técnica vehicular, pues se trata de una falta grave. (Foto: Imagen con fines ilustrativos/ Archivo GN).

Con el fin de que los taxistas cumplan con la obligación de emplear taxímetros (conocidos como marías) audibles y que generen recibos, el administrador de empresas y mercadólogo Randall Camacho Vargas lanzó recientemente una app denominada Taxímetro CR.

Este emprendimiento se añade a otros ya existentes que buscan, por medio de la tecnología, contribuir con el servicio de los taxis.

Desde el 1 de julio del año pasado, estos vehículos de servicio público deben contar con ese tipo de taxímetro, que pretende garantizar los derechos de los usuarios y especialmente de las personas con alguna discapacidad visual.

Si no lo tienen, esto constituye una falta grave que les impediría pasar la revisión técnica vehicular.

Así lo establece una disposición del Consejo de Transporte de Público (CTP), publicada en marzo del año pasado en el diario oficial La Gaceta.

Información del Ministerio de Obras Públicas de julio del año anterior indicaba que solo el 38% de los taxis requería un cambio total del taxímetro, lo que implicaba invertir entre ¢250.000 y ¢440.000.

El 54% solo debía transformar la maría que ya tenía, lo que significaba un costo entre ¢150.000 y ¢255.000, mientras que el 8% ya tenía este tipo de dispositivo.

La aplicación está disponible en Google Play. (Foto: Taxímetro CR para EF).
La aplicación está disponible en Google Play. (Foto: Taxímetro CR para EF).

Según Camacho, la app busca hacer más fácil el proceso de cumplimiento, pues no todos los taxistas satisfacen las estipulaciones actuales.

Hay casos, dice el emprendedor, en los que algunos de ellos le piden prestada la maría audible y con impresora a otros compañeros para pasar la revisión técnica, pero luego siguen infringiendo las normas.

Por ello, con el apoyo de expertos en programación, pensó en idear un medio que fuera más sencillo de emplear, en el que se usa el mismo celular del taxista (fue creado para dispositivos Android).

Solamente se le instalaría la aplicación y se le daría una micro impresora térmica al taxista.

Esta es la alternativa básica, que tiene un costo de $199 (¢113.033 al tipo de cambio de venta de hoy).

Se paga una sola vez e incluye las actualizaciones automáticas de las tarifas.

Existen otros paquetes, que incorporan una tableta, cámaras, radio y otros elementos y que van desde $279 a $499.

Randall Camacho Vargas, administrador y mercadólogo de 47 años, ideó la app con el apoyo de expertos. (Foto: Taxímetro CR para EF).
Randall Camacho Vargas, administrador y mercadólogo de 47 años, ideó la app con el apoyo de expertos. (Foto: Taxímetro CR para EF).

El emprendedor indicó que los usuarios del taxi que bajen la aplicación tienen la opción de calificar el servicio del conductor.

Además, a futuro, en la app se incluirían descuentos para aplicar en restaurantes y otros comercios dirigidos a los pasajeros. Lo que se procura es crear fidelización entre quienes emplean el servicio de taxi.

El software también registra la información diaria, semanal y mensual de los viajes realizados por los taxistas, para efectos contables.

Actualmente, la app se encuentra disponible en Google Play.