Gerencia

El error en los precios de transferencia de su negocio que afecta lo que paga en impuestos

Puede ser un monto menor o superior a las referencias de mercado y la contraparte, lo cual genera un deterioro en la base imponible.

Los errores contables y en las declaraciones de impuestos o en otros documentos que debe presentar al Ministerio de Hacienda, y en concreto a la Dirección General de Tributación, puede costarle a su empresa, negocio o actividad profesional.

Tal situación incluye la declaración de precios de transferencia, que recordemos ocurren cuando una empresa o contribuyente utiliza activos o servicios de una actividad de la misma persona propietaria o de una persona socia, quien se encuentra registrado bajo Rentas de Capital Inmobiliario, y recibe una factura por la mensualidad respectiva.

En el caso de los precios de transferencia hay una opción para evitar los errores: el análisis comparativo o benchmarking study. “Un análisis de precios de transferencia brinda un resultado que se refleja en la base imponible”, advirtió Bianka Vargas, especialista en precios de transferencia de GCF Consultores.

El concepto de benchmarking study toma relevancia entre los contribuyentes que, al acercarse el cierre, pueden visualizar que sus resultados de precios de transferencia no cumplen con el principio de plena competencia. ¿Cómo se dan cuenta? Mediante un análisis preliminar. Y para cumplir ese principio deberán realizar ajustes voluntarios, que pueden ser complejos y tediosos.

¿Cómo hacer el análisis?

Es normal que los análisis de precios de transferencia se realicen con períodos fiscales cerrados.

Sin embargo, Vargas no lo recomienda, en especial por la entrada en vigor de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (N° 9635), aplicado a partir del 01 de julio del 2019, pues hay que revisar las declaraciones de meses ya presentados donde se haya visto afectado el ajuste y proceder con rectificativas.

Por ejemplo, eso podría implicar la presentación de formularios de Declaración del Impuesto sobre el Valor Agregado (D-104) y la Declaración Jurada de Retenciones en la Fuente por Remesas al Exterior (D-103), entre otras.

Vargas indica que un “precio” en precios de transferencia no precisamente hace referencia a un monto, sino que también puede verse como un porcentaje representado en una tasa de interés, de ganancia, de asignación. Por simplificación de términos, normalmente se indica la palabra “precio”.

Un precio mal pactado puede ocasionarse por varios motivos: desconocimiento de las referencias del mercado, artículos aplicables en materia del Impuesto Sobre la Renta, y las actualizaciones como parte de interpretaciones de la autoridad fiscal, entre otros casos.

Puede ser un monto menor o superior a las referencias de mercado y la contraparte (quien percibe el gasto), lo cual genera un deterioro en la base imponible.

Para evitar el error se puede recurrir al benchmarking study, con el cual se puede conocer los precios en el mercado y así tomarlos como referencia.

Con esta referencia se pacta una transacción con una o varias partes relacionadas que, al menos por una cantidad de años razonable, tienda a garantizar o aproximarse a los resultados de cumplimiento del principio de plena competencia.

Al tener ese dato, el contribuyente puede tomarlos en cuenta si va a realizar operaciones de gran complejidad.

Contar con una referencia del precio de mercado y las implicaciones inmersas en precios de transferencia, resulta ser una herramienta que facilita la toma de decisiones ya sea de políticas internas, de precios de transferencia o bien, para la determinación de precios referenciados a condiciones de mercado.

Vargas advierte que el benchmarking study no sustituye el informe local, o estudio de precios de transferencia, pues carece del formato y contenido, ya que son realizados generalmente para analizar y comparar procesos, productos, servicios y fungen como punto de referencia para la toma de decisiones y para determinar los precio.

Agregó que el tiempo de actualización de cada uno de estos estudios va a depender mucho del tipo de operación, la volatilidad en el mercado y otros aspectos que un buen análisis de un benchmarking study puede arrojar que son importantes para definir un precio.

“Un benchmarking study es un complemento al estudio de precios de transferencia o informe local”, dijo Vargas.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".