Por: Carlos Cordero Pérez.   22 julio
El móvil facilita que las personas encuentren, revisen, compartan información de productos y servicios y compren de inmediato. (Foto archivo)
El móvil facilita que las personas encuentren, revisen, compartan información de productos y servicios y compren de inmediato. (Foto archivo)

El comercio electrónico las empresas incrementaron sus transacciones realizadas a través de plataformas digitales, para sobreponerse a las restricciones de distanciamiento social por la pandemia del COVID-19.. 

Se prevé que esta situación perdure por muchos meses más y que será difícil para los comercios regresar a lo que éramos antes de marzo pasado. 

Es por esto que mientras más rápido las empresas se adapten a la “nueva normalidad”, aumenten su presencia digital y transformen sus ventas físicas a digitales, podrán enfrentarse a esta nueva realidad. 

Pero existen cinco claves para que el comercio electrónico tenga éxito.

1. La plataforma

Uno de los principales factores que limita que más comercios usen plataformas de comercio electrónico es la idea de que las plataformas para tiendas en línea son caras o que se necesita desarrollo de meses o años y mucha inversión. 

“Esta creencia no es cierta, ya que existe una gran variedad de plataformas sencillas de utilizar y con un bajo costo”, explicó Maikol Zumbado, director de tecnología de Prodigious, una firma global de mercadeo digital que tienen oficinas en Belén.

Actualmente, las plataformas que lideran a nivel global el comercio electrónico para comercios, son Wordpress, Shopify y Wix. 

Localmente también hay una amplia variedad de servicios: Nidux, Fygaro, Tilo, Oliba, Kolau, Portaliacr.com, Seempy, Las Pérez y Nemvo, entre otras. Las hay para tener una tienda en línea o para participar en un centro comercial tipo marketplace.

No son excluyentes.

Las plataformas permiten un manejo de contenido de manera sencilla y facilitan desarrollar una tienda en línea con información sobre la empresa, incluir diversos métodos de pago e incluso conectarse a los sistemas de mensajería para la entrega de pedidos.

La inversión para contar con una plataforma de comercio electrónico inicia aproximadamente en los $25, un costo sumamente bajo y que implica un gasto menor que publicitarse en línea. 

No se requiere de mucho esfuerzo para iniciar y cualquier persona puede aprender a utilizar estas herramientas por medio de tutoriales y videos sencillos. 

Existen también plataformas donde el comerciante solo paga una comisión por cada compra realizada, por lo que se minimiza el riesgo para los negocios.

Utilice plataformas que cuenten con sistemas para que la persona que compra pueda pagar en línea, como pasarelas o botones de pago. (Foto archivo)
Utilice plataformas que cuenten con sistemas para que la persona que compra pueda pagar en línea, como pasarelas o botones de pago. (Foto archivo)
2. Redes sociales

Otra de las opciones sencillas por las que los comercios pueden optar son los llamados “marketplaces” que ofrecen las redes sociales como Facebook.

Instagram también viene convirtiéndose en una plataforma de ventas muy efectiva y para muchas empresas pequeñas WhatsApp es una herramienta de contacto imprescindible para recibir pedidos.

Una empresa hoy puede tener su tienda en línea y está obligada a ir más allá de una simple presencia en este tipo de redes sociales, ya que los usuarios navegan principalmente en redes sociales y puede realizar la compra sin salirse de la red.

Casi la mitad de los usuarios buscan información sobre los productos o servicios a través de las redes sociales. Las reseñas que ven en estas redes representan el 30% de la decisión de compra, dice Prodigious.

3. El móvil

El celular es el principal medio de compra para los usuarios. 

El 94% de las compras realizadas a través de plataformas electrónicas se efectúan por medio de dispositivos móviles.

Los usuarios constantemente ingresan a redes sociales y revisan otras informaciones a través de su móviles, por lo que son claves la presencia en estas plataformas y tener una tienda en línea que se adapte a la pantalla del celular.

Lo mismo aplica para las empresas para la gestión y control de las ventas desde el celular.

4. Descripciones y fotos claras

Es diferente tener un producto en las manos a verlo en línea, por lo que es necesario que las fotos sean adecuadas y lo más detalladas posible.

Las descripciones también deben ser acertadas e incluir datos como dimensiones y precios, ya que esto es lo que más es valorado por los usuarios.

5. Ofrecer confianza

Aún hay muchas personas que se rehúsan a utilizar estas herramientas, porque no se sienten seguras y no sienten la confianza para dar datos de tarjetas. 

Es por esto que se debe asegurar que la configuración de pago sea a través de una plataforma confiable y que no presente problemas cuando muchos usuarios se conectan a la vez.

La confianza también se construye cumpliendo los plazos de los pedidos, que el producto enviado sea el comprado y respondiendo de inmediato dudas y a las devoluciones.