Por: Carlos Cordero Pérez.   7 febrero
Con el trabajo remoto aumenta el consumo eléctrico al incrementar el uso de computadoras y también de los electrodomésticos. (Foto Jorge Castillo / Archivo)
Con el trabajo remoto aumenta el consumo eléctrico al incrementar el uso de computadoras y también de los electrodomésticos. (Foto Jorge Castillo / Archivo)

Uno de los principales costos que enfrentan los negocios es el consumo de energía eléctrica, por lo que su empresa puede adoptar diferentes medidas para generar ahorros en este rubro.

“Lo primero que hay que hacer es entender el giro de negocios”, recalcó el ingeniero eléctrico José Roberto Santamaría. “Las empresas deben tener una política de uso de consumo de todos los equipos y debe hacerse un análisis por industria y negocio”.

Las medidas también sirven para quienes están en teletrabajo, dado que antes el consumo por uso de equipos como televisores y computadoras estaba restringido a unas horas y actualmente se utilizan durante todo el día.

El Colegio de Profesionales en Informática y Computación (CPIC) también recordó que el consumo en los hogares aumentó con el trabajo remoto. La entidad realizará un webinar sobre el tema el próximo 10 de febrero.

Análisis

Para adoptar medidas correctivas en una empresa (y en el hogar) es necesario tener clara cuál es la situación actual. Lo primero es entender cuál es el giro de negocio, pues en cada empresa hay equipos, horarios y requerimientos diferentes que impactan el consumo eléctrico.

Otro factor que impacta el recibo de luz es tener dispositivos o la iluminación fuera de los horarios laborales y de atención a los clientes.

Equipos

Entendiendo el giro de negocios se debe identificar y clasificar los equipos según su consumo de energía eléctrica para determinar las medidas correctivas.

Por ejemplo, apagar pantallas si no hay clientes en la sala de espera o cambiar las bombillas por luces LED y sustituir equipos.

En una manufactura se puede valorar el cambio las jornadas a horarios con tarifa reducida.

Desconecte

Determine cuáles equipos puede desconectar en horarios no laborales y cuando no se usan. Recuerde que los equipos pueden estar apagados (pantallas, hornos microondas, maquinaria), pero si están conectados hay un consumo mínimo que se acumula en el recibo.

“Si no se ocupa, desconecte del todo el equipo”, reiteró Santamaría.

Revise equipos

Los equipos deben recibir el mantenimiento requerido, por lo que la empresa debe tener claro cuándo se requiere la revisión y el mantenimiento preventivo. Aquí un técnico puede determinar si el equipo tiene un consumo mayor al que debería tener.

La evaluación podrá indicar si se puede resolver con ajustes técnicos y cambios de piezas o si será necesario un cambio de equipo. Para adoptar esta decisión se debe analizar el costo eléctrico, de mantenimiento y de reparación. Si es superior que la inversión inicial por el equipo, hay que cambiarlo por uno nuevo

Presupuesto

Es indispensable tener consciencia del consumo de cada equipo, lo cual se puede hacer con un “presupuesto eléctrico” elaborado en una hoja de cálculo.

En esa hoja se indica el equipo, la potencia nominal (la que indica la placa del fabricante), el tiempo de uso diario, la cantidad de días al mes que se usa, los costos por horas (incluyendo bloques adicionales, según el esquema tarifario), los impuestos correspondientes y el resultado: el total de gasto.

Luego se compara ese presupuesto con el consumo real, que se obtiene del recibo del mes.

En las empresas también se pueden utilizar nuevas tecnologías para generar ahorros en el consumo eléctrico, como los sistema de refrigeración con gases naturales. (Foto archivo)
En las empresas también se pueden utilizar nuevas tecnologías para generar ahorros en el consumo eléctrico, como los sistema de refrigeración con gases naturales. (Foto archivo)
Instalaciones

Las instalaciones deben cumplir con el código eléctrico tanto para seguridad y protección de la vida humana como para que se tenga un consumo adecuado.

Aparte de tener entubados los cables, se debe tener los calibres adecuados y cumplir las recomendaciones del fabricante del equipo en cuanto al cable a usar, para que se produzca un sobreesfuerzo, que deteriore el equipos y acorte su ciclo de vida.

Las empresas deben revisar si se tienen las protecciones requeridas. Siempre debe hacerse con la ayuda de un profesional, que certifique el cumplimiento de la normativa. “La sustitución del cableado puede ser caro, pero puede ser más caro un daño”, advirtió Santamaría.

Extensiones y regletas

Una tarea adicional es revisar si hay conexiones, extensiones y regletas sobrecargadas. Ni las extensiones ni las regletas son recomendables “de ninguna forma”.

Se debe asegurar que se cuenta con la protección de cable a tierra, si la caja de breaker tiene una protección de arco o a tierra y si los enchufes tienen tres conectores (y si los tres se encuentran conectados: los de alimentación y el neutro). Todo esto permite la protección en caso de una sobrecarga.

Iluminación natural

Aproveche la iluminación natural. Si va a construir, considere un diseño que lo facilite y si está analizando sistemas de energía alternativos (como paneles solares) debe estudiar el costo-beneficio.

Aire acondicionado

En el caso del aire acondicionado se debe utilizar equipos de confort para oficinas y de precisión para centros de datos, así como definir normas de regulación de la temperatura según las recomendaciones de los encargados de informática y de salud ocupacional, respectivamente. En las oficinas también se puede analizar aprovechar la ventilación.

Cambio de hábitos

Tanto en la empresa como en los hogares revise los hábitos en el uso de equipos y dispositivos: abrir y cerrar el refrigerador, dejar luces encendidas, tener conectados equipos (computadoras, hornos microondas) que no se están usando.

El uso de iluminación inteligente debe analizarse según el área o la funcionalidad. Por ejemplo, en empresas que acostumbran dejar instalaciones con la luz encendida en horas no laborales por seguridad, se pueden usar sensores de movimiento que encienden la iluminación y generen una alarma en caso de algún incidente.

Teletrabajo

El consumo eléctrico de los hogares aumentó tanto por el uso de equipos para el trabajo remoto y la educación virtual como por el mayor uso de los electrodomésticos debido a la mayor permanencia de las personas en sus hogares.

Santamaría recomendó que una computadora portátil o laptop puede cargarse (normalmente dura una hora) y luego utilizarla sin conexión eléctrica (la batería puede durar hasta siete horas).

“En los hogares, las personas deben desconectar los equipos que no se estén ocupando”, reiteró Esteban Chanto, miembro de la Comisión de Telecomunicaciones del CPIC.

El uso de los electrodomésticos (horno microondas, ollas arroceras, planchas, lavadoras) por periodos cortos y para unos pocos alimentos o pocas prendas también generan más consumo eléctrico.